StarMoon Foro


Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Comparte
avatar
peluches0901
Sailor Moon
Sailor Moon

Fecha de inscripción : 06/05/2011
Femenino
Edad : 38

Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por peluches0901 el Jue 03 Nov 2011, 8:07 am

Hola amigas! , ando con mucha inspiracion ultimamente, asique he decidido crear otro fic, este fic esta inspirado en un songfic que he hecho, digamos que es la version extendida del songfic Romeo y Julieta.

Obviamente como ya lo saben es un Serena & Seiya, aclaro que es un universo alterno, por ende no habra villanos (mas que la vida misma), ni transformaciones (mas que el paso del tiempo), espero que mi nueva idea les guste, aca les dejo un pequeño prologo, para que me hagan saber si es de su agrado.
Besos a tods y mil gracias por tomarse el tiempo de leer esta nueva historia.




Prologo



Llega cierto momento en la vida de uno que siempre se presenta una decisión difícil a tomar, a veces guiados por el costumbrismo, la soledad y hasta por la sociedad misma, uno cae preso de las redes de lo que llamamos "errores".

En ocasiones estos errores son para bien, y marcan un camino distinto al que planeábamos, pero y que pasa si por mas maravilloso que sea ese camino nos seguimos aferrando a nuestro plan inicial, que hay de malo en desear volver el tiempo atrás y tomar otras decisiones.

Este fic trata de eso, de cómo quisiéramos a veces que realmente existiera el famoso D'elorean de volver al futuro para transportarnos a aquel instante en que una simple acción o unas simples palabras cambian nuestras vidas.

Esta es una historia real en donde hay dos personas, un amor, los errores, el tiempo, mas errores, mas tiempo, la añoranza de unos brazos, el deseo del reencuentro, los besos olvidados, las palabras no dichas a tiempo, los corazones rotos, mas tiempo y mas amor…. de esa forma nace MI OBSESION
avatar
peluches0901
Sailor Moon
Sailor Moon

Fecha de inscripción : 06/05/2011
Femenino
Edad : 38

Re: Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por peluches0901 el Jue 03 Nov 2011, 8:18 am

CAPITULO Nº 1 "Encantado de conocerte"


POV SERENA


¿Qué como me llamo? Esa es fácil, Serena Tsukino, tengo 20 años, trabajo como ayudante en un consultorio aquí en Osaka, al terminar la preparatoria no tenia decidido que estudiar, y en estos momentos tampoco tengo la bendita idea, solo disfruto y ando por la vida, cada tanto cambio de trabajo, me aburro fácilmente y nada me completa, es por eso que he decidió dejar que el destino me indique que iré a estudiar, porque se que nunca es tarde para hacerlo. Mientras aquí estoy.

Es el 4 de diciembre del año 1999 y en estos momentos me estoy preparando para salir a bailar como cada noche junto a mi amiga Molly, ella es una amiga especial, hicimos la prepa juntas y aun mantenemos ese lazo, cada sábado salimos a bailar y allí nos encontramos siempre a mi gran amigo Haruka, gracias a él nos conocen en el ambiente, y siempre tenemos entradas gratis como así también los tragos, es genial.

Ya son las once de la noche y el timbre de casa suena.

- Serena, llego Molly – escucho a mi madre que me avisa

- Sube Molly – grito desde mi recamara, mientras aun sigo buscando que ponerme.

- Hay Sere, de nuevo no estas lista – me reprocha mi amiga, me volteo y la veo recargada sobre la puerta su pelo rojo ya largo a través de los años ondulados haciendo una copia exacta de las olas del mar con la brisa matutina, sus ojos verdes ahora con un marcado ceño fruncido, llevaba puesto una remera con finos breteles en color verde agua, y una pollera con pequeñas tablitas acorde a la remera. Unos delicados zapatos de satén verde en combinación. Siempre perfecta.

- Lo siento Molly es que no me decido, mira si hoy va y….- pero ella no me dejo continuar

- serena eres mi amiga, y por eso te hablo con la verdad, hace tres meses ya que lo vemos cada sábado y jamás te has atrevido hablarle – termino su reproche entrando al dormitorio y sentándose en mi cama, haciendo lugar entre toda la ropa tirada – no quiero ser la mala en esta historia, pero realmente crees que hoy será distinto – me preguntaba mientras doblaba las ropas esparcidas.

- Se que si amiga, hoy me voy animar, aunque sea a preguntarle su nombre – termine diciéndole mientras observaba mi reflejo, el…. Mi Príncipe…. Mi obsesión, como solía decirle, ese joven de cabellos negros como la noche y ojos azules como el mas bello de los zafiros, él …. Por quien cada sábado iba al mismo lugar, me sentaba en la misma barra, observándolo, esperando y deseando que algún día se fije en mi.

- ¿Estas lista? – me pregunta Molly sacándome de mis pensamientos.

- Si, vamos – le digo mientras le sofrío y tomo la chaqueta de corderoy color bordo, el taxi tocaba por 2º vez el claxon y nosotras nos despedimos rápidamente de mis padres y salimos hacia Starlight.

Llegamos temprano, mas que de costumbre, por suerte no había nadie haciendo cola aun, así que nos dirigimos directamente hacia el área VIP, sabiendo que Haruka iría primero para allí.

Me senté en la barra, cruzando delicadamente mis piernas, la pollera que había elegido para esta noche era tan ajustada y corta que apenas podía realizar movimientos.

- Buenas noches Serena – Me saludo con una gran sonrisa Jedite, el barman mas lindo que había visto pero siempre tan serio y hasta amargado podría decir - ¿lo de Siempre? – me pregunto mientras me mostraba unas fresas.

- Solo tu me conoces le dije – asintiendo. Y en un instante tenia ante mi, Daiquiri de Fresas, Molly por su parte ya estaba apoyada en el barandal, observando quienes iban entrando al lugar, sabia que lo esperaba, todavía no entendía como alguien tan linda como ella podía estar con él. Me levante y me acerque apoyando mi espalda al barandal. – No me dijiste que él iba a venir también, sino no me hubiera molestado en venir – le dije haciéndome la ofendida y mirando hacia el lado contrario a donde estaba ella

- disculpa amiga, sucede que la verdad no tengo ganas de estar toda la noche sentada en una barra echando raíces como tu
– me contesta sacándome la lengua en forma burlona. Tenía razón, no era justo, así que al deje ahí a la espera de su galante príncipe, si a eso puede llamársele así .

Me encamine nuevamente hacia la barra, sola, revolviendo los trozos de hielo de mi trago, observando como el lugar se iba llenando cada vez mas, los minutos iban pasando, las horas iban pasando, tres quince de la madrugada, jamás había venido tan tarde, quizás hoy no vendría. Por supuesto ya iba por mi 4 trago de la noche pero no me importaba.

Ya estaba resignada que tendría que esperar otra semana cuando de pronto veo a Andrew, iba a levantar la mano para saludarlo pero reaccione mucho mas abrupta cuando vi en compañía de quien se encontraba.

Entonces lo tome del brazo y lo jale hacia mi - ¿Andrew como has estado? – le pregunte con una radiante sonrisa, sabia que obraba mal, sabia perfectamente lo que el sentía por mi, me sentí una basura al hacer aquello pero no me quedaba otra opción, este era mi pasaje y no lo desaprovecharía

-Hola Serena, bien ¿y tu?- me pregunto cortésmente.

-Ya sabes como siempre, divirtiéndome un rato – le dije mientras arreglaba la arrugada de saco que le había producido. – Y a que se debe que estés con este traje – le dije guiñándole el ojo.

-Es que era la fiesta de graduación de mi hermana de allí venimos – venimos, de la palabra venir en plural, eso quiere decir que efectivamente están juntos.

-ahhh, mira tu, así que Una termino la prepa, que bueno…..emmm….. Andrew Sabes tengo que pedirte un favor – le dije aplicando el juego de pestañas, sabia volvía loco a cualquiera – me presentas a tu amigo – al momento de hacerle esa pregunta me sentí como el demonio, su sonrisa se convirtió en una leve línea en su rostro y desvió su mirada de la mía.

-Por supuesto – me dijo cortésmente y se dirigió a buscar a su amigo, por dios era todo un adonis, tenia un traje negro simple, pero para nada común, una camisa de seda y una corbata negra, sus ojos brillaban aun mas con la intensa luz negra que nos iluminaba en aquella barra. A medida que se iban acercando, lo vi mirarme detenidamente, de abajo hacia arriba, del mismo modo que yo lo estaba haciendo, como queriendo sin saber inmortalizar aquella imagen en nuestras mentes.

