StarMoon Foro


El nacimiento de la Luna nueva [S/S] WAFF ( capitulo 18 ) actualización

Comparte
avatar
Aysha Bakhovik B.
Administradora
Administradora

Fecha de inscripción : 16/10/2011
Femenino

Re: El nacimiento de la Luna nueva [S/S] WAFF ( capitulo 18 ) actualización

Mensaje por Aysha Bakhovik B. el Dom 16 Jun 2013, 5:49 pm

,
Hola Linda!!!



Este capítulo estuvo lleno de emociones, jojo.  Bueno empezando por el corazón roto de Arianna, aunque es algo normal y creo que a más de alguna nos ha pasado.  Pero lo que sí me dejó en SHOCK fue lo de Yaten (y no es que no lo viera venir, pero leerlo así tan pronto uff)  Yo se los corto como dijo Mina jajajaja  Pobre Mina.   ¿Que irá a hacer el P... de Yaten para recuperarla y no llegar al divorcio?  Noooo, no puedo soportar eso, mi pareja favorita noooo.... muero.  T.T 

Ahora que diablos pretende Darien, apareciendose así y metiendole todas esas cosas en la cabeza a Seiya, (pobechito nanai)  Pero que tonto igual al no confiar en Serena, luego de tantos años y de todo lo que ha sacrificado Serena, espero se solucione con ellos.

Nena, esta historia está cada vez mejor, espero leer pronto el prox.  Un beso, bye bye!!!!


.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


La realidad es mejor que la fantasía, Gabriel.
─No, si convertimos la fantasía en nuestra realidad.
avatar
Ev_♥
Administradora
Administradora

Fecha de inscripción : 06/05/2013
Femenino
Edad : 30

Re: El nacimiento de la Luna nueva [S/S] WAFF ( capitulo 18 ) actualización

Mensaje por Ev_♥ el Lun 17 Jun 2013, 3:50 pm

wow que gran capi amix excelente me super encantó. Solo que me pregunto, ¿y ese Darién qué mosco le picó?  quizá el mosco de la reina Dark mmm esto se vuelve cada ves más interesante. WISERENA


Ah por cierto me encantó el momento de Fighter y Arianna fue tan conmovedor. Y lo de Mina... [Mmmm] por más que se vió venir jamás creí que ese tonto cayera por más fuerza maligna tuviese encima o hipnotizado por esa bruja. En fin, espero leer el próximo capi [Kawai] bye te cuidas ti amuuuuuuuu muak


.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Gracias Tana por mi firma    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
avatar
kimys
Sailor Outher
Sailor Outher

Fecha de inscripción : 11/11/2011
Femenino
Edad : 25

Re: El nacimiento de la Luna nueva [S/S] WAFF ( capitulo 18 ) actualización

Mensaje por kimys el Dom 23 Jun 2013, 3:46 pm

dios me dieron ganas de matar a varios pero esta buenisimo el capitulo quiero masssssss!!!!!!1
besos
avatar
anita0504
Sailor Moon
Sailor Moon

Fecha de inscripción : 22/01/2012
Femenino
Edad : 25

Re: El nacimiento de la Luna nueva [S/S] WAFF ( capitulo 18 ) actualización

Mensaje por anita0504 el Mar 16 Jul 2013, 3:52 pm

 chicas de verdad lamento muchísimo la tardanza, se que esta vez si me pase mucho pero tengo un buen motivo. me dio apendicitis y tuve que pasar muchos días en cama y no pude escribir (tampoco tenia muchos ánimos de hacerlo para ser sincera) pero ahora me recupere y tratara de ponerme al dia con todas uds, una vez más disculpen y espero que disfruten el capitulo 


Quien contra quien


El día era gris y frio, bastante extraño para ser de inicios de verano. Seiya caminaba por el centro de la ciudad tratando de despejar su mente y pensar con claridad. No podía sacarse de la cabeza las palabras de Darien ni lo que eso estaba ocasionando en su relación con Serena, a pesar de que él le pidió perdón por hablarle mal aquella noche y decidieron olvidar el asunto, Seiya estaba lejos de sentirse tranquilo. Su confianza en sí mismo estaba tan deteriorada que no había día que no se preguntara si Serena en realidad tomo la mejor decisión. Ella al ver la preocupación de su esposo trataba de ser paciente y amorosa para darle seguridad pero en los esfuerzos le valían de nada.


Serena lo amaba, era feliz con él, eso es lo que tendría que contar ¿no? ¿Entonces por qué se sentía tan infeliz? Y si acaso Darien de verdad tuviera la intención de recuperarla ¿la perdería una vez más frente a él? La sombra de Darien no lo había molestado en quince años pero al parecer había permanecido siempre cerca, esperando el mejor momento para atacar y deshacer todo lo que Seiya había logrado en tantos años.