Serena Tsukino, él es mi amigo Seiya Kou- Seiya que nombre mas perfecto, único. Ahora mi adonis, mi Príncipe mi obsesión ya tenia un nombre SEIYA…

- Encantando –
me dice con una gran sonrisa en su rostro y se reverencia ante mi tomando mi mano y depositando un beso en ella, sus labios eran suaves y de pronto como una descarga eléctrica mi cuerpo se sacudió, algo dentro de mi pude sentir que cambio, y se que él también lo sintió




POV SEIYA


Mi nombre es Seiya Kou, tengo 21 años, soy dueño de una pequeña pero importante en Osaka, en realidad el negocio mucho no me interesa, pero es algo que vine ya de la familia y al ser hijo único debo hacerme cargo de los negocios familiares. Mi único escape al mundo verdadero es Starlight, ir cada sábado es para mi la conexión con el mundo, ya que los dias de semana se me complica por el trabajo, pero mi amigo Andrew hace que cada sábado vayamos, y la pasamos bien. Aunque yo se que me hace ir porque anda detrás de una chica, nunca me dijo quien era ni como se llamaba, pero es un gran amigo, y siempre puedo contar con el, así que porque no ir.

Pero hoy era un día especial, Unazuki su hermana tenia su fiesta de graduación, y me ha invitado, por eso elegí este traje negro, con la camisa de seda blanca y corbata negra, parecía un Men in Black en serio, solo me faltaban los lentes, pero no, hoy la estrella es Unazuki.

Termine de vestirme, me puse un poco de loción y salí como un rayo, para variar llegaría tarde. Me subí al auto, por cierto manejo un Volkswagen Gol modelo 98 rojo como el fuego, con los vidrios completamente negros, me gusta la intimidad.

Acelere lo mas que pude, menos mas que estoy en una ciudad chica y nada queda muy lejos, llegue al hotel donde se haría el evento, por suerte todavía no habían hecho la aparición los egresados.

- Casi, no llegas – me decía entre risas Andrew mientras golpeaba mi espalda.

- Lo se, lo se, pero ya me conoces una belleza como yo necesita de su tiempo para lucirse – las carcajadas continuaron. – Oye, ¿nos quedaremos hasta el final? – quise saber si en realidad iríamos a la disco, pero con el no tengo que decir todo realmente me conoce.

- Por supuesto, necesito mi dosis semanal – contesto con una sonrisa picara, entonces si, el iría a ver a la mujer de sus sueños y yo a seguir buscando la mía.

La cena fue agradable y Unazuki estaba hermosa debo admitirlo, pero no debo verla como mujer, es la hermana de mi mejor amigo.

Cuando había comenzado todo el tema del baile ya eran las 3 de la madrugada, y como por arte de magia Andrew y yo nos desaparecimos.

Llegamos y el lugar se encontraba lleno de gente, la cola era largísima, conocía al gorila de la puerta, le hice señas y entramos enseguida. Andrew comenzó a recorrer el lugar en busca de su objetivo, yo le seguía y de pronto veo que mi amigo es detenido, alguien lo tira del brazo y lo acerca a la barra

- Andrew ¿como has estado? – escucho una voz melodiosa, como si por un momento para que ella hablara el lugar se hubiera silenciado, era una voz angelical, no detuve mi paso, avance uno, dos tres pasos mas y voltee, era hermosa, con unos celestes tan puros como el mismo cielo en un día perfecto, sus mejillas estaban de un tinte carmín y sus labios de un rosa locamente atractivos, llevaba un peinado extraño, su cabello era de un rubio tan brilloso, que podía dejar ciego a cualquiera, tenia puesta una pollera que apenas terminaba de cubrirle sus partes de color negra y encima de todo un pequeño tajo en su pierna derecha, una remerita que no sabría diferenciar si es gris o negra pero si tiene muchos destellos, toda ella brilla, y su espalda totalmente desnuda, adornada simplemente por unos cordeles, que supongo atan esa remera, como quisiera de a uno ir desatándolos, entonces mi amigo se da vuelta, en sus ojos veo tristeza, algo le pasaba, de pronto se encuentra con mi mirada y me sonríe.

- Ven quiero presentarte a alguien – me jala del saco y me acerca aquella rubia despampanante, sentada recargando sus brazos sobre la barra, me sofríe, y yo quedo estúpidamente hipnotizado con su sonrisa – Serena Tsukino, él es mi amigo Seiya Kou- Serena, es como Selene la diosa de la luna….. si esa es la descripción perfecta para ella…. Eso es ella, una diosa.

- Encantado – le digo haciendo una reverencia y tomando su suave y delicada mano, donde deposito un beso. En ese preciso momento, una descarga eléctrica me recorre todo el cuerpo, busco sus ojos, y allí lo descubro, se que ella lo sintió también.

-Encantada yo – me dijo con una picara sonrisa.

- Bueno Serena lo siento, pero debemos irnos, nos vemos – dijo en forma abrupta mi rubio amigo, jalando de mi, y alejándome de aquella hermosa diosa.

- Pero que te sucede te has vuelto loco – le pregunto sacudiéndome su mano de encima

- No, es que, quiero buscarla – me dijo bajando la vista, algo no iba bien, lo conozco.

- Puedes decirme la verdad realmente que es lo que te sucede – me quede observándolo, pero no me respondió, desapareció entre la multitud. Cuando se le pase se que volverá, mientras tanto yo no debía perder mi oportunidad, camine nuevamente sobre mis pasos hasta la barra, buscándola. Allí estaba de espaldas, y pude observar cada curva de su cuerpo, como jugaba con su pelo y sonreía al idiota que estaba a su lado, lo odiaba porque estaba coqueteando con ella de seguro, no me gusta parecer un acosador decidí seguir de largo.

Quise pasar desapercibido pero un imbecil volcó su trago en mi traje, intente sacudir la bebida y una delicada mano apareció con un pañuelo, reconocí inmediatamente a quien le pertenecía, levante la mirada y allí la tenía frente a mí con una gran y calida sonrisa. Tome el pañuelo y trate de secar lo más que pude, no había razón de seguir perdiendo el tiempo, mañana la enviaría a la tintorería.

-Gracias –
le dije devolviéndole ahora lo que parecía un trapo todo sucio, ella lo miro frunció el ceño y poso su mano sobre la mía devolviéndomelo nuevamente.

-Puedes quedártelo, ya no sirve – me contesto cortésmente –¿ me permitirías invitarte un trago? – cuando me pregunto aquello no podía creerlo, una joven decidida aparte de hermosa, eso me gusto, pero me hacia sentir fuera de lugar.

-¿Y que tal si soy yo el que te invita uno? – le dije utilizando un tono suave y seductor, ella se sonrojo y negó con la cabeza .

-Vamos estamos entrando al siglo XXI permíteme invitarte – volvió a insistir, haciendo señas que me sentara, el joven con quien ella se encontraba hablando anteriormente se corrió y dejo libre el asiento de lado. Acepte gustosamente. – Tomas Fernet con coca ¿cierto? – me dijo mientras le hacia señas al barman.

-Me has estado observando o tan predecible soy – le pregunte en forma coqueta.

-Un poco de ambas –
me dijo a la vez que me guiñaba un ojo, el barman trajo rápidamente mi trago y un Daiquiri de Fresas para ella.

-Cuéntame algo de ti, porque al parecer sabes mucho de mi – le dije mientras tomaba el primer sorbo, ella sonrió.

-En realidad no se nada de ti, solo que acostumbras a tomar….-

-Sino hace rato que no te la hubieras sacado de encima
– dijo a modo de chiste el rubio que se encontraba a mi lado, no me gusto su comentario y voltee a verlo con cara de pocos amigos, pero la risa de mi diosa me hizo relajar y voltee a verla.

-Seiya Kou, te presento a Haruka Tenou mi mejor amigo – me hizo señas señalándolo a ese, ya me caía mal.

-Un gusto – le dije estirando la mando para saludarlo, el dudo un instante y respondió el gesto me apretó tan fuerte la mano y tiro un poco de mi.

-Te advierto algo, Gatita es como mi pequeña hermana, si la llegas a lastimar, te las veras conmigo – me dijo con una sonrisa maliciosa en su rostro y luego se alejo, camino por detrás mío y se acerco a ella – te veo después gatita – se despidió dándole un beso en la mejilla

-Adiós Haru y gracias – una vez que el rubio se mezclo entre la gente, ella volteo a verme nuevamente – no le prestes atención siempre ha sido sobre protector conmigo.

-Ah….ya veo, y siempre amenaza de muerte a tus conquistas – sin darme cuenta me había puesto en evidencia.

-No, la verdad que nunca lo ha hecho, pero….. – se quedo pensando, me recorrió con la mirada y cuando sus celestes se encontraron con los míos me sonrió – tu no eres una conquista – luego volteo dándome la espalda y continuo con su trago. Toda ella era perfecta, delicada, simpática, atenta, decidida, que mas me mostraría. En la disco comenzó el momento de las baladas, y sentí esta como mi oportunidad, me bebí de un sorbo lo que quedo de mi trago, me puse de pie colocándome a su lado y extendiendo mi mano.

-¿Quieres Bailar?- ella sonrió tomo de un sorbo lo que quedaba del daiquiri y se puso en pie, se ve que no era su primer trago puesto que se tambaleo un poco al pararse, pero no dejaba de ser perfecta.

La música comenzó, era un excelente tema, para tener como primera canción,



to really love a woman / para amar realmente a una mujer

to understand her, you gotta know her deep inside / Para entenderla, tu debes conocer su profundo interior.

la ayude a subir los dos escalones que nos separaba de la pista central, y en medio de ella la hice girar una vez lentamente coloque mi mano izquierda en su cintura dejando la otra libre. ella coloco ambas manos en mis hombros y dejo caer también su rostro en mi pecho, el corazón comenzó acelerarse frenéticamente queriendo salir, queriendo grita algo, que no sabia que podía ser.

hear every thought, see every dream / oir cada pensamiento, contemplar cada sueño

and give her wings when she wants to fly / y darle alas cuando ella quiera volar
then when you find yourself lying helpless, in her arms / Luego cuando te encuentres refugiado inevitablemente, en sus brazos

you know you really love a woman / sabrás que realmente amas a una mujer

Podia sentir su agitado respirar, y su acelerado corazon, juntos cincidiamos en el galope cual cuadrilla de caballos cabalgando a la par. Asi eran nuestros desbocados corazones, juntos danzando.

when you love a woman, you tell her that she´s really wanted /
cuando amas a una mujer, le dices que la necesitas realmente
when you love a woman, you tell her that she´s the one / cuando amas a una mujer, le dices que ella es la elegida
cuz she needs somebody, to tell her that it´s gonna last forever / porque ella necesita alguien, que le diga que esto durará por siempre
so tell me have you ever really, really really ever loved a woman? / entonces dime ¿alguna vez has amado realmente a una mujer?

Solo hasta hoy nunca le había prestado atención a la letra de este tema, porque no lo se, pero ahora al escuchar es verdad, creo que nunca había amado a una mujer, siempre tuve conquistas mas no amor, pero….que esto que ella despierta en mi

to really love a woman / para amar realmente a una mujer
let her hold you, till you know how she needs to be touched / deja que ella te sostenga, hasta que sepas como ella necesita ser tocada
you´ve gotta breathe her, really taste her / tienes que "respirarla", saborearla realmente
till you can feel her, in your blood / hasta que la sientas, en tu sangre
when you can see your unborn children, in her eyes / cuando puedas ver el hijo que viene, en sus ojos
you know you really love a woman / sabrás que realmente amas a una mujer

Instintivamente la alejo de mi pecho para poder ver sus celestes, y como poseido por aquella cancion, acaricio su delicado rostro, sus ojos brillan intensamente, sus labios se tuercen en una leve y picara sonrisa

when you love a woman, you tell her that she´s really wanted / cuando amas a una mujer, le dices que la necesitas realmente
when you love a woman, you tell her that she´s the one / cuando amas a una mujer, le dices que ella es la elegida
cuz she needs somebody, to tell her that you´ll always be together / porque ella necesita que le digan que ustedes siempre van a estar juntos
so tell me have you ever really, really really ever loved a woman? / entonces dime ¿alguna vez has amado realmente a una mujer?

Si queria decirle que siempre estaría a su lado, que nunca le faltaría, quería decirle que ella era la elegida, ahi en ese momento, a escasos minutos de conocernos quería decirle que era mi mundo.

you got to give her some faith, hold her tight / tienes que tenerle algo de fé, retenerla fuertemente
a little tenderness, you gotta treat her right / un poco de ternura, tienes que tratarla bien
she will be there for you, taking good care of you / ella estará ahí por ti, cuidando muy bien de tí
you really gotta love your woman, yeah... / realmente tienes que amar a tu mujer, si...

Entonces como si alguna fuerza superior fuera la culpable poco a poco comenzamos acortar el espacio que nos separaba, poco a poco mis labios fueron rozando los suyos y así sentí su delicioso sabor, nuestras lenguas comenzaron una danza totalmente distinta a la que nuestros cuerpos marcaban

and when you find yourself lying helpless, in her arms / y cuando te encuentres refugiado inevitablemente, en sus brazos
you know you really love a woman / sabrás que realmente amas a una mujer

Y con mi mano libre la tome de la nuca, aumentando la pasión y la intensidad de ese hermoso beso, ella cerró aun mas sus brazos aprisionándome y acercando mas, nuestros cuerpos estaban tan pegados el uno al otro, que sabia ella podría sentir todo lo que me estaba pasando

when you love a woman, you tell her that she´s really wanted / cuando amas a una mujer, le dices que la necesitas realmente
when you love a woman, you tell her that she´s the one / cuando amas a una mujer, le dices que ella es la elegida
cuz she needs somebody, to tell her that it´s gonna last forever / porque ella necesita alguien, que le diga que esto durará por siempre
so tell me have you ever really, really really ever loved a woman? / entonces dime ¿alguna vez has amado realmente a una mujer?





POV SERENA


Tan calidos y dulces labios parecían salidos de la novela romántica mas Linda de todos los tiempos.

Como podría estar pasando aquello, quizás, solo quizás porque lo he anhelado hace ya tanto tiempo, aun no puedo creer como nuestras lenguas danzan con tanto desenfrenamiento.

Los pulmones me piden a gritos un poco de aire pero no puedo, no puedo separarme de esos labios, no puedo dejar de sentirlo mío. Es como si todo el universo me estuviera diciendo que es realmente él el hombre de mi vida, que es el por quien siempre he esperado.

Just tell me have you ever really, really really ever loved a woman? / solo dime, ¿alguna vez has amado realmente, pero realmente a una mujer?
Just tell me have you ever really, really ever loved a woman? / solo dime, ¿alguna vez has amado realmente, pero realmente a una mujer?

La canción llega a su fin, pero nuestros labios apenas si se separan, ambos quedamos con nuestras frentes unidas dándonos pequeños besos intentando recuperar el aliento y otro tema comienza, pero nosotros nunca dejamos de estar en movimiento, siempre al ritmo de nuestros corazones. De pronto el se endereza mirando hacia un punto, y vuelve la mirada a mi.

-Lo siento, debo irme – me dice depositando un dulce beso en mis labios, de inmediato supe que mi rostro era una mala carta en contra mía – te veo después mi dulce bombón – me dijo a la vez que me daba un beso suave y corto. No pude decirle nada, había quedado parada en medio de la pista, sola, totalmente hipnotizada por sus besos.

-Hey Serena, ¿te encuentras bien? – mi amiga pasa su mano frente a mis ojos, quitándome del trance en que había quedado, la miro y ella sonríe ampliamente – Lo vi todo, te felicito – me dice alegre y nos abrazamos a la vez que damos saltitos de emoción.- Bueno y… - la observo sin comprender a que se refiere – cuéntame cuando se verán de nuevo – caí en la cuenta, no habíamos arreglado nada, solo sabia su nombre, no sabia donde vivía, ni su teléfono, nada de nada, mi amiga comenzó a notar el pánico en mi ojos – Por dios Serena dime que han quedado en algo.

-La verdad Molly…. – baje la mirada – no le pregunte nada, solo se que se llama Seiya Kou, pero ahora que me doy cuenta no me dio su telefono ni me pidió el mío, tampoco se donde vive – mis ojos comenzaron a cristalizarse – ni cuando nos veremos nuevamente.

-No puedo creerlo amiga – me consuela mientras me saca de la pista – será posible que seas tan despistada.