Vio una chica caminando a lo lejos y pudo reconocerla claramente, su traje llamaba mucho la atención de los demás ciudadanos que circulaban por la calle pero a ella parecía no importarle, era sailor Dark moon. Por la expresión en su rostro y su forma de caminar seguramente estaba planeando algo y viniendo de ella no podía ser nada bueno así que Seiya decidió seguirla. Se adentraron en un callejón bastante oscuro, caminaron algunas cuadras hasta que ella se encontró con sus compañeras. Oculto tras un enorme edificio Seiya se transformo en Sailor Fighter.


- ¿ todo está listo?- pregunto Dark moon mientras miraba alrededor.-
- Como acordamos.- respondio Dark mars con una sonrisa.
- ¿crees que funcionara?- Dark venus miraba incrédula la semilla que tenia Dark mars en sus manos.- hemos intentado lo mismo varias veces y aún no tenemos resultados. Deberíamos intentar algo diferente.
- Lo haremos a mi modo.- Respondio Dark moon a la defensiva. – Tus propuestas son realmente sádicas. – Dark Venus quería atacar a los civiles para obligar a sailor moon a entregarse por el bien de la ciudad.
- Como quieras.- se alzó de hombros.- recuerda que el tiempo se agota, el eclipse de la luna oscura se acerca y si no atrapas a sailor moon para entonces no podrás apoderarte del milenio de plata.
- Chicas.- interrumpió Dark mercury.- siento interrumpir, pero nos están escuchando


Sailor Fighter no contaba que las Dark sailor siempre protegían sus reuniones con la "niebla misteriosa" de Dark mercury que tenía la capacidad de localizar los enemigos que se encontraran cerca. Al darse cuenta que se habían percatado de su presencia intento huir pero el "lazo mortal" de Dark Júpiter la atrapo impidiéndole la huida.


- Esto sí que es una sorpresa.- sonrio Dark venus.- ¿No te enseñaron en casa que no es de buena educación escuchar conversaciones ajenas?
- Laser de estrella…- con la mano que tenia libre gracias a un descuido de Dark Júpiter intento hacer su ataque pero un golpe de Dark Mars se lo impidió
- Fuego infernal.- grito Dark mars.- tal vez nuestros no causen el mismo daño pero aún pueden golpear.


Dark Júpiter apretó con fuerza su lazo para que no pudiera siquiera moverse, en ese instante Dark Mars vendo sus ojos y todas la arrastraron por unas cuantas calles hasta que Fighter no pudo identificar en donde se encontraba pero por el ruido que llegaba a sus oídos o mejor la falta de él imaginaba que estaba en un lugar bastante apartado donde seguramente ninguna de sus compañeras podría encontrarla, su destino ahora estaba en manos de sus enemigas quienes tenían razones de sobra para odiarla. Se sintió bastante tonta al seguir a Dark moon estando sola, debió llamar a alguien para que la acompañara y no estar en tanta desventaja. Ahora ella estaba sola contra cinco sailor dispuestas a destruirla, estaba perdida y lo sabía.


Dark Venus miro a su adversaria con deleite mientras jugueteaba con una pequeña daga en sus manos, claramente disfrutaba mucho de la situación y la sonrisa plasmada en su rostro era porque al fin se desharía del mayor obstáculo en los planes de las Dark sailors. Su gran oportunidad de venganza se había presentado como un regalo ante ellas, acabarían con Fighter y nadie podría pararlas en la consecución de sus objetivos.


- ¿Quieres tener el honor Dark Moon?- dijo Dark venus entregándole la daga.- ¿o no crees tener las agallas para hacerlo?


Las palabras de su prima hicieron que Arianna despertara de su trance. Desde que la habían atrapado no había pronunciado ni una sola palabra, sólo se había limitado a mirar sin poder creer lo que estaba ocurriendo, jamás creyó que pudieran capturar a sailor Fighter pues siempre la vio como su enemiga más fuerte. Lo más le preocupaba a Dark moon era que no se sentía feliz y victoriosa como si lo hacia Dark venus, al contrario estaba muy asustada y en estado de shock.