-Es que no lo entiendes, cuando lo tengo frente a mi, todo desaparece, todo de mi mente desaparece, preocupaciones, angustias, personas, él es lo único que existe – le dije mientras tomaba ambas manos junto a las mías

-Ni que fuera alguien importante – la vos de Haruka me hizo estremecer, voltee a verlo con disgusto y le peque una palmada en el brazo – Oye gatita y eso por que – me pregunto frotándose donde le había pegado.

-Por asustarlo de ese modo, ¿por qué lo has amenazado? – le exigí saber poniendo mis brazos en jarra demostrando mi enojo.

-Porque es la verdad, no me gusta nada ese muchacho, y tampoco mentí en que se las vería conmigo si te hace sufrir.

-Puedes estar tranquilo Haru, se que él jamás lo haría
– Le dije tomándolo del brazo para dirigirnos a la salida, había sido una grandiosa noche, era momento de volver a casa


Bueno gente espero ansiosa sus comentarios, a ver que les parece la historia, les interesa? Quieren mas? Criticas, halagos y tomatazos bien recibido! besosss
avatar
peluches0901
Sailor Moon
Sailor Moon

Fecha de inscripción : 06/05/2011
Femenino
Edad : 38

Re: Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por peluches0901 el Jue 03 Nov 2011, 8:32 am

BUENO AHORA SI MIS CHIQUIS UNA ACTUALIZACION NUEVA.......

LAS DEJARA VOLANDO.....
ESPERO QUE LO DISFRUTEN!!!!




Capitulo Nº 2 "Mi Vecino"




POV SERENA



Ya es miércoles 8 de diciembre, y aun me dura el deslumbramiento que Seiya causo en mi, sigo sin poder creerme que terrible adonis se haya fijado en mi. Son las 12:15 del mediodía, solo quince minutos mas y podré salir almorzar, adoro esta hora del trabajo, dos hermosas horas para disfrutar de algo calentito que comer, lo único malo es que esta nevando demasiado.

Doce treinta, puntualmente Molly vino a buscarme.

-Hay amiga, aun no se como haré para encontrarlo, y si el sábado no me registra y si se olvido de mi – le pregunte mientras la tomaba del brazo, buscando calor, dado que hacia demasiado frío para mi gusto.

-Serena ya calmate, lo mas probable es que el sábado se vean, sabes que el nunca a dejado de ir – sus palabras honestamente no me reconfortaban, la ansiedad me llegaba hasta los huesos, mi estomago nerviosamente no dejaba de darme de a sacudones.

Llegamos e hicimos nuestra orden, hablamos de cosas sin importancia y sobre su novio por supuesto, que me regalo esto, que me dijo aquello, se que mi amiga es feliz junto él pero no me cae ni un poco. Para rematar el momento lo veo cruzar la puerta del resto – Maldición – susurre por lo bajo mirando hacia la ventana haciendo como que no lo había visto.

-Buenas tardes, hermosas damas
– saludo el muy patán.

-Netflite cariño, pudiste venir – saludaba efusivamente Molly colgándose de su cuello, el deposito un corto beso en los labios de mi pelirroja amiga y se acerco para saludarme, puse mi mejilla llena de comida para recibir el saludo.

-No vas a conseguir ningún novio si comes de esa forma en publico – me dijo el descarado mientras corría una de las sillas y se unía a nuestra mesa. Yo lo observe y le di mi mejor sonrisa falsa, el sabia perfectamente porque era que tanto me molestaba, continué comiendo, mientras los tortolos a mi lado no paraban de besuquearse, me revolvía el estomago.

-Bueno Molly he de irme,.

-Pero Serena aun te quedan cuarenta minutos –
me controlaba mientras observaba su reloj.

-Si lo se pero es que olvide que tenia que pasar por el banco a retirar algo de dinero

-¿quieres que te acompañemos?- lo ultimo que necesitaba era tener a estos melosos cerca mío, para quedar como siempre, la tercera en discordia, la solitaria, la solterona.

-No gracias amiga – le dije con una sonrisa sincera en mi rostro, me despedí de ambos, deje la parte que me correspondía pagar y me fui.

Camine un par de cuadras, la zona bancaria no estaba muy lejos de donde almorzábamos, deslice la tarjeta por la puerta y entre, retire el dinero para lo que restaba de la semana, para comprarme algo que ponerme para este fin de semana y por supuesto para la salida del sábado.

Salí y la puerta cerro de sopetón detrás de mi, el golpe me hizo levantar la vista, era como si alguien me estuviera diciendo "mira….mira", y allí veo un Volkswagen Gol modelo 98 rojo fuego y vidrios polarizados, baje la vista de nuevo, estoy por doblar la esquina y la llave de la oficina se me cae, en dirección a donde estaba aquel vehículo, eran realmente señales de que debía observar ese vehículo o solo una estupida imaginación de mi retorcida mente, levante la llave, continué viendo el vehículo. Doy media vuelta y escucho mi nombre "Serena", alguien me llamaba miro hacia todos lados y detrás mío estacionado veo a mi querido Haruka.

-¿te llevo gatita? – me pregunta haciéndose el galán, con el frío que estaba haciendo agradecí al habérmelo encontrado.

-¿por qué será que siempre te encuentro cuando mas te necesito? – le dije con una alegre sonrisa.

-será que somos almas gemelas hermanita
– me dice el chistosamente y abre la puerta, subo el auto el da la vuelta y se sube.- ¿vuelves al trabajo?

Si lamentablemente si – enciende el auto y cuando arranca algo me hace voltear la cabeza, y allí lo veo, subiendo al Volkswagen – ES EL ¡! ES EL!- comencé a gritar, cosa que hizo a Haru detenerse del susto que le hice pegar.

-Serena ¿estas bien? ¿qué te sucede?

-Por dios Haru pon reversa Seiya va en aquel coche – señale en la dirección al vehículo, mi amigo estaba por hacerlo, pero justo dio el semáforo en verde y todos los autos venían hacia nosotros. – Dios no puedo creerlo, era el…..en ese auto-

-Gatita, no puedes ponerte así cada vez que lo veas, lo terminaras espantando, y nada de seguirlo, eso te hace quedar como una desesperada – me reprendía mientras iba conduciendo rumbo a la oficina. Baje la mirada y deje que todos los nervios me invadieran, lo vi…si lo pude ver, con eso me conformaba, con verlo. - ¿me estas escuchando?- me pregunto de manera seria, siempre pasaba lo mismo, me gustaba un chico, Haru no hacia mas que darme concejos para caerles bien y que no me tomen por fácil, pero si el quisiera tomarme de esa forma para nada me importaría. Mi mentecita comenzó a reírse de todas las cosas que podría llegar hacer por mi Seiya….una picara sonrisa me delato - ¿gatita?-

-Si, si te oi ya lo se Haru, pero es que él, es distinto, me pasan cosas muy fuertes – intente explicarme.

-Serena siempre dices lo mismo – dijo rodando sus ojos.

Llegamos a la oficina y me despedí de él, el resto del día se me hizo mas largo todavía.

Al llegar a casa le telefonee a Molly explicándole lo que había sucedido, quedamos que nos juntaríamos al día siguiente en la hora de almuerzo. Así paso el jueves y también el viernes, en ambas ocasiones fuimos adrede al banco para ver podía encontrarme con el pero no había sucedido, no podía contar con tanta suerte. Al momento de despedirnos quedamos en vernos en casa mañana para arreglarnos y salir a la disco como cada sábado.

Me había levantado muy temprano, ayude con los quehaceres domésticos y pronto ya era el mediodía, almorzamos muy tranquilos, a las cuatro de la tarde me encontraba durmiendo mi siesta, para poder estar toda la noche despierta; cuando de pronto el azoteo fuerte de una puerta me despertó, me senté rápidamente en la cama del susto y veo a Molly intentando recuperar el aire, salte de la cama y fui auxiliarla, estaba toda roja.

-Molly que te ha pasado que te sucedió – le dije mientras tomaba un vaso de agua de encima del escritorio y se lo daba para que se recupere, levanto la vista animadamente y me tomo de las manos.

-No me lo vas a creer, tienes que vestirte urgente vamos – me dijo soltando de mi mano, comenzó a revolver mi ropero hasta encontrar unos jean y una remera, me los lanzo a la cabeza – Serena no perdamos tiempo apresúrate – comencé a vestirme, pero al intentar hacerlo rápido se me complicaba pasar las piernas por el jean.

-Por dios Molly, tranquilízate un poco y dime que sucede –
ella aun estaba agitada, se sentó para recomponerse mientras yo seguía vistiéndome.

-Seiya….aquí….a la vuelta de la esquina – de pronto mi corazón se detuvo y quede observándola, no podía ser…. – APRESURATE!- me grito una vez mas, gracias a eso pude concentrarme y la rapidez con la que termine de vestirme fue casi inhumana. Ate mi pelo con un rodete rápido, ya que estaba sin cepillar y salimos disparadas como balas, ella delante, guiándome.

Llegamos a la esquina de mi casa y cruzamos la calle, doblamos hacia la izquierda y a solo veinte metros ella se detuvo de golpe, señalándome el vehículo, vi la patente y efectivamente, era la del auto de él. Comencé a idear en mi cabeza que decirle, como avanzar, si me hacia la distraída o si lo abordara ni bien saliera.

- Entro en esa casa – señalándome aquella que tenia una puerta de color arena, al igual que los marcos de las ventanas, las cuales estaban cubiertas con cortinas de voal manteca, en el pórtico un farol comenzaba a encenderse y nos quedamos expectantes algún movimiento.

-¿estas segura no?- volví a preguntarle y ella solo me afirmo con la cabeza. La luz de arriba se prendió, de seguro quizás, esa es la casa de la novia y ahora están yendo a la habitación y nosotras aquí paradas como dos marmotas. De pronto se fue mi buen humor, de solo pensar en el hecho que el podría estar allí, besando otros labios que no sean los míos….sentía el mundo desvanecerse, mis ojos se llenaron de lagrimas que me negaba a que cayeran. – Vamonos – le dije a la vez que tiraba de su brazo.

-Pero ¿qué te sucede?- quiso saber mi amiga con un leve tono de preocupación – tanto que lo has buscado, esta a la vuelta de tu casa Serena, acaso ¿no me crees?, tu eres de aquí del barrio ¿quién vive allí? – esa ultima pregunta me termino por descolocar mas aun, el viento comenzó a soplar, levantando algunos copos de nieve y haciéndolos revolotear a mi alrededor, eso lo tomaba como una señal, una señal que me estaba diciendo que me fuera urgente de allí, antes de llevarme una gran desilusión.

-No lo se – le conteste mientras emprendía mi marcha de retirada, pero ella volvió a tirar de mi haciéndome voltear en mi lugar, de no ser porque justo la casa donde estábamos paradas tenia un cerco, me hubiese caído del giro, me sostuve con mi mano libre antes de caer al piso y clave mi mirada.

-No me vengas con ese cuento, hace ya nueve años que vives aquí y me vas a decir que no sabes quien vive a la vuelta de tu casa – me pregunto inquisidoramente, mientras sus manos las apoyaba en su cintura en forma de jarra, mostrándome su enojo.

- No conozco a mucha gente del barrio, ya lo sabes, solo a Amy, que vive a tres casas de la mía pero no nos hablamos mucho porque ella es muy tímida y callada, pero coincidimos en segundo de la secundaria ye s por eso que tenemos algo que podría llamar una amistad. En diagonal a mi casa vive Alan que por mas que muchas veces quise que sucediera algo jamás se fijo en mi, y en la esquina ya sabes que vive Andrew, pero mas allá de ellos no conozco a nadie mas en el barrio.- termine con mi largo listado de amigos que estas calles me había dado, no eran muchos, dado que para mi la amistad es algo que no tomo muy a la ligera, y si soy amiga de Molly es porque desde pequeñas estamos juntas.

-Pero que acaso no te escuchas a ti misma
– Pregunto estallando en risas, me quede observándola – No dijiste que Andrew vive en la esquina – asentí con un tímido movimiento de cabeza – y que tal si vamos a tomarnos un te con él y de paso como quien no quiere la cosa le preguntamos que haría Seiya por estos lados – tenia que aceptar que a veces mi amiga tenia grandes ideas.

Corrimos hasta la casa de nuestro amigo, pero nadie se encontraba en casa, ya el frío me había llegado hasta los huesos por no haber salido con alguna chaqueta. Al ver que nadie respondía nos fuimos hacia mi casa, fui rápidamente hacia la cocina y prepare las cosas para tomar un te. Molly se sentó en la barra muy pensativa – Serena de casualidad tienes una guía telefónica – Me desconcertó completamente, me dirigí hacia el hall de entrada, debajo de la mesita del teléfono, donde mas podría estar, se lo deje sobre la barra y ella comenzó a dar vuelta las hojas, pero lo hacia lentamente.

-Acaso tienes pensado ordenar algo – le pregunte alzando una ceja para completar mi tono sarcástico, pero mi amiga no me hizo caso. La pava comenzó aullar, el agua salpicaba para todos lados, tome dos tazas que nos compramos una vez para el festejo del día del amigo, esas eran nuestras tazas, una decía "POR" y la otra "SIEMPRE", serví el te y ella corrió hacia el teléfono – Por dios puedes parar un momento por favor- le espete mientras la seguía con las tazas de té caliente. Espero a que me acercara y me dio el aparato

-El numero de teléfono de esa casa figura a nombre de Taiki Kou – cuando termino de decirlo tuve que apoyar rápidamente los te sobre la mesita, mi pulso comenzó a fallarme…..otra vez.

-¿Será algún familiar de él? – Le pregunte, pero ella solo levanto los hombros en señal de ignorar la respuesta.

-Porque no llamas y le preguntas – Me alentó levantando el tubo del teléfono, sin meditarlo mucho tiempo tome el aparato y marque rápidamente el numero que Molly me señalaba en la guía, comenzó a sonar..uno…..dos…..tres…..cuatro…..cinco…..

-Ho..l….a…ah, ah ah – una dulce y melodiosa voz agitada respondió del otro lado, corte en ese preciso instante.

-¿Pero porque has cortado?- deje con mas fuerzas de las necesarias el teléfono en su lugar, tome mi taza de te y fui hacia el sofá, me senté colocando los pies arriba también y envolviéndome a mi misma en un abrazo. - ¿Te encuentras bien? – me pregunto sentándose a mi lado, de la misma forma, tomando de a sorbos el té que le había preparado.

-Me atendió una mujer, y ella…..estaba agitada
– demasiado tarde, la voz se me había quebrado, al igual que mis ilusiones.

No dijimos más del asunto, terminamos de tomar el té y la acompañe hacia la puerta. Me fui a mi dormitorio, quería descansar, ahora mas que nunca, todavía no decidía si iría o no.

Apoye la cabeza en la almohada pero no pude conciliar el sueño…una imagen de Seiya entregándose en brazos de otra mujer me invadió la mente.





POV SEIYA


La semana se hizo pesada, la disquera era un caos, con las presentaciones que se están preparando para navidad no he tenido tiempo para nada, ni siquiera para poder buscar a mi bombón…mmmm… cierro los ojos y recuerdo sus labios tan dulces, sus curvas tan marcadas, hay dios como me ha traído loco todos estos dias, me fui tan de pronto que no llegue ni siquiera a pedirle su numero telefónico.

La cama estaba demasiado tentadora, tenía tantas cosas que hacer, pero nada de fuerzas, decidí dormir un rato, para poder salir esta noche y buscarla, no descansaría hasta no encontrarla.

Una hermosa imagen de bombón en mis brazos comenzó a envolverme, podía sentir su respiración agitada, podía ver como las sudorosas gotas de placer recorrían su espalda, allí estaba ella, entregándose a mi en cuerpo y alma…. RIIIINNNGGGG…caí de la cama golpeándome contra el suelo RRRIIIINNNGGGG el maldito teléfono no paraba de sonar….RIIIINNGGGGGGG… me incorpore y escuche pisadas fuerte en la escalera que iban descendiendo…..RIIINNNGGGGG…..RIIINNNGGGG…. escucho que ella contesta

Ho..l….a…ah, ah ah – de pronto golpea el teléfono con una seguidilla de palabras irrepetibles, me causa mucha gracias escucharla vociferar palabrotas de esa manera.

-¿quién era?- le pregunte a sabiendas de cual seria la respuesta.

-Me colgaron- me dijo molesta – Seiya por favor, trata de que tus noviecitas ya dejen de hacer eso, un día de esto caeré por esas benditas escaleras. – estalle en carcajadas, pero a ella no le simpatice en nada.

-La culpa es tuya, varias veces te dije de comprar otros teléfonos o un inalámbrico.

-No me cambiaras nada en esta casa, ya te lo he dicho – me dijo dando media vuelta y desapareciéndose del cuarto.

Aproveche ese tiempo para continuar en lo que mi sueño había quedado.