- No lo hagas.- intercedió Dark Mercury.- No te conviertas en una asesina.
- Si le da miedo puedo hacerlo yo.- Dark venus se emociono con la idea y empezó a caminar hacia Fighter.
- ¡No!- grito Dark moon.- déjamelo a mi


Arianna prácticamente le arranco la daga de la mano y con la mirada sorprendida de Dark venus tomo a Fighter del cabello ignorando su gemido de dolor y la arrastro a donde nadie pudiera verlas. Se recostó contra una pared y suspiró profundo mientras decidía que era lo que iba a hacer. Allí estaba a su merced, la sailor que tantos problemas le había ocasionado, la que más odiaba del grupo de las sailors scouts, incluso más que a sailor moon. Pero también era ella la que la había salvado ese día en el parque cuando su monstruo se salió de control, la que la había abrazado cuando estaba triste por el rechazo de Takeshi. La miro fijamente y entendió que era lo que de verdad debía hacer


- Si vas a matarme al menos mírame a los ojos niña cobarde.- grito Fighter mientras se revolvía con fuerza tratando de soltarse. Arianna se arrodillo junto a ella para quedar a su nivel.
- No soy ninguna cobarde.- le quito con fuerza la venda de los ojos y la miro fijamente poniendo la daga frente a su nariz.- y deberías cerrar tu boca, no estás en condiciones de insultarme.


Fighter guardo silencio observando cada movimiento. Iba a matarla eso era obvio, habían esperado esa oportunidad mucho tiempo y ella se les entrego en bandeja de plata, que estúpida había sido ¿ahora qué sería de Serena y Arianna? ¿Quién cuidaría de su familia? Sintió su corazón estremecerse ante la idea de dejar a su familia desprotegida y por un momento quiso rogar por su vida pero supo que no era la mejor opción, no se mostraría débil ante Dark Moon, no le daría ese gusto de verla derrotada y aunque ese momento fuera su fin conservaría su dignidad. Se negó a decir palabra o derramar una sola lágrima, se limito a mantener los ojos bien abiertos esperando el golpe fatal. Dark moon la miro a los ojos y utilizo la daga para cortar las extrañas ramas que la tenían prisionera.


- Si sigues derecho por este callejón encontraras la salida.- Dark Moon se puso de pie dispuesta a irse.
- ¿por qué?- Fighter estaba completamente sorprendida.- ¿por qué me dejas libre?
- ¿prefieres que te mate?- pregunto sin ninguna emoción en su voz.- Estamos a mano pero si hay una próxima vez no tendrás tanta suerte.


Dándole a entender que no hablaría más Dark moon se fue. Fighter trato de calmar el temblor de su cuerpo y emprendió la huida lo más pronto posible antes de que pudieran atraparla nuevamente. Arianna no regreso inmediatamente donde sus compañeras sino que quiso tomarse unos minutos a solas para pensar en lo que acababa de ocurrir. Después les daría la cara a sus amigas y trataría de explicarles, seguro no la entenderían pero no le importaba demasiado. A pesar de que sus convicciones como Dark moon eran fuertes primero estaba los valores y principios que le habían enseñado y a pesar de que pareciera algo estúpido supo que al liberar a Fighter había hecho lo correcto.


¸¸.·´¯`·.¸¸..¸¸.·´¯`·.¸¸


Serena había olvidado unos papeles verdaderamente importantes en su casa y tuvo que regresar por ellos desde el trabajo. Seguía asistiendo a la emisora todos los días aunque ya no le encontraba ningún sentido, no podía concentrarse ni hacer nada bien por lo que su rendimiento claramente había bajado. Su programa ya no era el número uno en sintonía y las revistas de chismes no dejaban de especular cuales eran los motivos por los cuales Serena Kou había perdido su toque. Entre las principales hipótesis se encontraban problemas matrimoniales entre ella y el guapo ex integrante de three lights, Serena en cuanto lo leyó arrojo la revista lejos bastante enfadada de que las personas siempre quisieran meter sus narices donde no les importaba.


Seiya entro a la casa agitado y le faltaba el aire, se dejo caer pesadamente en el gran sofá que tenían en la sala y se llevo las manos a la cabeza tratando de controlar sus nervios. Serena lo miro fijamente esperando que él le contara que era lo que le había ocurrido pero al ver que no parecía estar en condiciones de hablar ella tomo la iniciativa.


- Lo que sea que haya sucedido ya paso.- le acaricio el cabello con cariño.- Estas a mi lado ahora.-
- Bombón.- Seiya la miro con una gran sonrisa.- que alegría me da verte.
- ¿Seiya que te ocurrió?- luna entro a la habitación y salto sobre su regazo.- luces muy asustado, como si hubiese visto un fantasma.
- ¿Luna tu sabes algo acerca del eclipse de la luna oscura?- dijo cuando por fin retomo el ritmo normal de su respiración.
- Creo que escuche algo acerca de eso hace mucho tiempo- pensó un poco.- pero no puedo recordarlo.
- ¿Seiya de que hablas?- pregunto Serena preocupada.


En ese instante Seiya le conto a Luna y a Serena lo que había ocurrido con las Dark sailors y la importancia que tenía el eclipse para ellas y que su plan principal era recuperar el antiguo milenio de plata.