Fue imposible, por mas que intente soñar nuevamente con ella, no pude, ya el reloj marcaban las diez de la noche, fui al baño abrí el grifo y deje que empezara a salir el agua caliente, encendí el stereo y subí el volumen. En cualquier momento vendría a decirme que le bajara, pero de todas formas entre a bañarme. Sorprendentemente no vino, envolví mi cintura con una toalla y empecé a buscar que ropa me pondría, en ese momento la puerta del dormitorio se abrió de lado a lado.

-Vino Andrew – Me anuncio amablemente, pero note su disgusto, ella aun no le gustaba que saliera tanto y sabia que si mi amigo esta aquí es porque otra noche de juerga nos espera.

-Termino de vestirme y bajo.

-No piensas cenar siquiera – me pregunto molesta, no quería hacerla sentir mal, después de haber pasado tiempo en la cocina.

-Si y que tal si invitamos también a Andrew a cenar – le dije mientras le guiñaba el ojo y me colocaba una camisa de seda color arena. Sonrió complaciente y me dejo solo. Termine por elegir un jean y los zapatos negros, algo bien cómodo para esta noche. Arregle mi pelo con una coleta como siempre y baje a recibir a mi recién llegado amigo. –Hasta que has aparecido – le dije mientras palmeaba su espalda. Note que aun estaba algo molesto. – y dime hoy me dirás porque me sacaste tan temprano la semana pasada de la disco o no – le pregunte a la vez que me sentaba, el llevo sus manos a su frente nerviosamente y se rió.

-Ya sabes, estaba cansado – mintió

-Te conozco, y jamás has reaccionado así por estar cansado, no has venido en toda la semana, eso ya deja más que pensar. Acaso te molesto algo que hice – negó rápidamente- o dije – volvió a negar, y en ese momento el olor a milanesa inundo el lugar, nos devoramos todo, sentía que en cualquier momento mi estomago estallaría, el tiempo había pasado demasiado rápido, ya eran las doce de la noche, busque mi campera de cuero negra y mis lentes de sol, sabia que volvería al amanecer y los necesitaría.- Descansa ¿si? – le dije depositando un beso en su frente, su rostro enmarcado en dudas me observo irme.

-Todavía sigue poniéndose nerviosa y preocupada cuando sales – me pregunto mi amigo.

-Si, todavía – le conteste y ambos comenzamos a reírnos.-

nos subimos a mi Volkswagen Gol modelo 98 rojo fuego, vidrios polarizados por supuesto para que nadie supiera o viera lo que aquí dentro sucedía. Fuimos en busca de unas cervezas y comenzamos a deambular por la ciudad como cada sábado.

La bebida se acabo y ese era el indicio para que entráramos a la disco, por primera vez en mucho tiempo no lo vi muy entusiasmado a Andrew.

-Acaso ya sabes que no vendrá- le pregunte levantando una ceja y sonriéndole. El se me quedo viendo con mirada desconcertante – ya sabes la mujer que mueve tu mundo no vendrá y por eso estas con esa cara.

-Ya desistí de ella –
bajo la mirada en forma derrotada

-Oye! No puedes hacer eso, me extraña que te des por vencido, que sucedió.

-La vi con un idiota que no se la merece

-Entonces pelea por ella, dile de una vez lo que sientes y termina por saber si ella no siente algo igual por ti-
trate de levantarle el animo, él simplemente me sonrió de lado.

-Hay muchas chicas en la pecera, buscare a otra.

-Pero nadie será ella Andrew.

-Lo se Amigo…lo se
– bajo del vehículo y yo lo seguí, automáticamente cambio el semblante y entro totalmente animado al lugar.

La cola para entrar como cada fin de semana daba vuelta la esquina, pero gracias a nuestros contactos, podíamos obviarla sin problema. Atravesamos el pasillo de entrada y de pronto nos vimos aturdido por aquellas melodías que estaban tocando en el lugar, rodeamos la primera pista comencé por primera vez a ver cada rostro, buscando solamente uno, pero nada, seguimos hacia la segunda pista la mas pequeña pero la principal, la que se encontraba debajo de aquella pasarela y de la cabina del DJ. Allí, donde hace solo una semana había probado el elixir al cual me había vuelto adicto. Por supuesto tampoco se encontraba ahí. Me reía solo pensando que hasta hace unos dias, este recorrido simplemente lo hacíamos para buscar a la joven que atormentaba el corazón de mi rubio amigo.

Terminamos como siempre sentados en la misma barra, pero esta se encontraba tan vacía, tan opaca, puesto que no estaba la luz que ilumino mi corazón hace una semana.

El tiempo comenzó a pasar y los tragos cada vez los sentía peor, el alcohol estaba comenzando hacer su efecto, quería ahogarme en un mar de penas. De un momento a otro Andrew me abandono, y se encontraba bailando con una chica muy bonita, de pelo castaño, alta y con todo el cuerpo bien desarrollado. Estaba muy animado, y me puso contento, al parecer se le ha declarado y todo resulto bien, al menos hoy uno de nosotros se irá realizado.

Con tanto que había tomado me vi en la obligación de ir al baño. No me simpatizaba mucho el hecho de tener que entrar allí, pero no me quedaba otra, ya eran las cinco de la madrugada, no podía aguantar más. Al salir del baño como si alguien me estuviera avisando que mirara, levante la vista, y allí en la pasarela de la pista principal veo una hermosa cola con forma perfecta, una delicada curva formando la cintura y un pelo largo y rubio como el sol, el corazón comenzó a latirme desbocadamente, camine para tener una mejor perspectiva de aquel sensual cuerpo, que se mecía de un lado hacia otro, acariciando su propio cuerpo, contorneándolo, de pronto se da vuelta aun con lo ojos cerrados y sus movimientos eran cada vez mas provocativos allí estaba, mi diosa, mi princesa, mi propia luz, sentí como las facciones de mi rostro se iban relajando y una triunfante sonrisa aparecía en mi. Al fin la había encontrado. Rápidamente me dirigí a las escaleras que se encontraban en la entrada, en donde daban acceso al área VIP, la única manera de poder llegar hacia la pasarela era por allí. Que estupido fui al no darme cuenta antes, que ella podría encontrarse en aquel sitio.

No tuve problemas para que me dejaran pasar, ya era habitual de aquel lugar, y no se porque esa noche no lo había hecho. Subí rápidamente las escaleras, el lugar también se encontraba lleno, pero de entre los muchos rostros también reconocí a su amiga, no sabia el nombre, pero era quien la acompañaba cada vez, estaba en una posición totalmente fuera de lugar con un castaño de pelos largos y ondulados. Seguí encaminándome hacia la pasarela, pero cuando quise acercarme mas una mano me detuvo en el centro del pecho, era mas grande que yo, llevaba una remera negra en donde se podía leer en letras bien grandes de color blanca "SEGURIDAD".

-Lo siento amigo, solo chicas a la pasarela – su voz gruesa y gutural me hizo clavar mis pies, para no buscar enfrentamiento alguno. Otra mano mas tocaba mi hombro, voltee levantando mis puños a la defensiva, por puro instinto y allí estaba, el rubio amigo de mi bombón, me quiño un ojo y con un movimiento de se cabeza me indico que nos fuéramos, ambos nos sentamos en la barra, el estaba al lado de una joven de cabellos color aguamarina, otra mujer para el infarto.

-Cuando Gatita se sube a la pasarela, nadie puede bajarla, es mejor dejarla que baje sola- asentí levemente y voltee para seguir observando a mi rubio bombón. – Sabes te estuvo esperando un buen rato – me dijo, di media vuelta para mirarlo, puesto que a mi al menos me gusta que la gente me mire cuando les hablo.

-Pero yo no sabia que estaba aquí arriba, yo estaba esperándola abajo, donde nos conocimos la semana pasada – le recalque para que supiera que yo también estaba esperándola.

-No importa ya, ahora que te vea seguro se le pasa, y te reitero lo que te dije la semana pasada, yo no me ando con chiquilinadas, la lastimas te lastimo simple.

-Puedes estar tranquilo que no pienso lastimarla
– le asegure y volví a ignorarlo, dirigí mi cabeza hacia la pasarela pero ella ya no estaba, la angustia me invadió, me puse de pie demasiado pronto dado que el alcohol que tenia recorriendo mis venas me hizo dar un mareo, apoye una de mis manos en la barra y la otra la lleve a mi frente, intentando concentrarme para poder reincorporarme, sentía las carcajadas de Haruka y esa joven.

-¿estas bien? – su voz angelical llega a mis oídos en un tono de preocupación, abro los ojos que aun estaban clavados en el suelo y veo unos zapatos plateados con unos destellos como si fueran pequeños diamantes, voy levantando mi cabeza lentamente, recorriendo con la mirada cada centímetro de sus largas piernas, me topo con una minifalda negra, ajustada, por su aspecto pareciera que es elastizada sigo subiendo, la blusa blanca sin mangas con volados en los pechos y destellos de diamantes por todos lados, sus senos perfectos, pero no me detengo quiero llegar y allí en ese momento la veo con esos hermosos celestes envueltos en preocupación, su mano apoyada en mi hombro, y cuando nuestras miradas se cruzan sus mejillas se tiñen de carmesí y sus labios forman una encantadora sonrisa, allí es donde me pierdo, en esos labios tan dulces y suaves, le contesto con otra sonrisa y ella vuelve a gesticular algo, no la entiendo, no la escucho, sacudo mi cabeza para salir del ensueño – Seiya, ¿te encuentras bien?. – ahora si, ahora que te tengo frente a mi que siento como emana todo tu cuerpo una energía única, ahora si, pero por supuesto limite mi respuesta.

- Si perfecto
– le dije mientras me enderezaba y soltaba la barra para tomar sus manos con las mías – te estaba buscando bombón – le hice saber de inmediato, ella bajo la mirada volteando para un lado su rostro – ¿Quieres bailar? – me aventure para sentirá cerca.

-La verdad me encantaría Seiya, pero ya no doy mas, son la cinco treinta y he estado bailando toda la noche.

-Entonces, que te parece si nos vamos –
le dije guiñándole un ojo y poniéndole la sonrisa que sabia jamás nadie resistía, sus mejillas volvieron a sonrojarse, me devolvió la sonrisa de una forma picara. Me soltó solamente una mano y la otra enredo nuestros dedos, y comenzó la marcha, primero se acerco a su amigo Haruka, le dijo algo al oído y luego beso su mejilla. Lo mismo hizo con la joven que se encontraba al lado, no hubo presentaciones, no me importaba tampoco. Seguimos caminando y ella llevaba de mi cual madre lleva a un crío, se acerco a su amiga la saludo y dirigió una mirada cargada con asco diría yo hacia el joven que se encontraba con su pelirroja amiga, ella me observo y sonrió en forma de saludo, respondí con un guiño. Al llegar al borde de las escaleras que llevaban hacia la puerta principal de lugar ella se detuvo y con un movimiento de su cabeza me indico la guiara, me adelante y comencé a bajar las escaleras, pero en ningún momento separamos nuestras manos. El frío se hizo sentir ni bien cruzamos la puerta, ella no llevaba abrigo, por lo que me quite mi campera de cuero negra y ayude a que se la colocara, cuando al fin estaba abrigada del frío, tomo mi mano nuevamente, la lleve hasta el auto, abrí primero su puerta asegurándome que ya no sintiera el frío.- ¿A donde quieres ir bombón? – le pregunte a medida que encendía el auto.

-No lo se, a donde tu quieras – me dijo mientras colocaba su cinturón y yo la imite. Nunca lo usaba debo aceptarlo pero me pareció una joven responsable, así que imite su gesto.

-Primero por un café ¿te parece bien? – le dije saliendo del estacionamiento, ella asintió sonriente, fui al multirubro que se encuentra abierto las veinticuatro horas, el que esta cerca del parque Nº 10, puse las balizas y detuve la marcha, dejando el auto encendido para que la calefacción abrigara a mi luz – ¿De que te gusta? – me había dado cuenta que nunca le pregunte si acaso le gustaba ella sonrió.

-Capuchino – me dijo con un destello en sus ojos, bese su mejilla y baje del auto, fui a la maquina de los Express y retire los dos cafés. Cuando estaba volviendo la observo arreglándose el cabello y retocándose el maquillaje con el espejo del parasol del acompañante, me encanto la imagen, podría acostumbrarme siempre a esto. Golpee su ventanilla, ella la bajo y tomo su café – Gracias – me dijo de manera tierna y yo entre rápidamente al auto, por ser un caballero terminare enfermándome. – Te lo sostengo – me propuso estirando su mano para tomar mi café, un gesto muy atento, otra vez. Mi maquiavélica cabeza comenzó a planificar a donde podría llevarla, pero la verdad, en lo mas hondo de mi corazón no quería eso, no quería que ella pensara que la quería para eso, quería respetarla, demostrarle que podía amarla sin llegar a eso. El sol estaba asomándose en el horizonte, las nubes se estaban tiñendo de un hermoso anaranjado en mezcla con un púrpura electrizante, quise compartir ese momento con ella, y ahí fuimos, a un lugar apartado en la playa, pero dentro de la ciudad, en la costanera con el mar, el sol, el cielo, las nubes cubriendo toda nuestra vista, allí estacione el auto, pero deje el motor encendido, aun tenia frío, ella amablemente me entrego mi café y lo bebí rápido, para que mi cuerpo entrara en calor, ella termino su café, una vez que hice lo mismo lo retiro de entre mis manos y abrió la puerta del vehículo.

-¿a dónde vas bombón? – le pregunte con un tono de angustia, pensando en separarme de ella, cuanto me costaría…..

-Solo iré a dejar esto en los cestos, no quiero que se vuelque y pueda arruinarte el auto- Podía existir mujer mas perfecta que esta, sabia la respuesta NO!, de todas las mujeres con las que estuve, ninguna jamás se preocupo por mi auto, me han derramado bebida, me lo han manchado con rush, me han dejado tirado ceniza de cigarrillo, pero no, ella no era como otras, como podría acaso comparar a este ángel con cualquier otra mujer que haya conocido antes. Le quedaba muy bien mi campera debo reconocerlo, tiro los residuos y se encamino de nuevo hacia mi.





POV SERENA


Hay dios no puedo creerlo es hermoso este lugar, nunca había venido al amanecer, es realmente romántico, me encanta como esta en cada detalle. Pero Serena en que diablos estas pensando es que acaso no te das cuenta que vive con una mujer, a ti solo te busca para terminar de saciar su ego masculino. El jamás se comprometerá contigo en una relación seria. Me reproche a mi misma, tuve toda la noche para pensarlo, se que el jamás querrá algo serio conmigo, pero la verdad prefiero tenerlo aunque sea de esta forma, que no tenerlo en mi vida en lo absoluto, estaba dispuesta hacerlo, no podía verlo dentro del auto ya que sus vidrios eran totalmente oscuros. Pero podía adivinar lo que estaba pensando, así que comencé a caminar sensualmente hacia el auto, así podía entrar más en calor aun.

Se que se estiro dentro, porque me abrió él la puerta, la sostuve para que el viento que provenía del mar no la azotara. Me adentre al auto y cerré la puerta, una música romántica sonaba en el estereo. Me regalo una de esas sonrisas que hacen que mi cuerpo se derrita, la pollera se me había subido al sentarme en el auto, por lo que hice un movimiento para poder arreglarla, y el no dejaba de admirar mis muslos, de pronto sentí su calida mano acariciando mi muslo izquierdo, toda mi piel se erizo de inmediato y busque sus ojos, era una caricia dulce, reconfortante, para nada subida de tono. Con mi mano busque su rostro y aparte el pelo que me impedía observar aquellos zafiros que tanto quería, me volvió a sonreír y seguí la dirección de su mirada, iban directo a mis labios, fui acercándome poco a poco hasta que el espacio que nos separaba se hizo insignificante, y sin mas vueltas, el acorto la distancia faltante, comenzó todo con un hermoso y tierno beso, y a medida que su lengua se adentraba en mi boca las caricias intensas comenzaron a surgir, sentía como el fuego iba recorriendo cada poro de mi ser, lo deseaba o si que lo deseaba.

El beso era cada vez mas intenso, mas profundo, a esta altura ya nuestras lenguas estaban totalmente entrelazadas, la falta de aire hace que mis pulmones pidan a gritos oxigeno pero me niego a separarme de sus adictivos labios, de pronto una de sus manos se posa en mi trasero y de un solo movimiento hace me hace sentarme encima de el, frente a el, puedo sentir en mi entrepierna su intimidad completamente dura, el roce me hace sentir el deseo que despierto en el. Me separo solamente un segundo para mirarlo y nuestras miradas se cruzan y ambos sonreímos, di un poco de respiro a mis pulmones y me adentre de nuevo a su maravillosa boca. Sus juguetonas manos comenzaron a recorrer mi espalda por debajo de la remera, sentía fuego en cada caricia, quería pronto sentirlo, mientras el me acaricia sintiendo mi piel comienzo a balancearme adelante y atrás, lentamente, rozando tu duro miembro contra mi intimidad que ya se encuentra totalmente lubricada, deseosa de sentirlo dentro mío, y sus manos se colocan en mis caderas, y comienza a intensificar el roce, y un gemido escapa de mi boca, me quito la molesta remera quedándome solo con el brasier, sus ojos inevitablemente se dirigieron a mi busto, y una sonrisa torcida y picara apareció en su rostro, me gustaba eso….. entonces separo sus labios de los míos, comenzó a deslizar su suave lengua por mi cuello, haciendo un dibujo que quise descifrar, cerré los ojos disfrutando de sus lamidas, no dejo ningún espacio al descubierto, hasta que llego a mis senos, lentamente lamía mi pezón, haciéndome gemir otra vez, intensifique mas aun el roce de mi intimidad con su miembro, coloque ambas manos rodeando su cuello y el rodeo mi cintura acercando mis pechos mas a su boca, y comenzó a succionar primero uno y luego el otro, luego entre medio, perdiendo su rostro entre mi busto, y lamía nuevamente, y volvía a succionarlos cual bebe desesperado por comer.

Busque sus labios nuevamente, bebí su esencia una vez mas, comencé a desabrocharle la camisa …cuatro, cinco, seis, maldición cuantos botones puede llevar una maldita camisa, me preguntaba a mi misma, de pronto vi su hermoso pecho, con cada pectoral marcado, era un pecado no tocar cada detalle de tal cuerpo, y ahora era mío….solo mío, empecé a besar su pecho poco a poco, el delicadamente metió su mano en mis mantis, haciéndome vibrar con el solo roce, ya no quería seguir jugando quería de una vez por toda…PUM….PUM…..PUM….el golpe en el vidrio me hizo sobresaltar, y pude observar un oficial, intentando alumbrar al interior del vehículo, solo dios sabe como es que logre sentarme en el asiento del acompañante y colocarme la remera con tanta rapidez, PUM….PUM…..PUM otra vez golpeo y Seiya tropezaba sobre la marcha al intentar abotonar la maldita camisa, lo logro.

- Buenos dias Oficial, ¿en que puedo ayudarlo? – pregunto muy educadamente.

-Esta no es zona de detención, les pido circulen de lo contrario tendré que retener el vehículo – nos dijo mientras me alumbraba al rostro primero a mi y luego a él.

-Cuanto lo siento – se lamento poniendo en marcha el vehículo – gracias por ser tan amable – comenzó a levantar la ventanilla mientras encendía el motor, me miro de lado y guiño su ojo, sonriéndose, mis mejillas estaban al rojo vivo por la vergüenza. Como se me ocurría hacer aquello, como podía si quiera pensar en hacerlo dentro del auto – Lo siento bombón, no quería que pasaras por esto – se disculpo comenzando a retomar el camino hacia la ciudad.

-No tienes que disculparte por nada Seiya, por el contrario, te agradezco el lindo momento – le dije mientras me despedía del mar con la mirada. – Podrías llevarme – le pregunte y el asintió amablemente.

-Y dime bombón….donde vives- Seria este el momento adecuado para decirle "oye Seiya vivo a la vuelta de tu casa, ahí viste donde vives con una mujer", no, no podía hablarle sarcásticamente, no cuando me ha hecho pasar un gran momento, me quede perdida en mis pensamientos una vez mas –mmm….. ¿bombón? – volví la vista hacia el - ¿y bien, donde vives? – volvió a insistirme

-En la calle treinta y tres esquina quinces – sus ojos se abrieron de manera desorbitada.

-Vamos bombón en serio, dime donde vives – dijo entre risas, como si acabara de contar un chiste que no entendí.

-Es allí donde vivo Seiya – le dije seriamente y el volteo a verme para asegurarse que si, hablaba en serio, su rostro se torno serio.

-Es imposible….- dijo en un susurro. – yo he vivido hace mas de diez años allí bombón- no creí que fuera a decírmelo, como podía tener cara para confirmarme que vivía allí, con una mujer.

-Así que…¿somos vecinos entonces? ¿Cómo es que jamás te he visto?, vivo allí hace seis años y siempre salía a jugar con los chicos del barrio es así como me hice amiga de Andrew, porque jamás te vi – se quedo pensando un momento.

-Quizás la vida o el destino quiso que nos conociéramos hasta este momento por algo no crees – me dijo un tanto pensativo.

-Quizás…..-le dije susurrando y viendo como pasaban los poste de luz a mi lado, eso me indicaba que estábamos yendo rápido, sin percatarme como llegamos a la esquina de mi casa, no quise me dejara en la puerta ya que mi padre es demasiado celoso y no quiero andar brindándole explicaciones.

-¿Dónde es?- pregunto galantemente

-No te preocupes, aquí esta bien – me acerque hacia él y nuestros labios chocaron en otro explosivo encuentro, las hormonas nuevamente comenzaban a moverse alocadamente. Deposite un coro y dulce beso en sus labios nuevamente. – Te veo la semana que viene Seiya – no quise darle mi numero, ni programar otro encuentro, sabia que debía atenerme a tenerlo así, y así seria.

-Pero bombon..espera – no deje que siguiera hablando, no quería que me explicara, baje rápidamente del auto y comencé a caminar hacia casa, el dio la vuelta en U, pero no doblo hacia su casa, quizás, tenia algo mas que hacer o quizás alguien mas que ver.

-Hay Serena….en que te has metido – me dije a mi misma en voz alta





BUENO Y QUE LES HA PARECIDO???? PICANTE NO???? PERO TENGO QUE DECIR QUE A PARTIR DEL PROXIMO CAPITULO COMENZARAN LAS COMPLICACIONES!!!, ESPERO ANSIOSA SUS COMENTARIOS!!!! BESOSSSS
avatar
Invitado
Invitado

Re: Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por Invitado el Jue 03 Nov 2011, 7:21 pm

WUUUUUOOOOOOOWWWWWW AMIIIIIIXXXXX pinche policia por entrometerse en ese momento hasta a mi me paro en seco cuando vi eso jajajajajaja, pobre serena y seiya con esas tremendas ganas que debieron sentir en ese momento me encanto a mix, estare esperando el siguiente capi, bye
avatar
kimys
Sailor Outher
Sailor Outher

Fecha de inscripción : 11/11/2011
Femenino
Edad : 26

Re: Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por kimys el Miér 14 Dic 2011, 2:43 pm

al no haber respuesta de la dueña del fic lo cerrare temporalmente hasta que mande un pm para volverlo abrir

besos
avatar
peluches0901
Sailor Moon
Sailor Moon

Fecha de inscripción : 06/05/2011
Femenino
Edad : 38

Re: Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por peluches0901 el Miér 14 Dic 2011, 10:37 pm

Kimys, te comento que estoy publicando no me cierres el fic por favor, las chicas saben que he venido con mucho trabajo pero nunca he abandonado un fic besos
avatar
Neo kou
Sailor StarLights
Sailor StarLights

Fecha de inscripción : 05/05/2011
Femenino
Edad : 27

Re: Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por Neo kou el Jue 15 Dic 2011, 7:10 am

No te preocupes ma, todo esta bien, jajaj no te espantes que eres mi ma ok jajaja
avatar
peluches0901
Sailor Moon
Sailor Moon

Fecha de inscripción : 06/05/2011
Femenino
Edad : 38

Re: Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por peluches0901 el Jue 15 Dic 2011, 7:16 am

jajajajja gracias hijis!!!!, ya estoy de regreso ahora con un poco mas de tiempo, asique ire actualizando todo [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Neo kou
Sailor StarLights
Sailor StarLights

Fecha de inscripción : 05/05/2011
Femenino
Edad : 27

Re: Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por Neo kou el Jue 15 Dic 2011, 7:20 am

Si sabes que eres mi ma verdad, una vez lo dijiste en el otro foro y ahora que mi ma no esta Wen dijo que tu podrias ser mi nueva mami jajajaja
avatar
peluches0901
Sailor Moon
Sailor Moon

Fecha de inscripción : 06/05/2011
Femenino
Edad : 38

Re: Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por peluches0901 el Jue 15 Dic 2011, 9:36 am

jajajjaj por supuesto [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contenido patrocinado

Re: Mi Obsesión S/S ANG/PFF UA

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Vie 24 Nov 2017, 8:04 pm