- Iré a buscar a Artemis, a lo mejor él sabe algo de ese eclipse.- Luna tras decir esto se fue.


Serena y Seiya se quedaron en silencio unos momentos, ambos tratando de entender un poco que era lo que ocurría con las Dark sailors, en especial con una de ellas.


- Es muy extraño.- dijo Serena pensativa.- ¿por que Dark moon te dejo en libertad?
- Dijo que estábamos a mano.- expresó confundido.- La verdad no entendí a que se refirió.
- Esa chica tiene un comportamiento muy contradictorio.- Serena lo miro fijamente.- sobre todo contigo.
- A lo mejor me tiene miedo.- se alzó de hombros.
- No parece ser miedo, más bien parece respeto o incluso aprecio.- Serena le tomo la mano y en ese momento Seiya comprendió lo que Serena insinuaba.
- No volvamos a lo mismo bombón, Arianna no…-
- Tiene sentido Seiya, piénsalo.- lo interrumpió.- su actitud tan extraña últimamente, parece estar enojada todo el tiempo. Su salud tan inestable además ¿recuerdas cuando se enfermo?
- Cuando vino Hotaru.- dijo Seiya sin darle importancia.
- Si pero además de eso, fue cuando nuestra fuerza se incremento y Dark moon...-
- Dark moon también enfermo.- Seiya termino la frase de su esposa y por primera vez empezó a analizar la posibilidad que ahora que lo pensaba bien no era tan descabellada, de hecho parecía ser muy probable.
- Pero si estas en lo cierto bombón y Arianna es Dark moon ¿por qué puede atacarte sin siquiera pensárselo? Mientras que conmigo duda. También debería sentirte como su madre ¿no?
- No lo ves.- dijo como si fuera muy obvio.- la han puesto en contra de sailor moon pero seguramente se les paso por alto hacerlo también con Fighter.
- Debemos hablar con ella.- dijo Seiya.- la única forma de saberlo es preguntándole directamente
- ¡Claro que no!- gritó Serena espantada.- si le decimos algo descubrirá que somos sailor Fighter y sailor moon
- Entonces que se entere lucha contra su propia familia ¿no?-
- Y si no es ella.- Serena se cruzo de brazos.- tendríamos que explicarle lo que sucede y jure que nunca le diría nada.
- Serena.- Seiya la tomo por los hombros y la acerco a él.- nuestra hija ya no es una niña y…


El localizador se Serena empezó a sonar interrumpiendo las palabras de Seiya. Era Lita diciendo que los necesitaban a ella y a Seiya en el centro pues las Dark sailors estaban atacando la ciudad. Seiya se sintió como un tonto, ya había metido la pata dos veces en un solo día. Con todo lo que había sucedido olvido completamente que esas chicas planeaban hacer un ataque y no le advirtió a los demás. Dejando a un lado la conversación que estaban teniendo salieron corriendo para ir a ayudar a sus amigas a detener el ataque las Dark sailors.


¸¸.·´¯`·.¸¸..¸¸.·´¯`·.¸¸




La creatividad de Dark moon con respecto a sus planes dejaba mucho que desear. Como Dark venus lo había dicho, siempre era el mismo modus operandi que nunca daba resultados. Una semilla fantasmal arrojada en cualquier parte de la ciudad, libera un monstruo que aterroriza a las personas mientras llegan las sailors a salvar el día y entonces sería la oportunidad para enfrentarse a ellas directamente. Estos planes eran vagos y mal elaborados tanto que no parecían tener la firme intención de acabar con sailor moon, tampoco lo tenían las acciones de Arianna que cada día se hacían más débiles.


Sailor Júpiter lanzo su ataque de hojas de roble que junto a la saeta llameante que lanzo sailor Mars acabaron inmediatamente con el monstruo. Los dos bandos de sailors se miraron fijamente por unos minutos y cuando se disponían a tener una vez más una batalla sin sentido Sailor moon y sailor Fighter hicieron su aparición. Dark venus poso su mirada furibunda en la sailor de cabello negro y luego la poso en su líder pidiendo claramente una explicación, Dark moon solo se alzó de hombros fingiendo que no sabía lo que estaba ocurriendo.


- Pero si es sailor Fighter que milagrosamente regreso de la muerte.- grito Dark venus con ironía.- no es maravilloso Dark moon
- Parece que nunca dejara de sorprendernos.- respondio Arianna con una sonrisa para hacer enojar aún más a Dark venus
- Ya verás traidora.- estaba dispuesta a lanzar un ataque pero Dark Mars la tomo de un brazo para detenerla
- Oigan, oigan.- intervino Dark Mercury.- no debemos pelear entre nosotras.
- Cállate - grito Dark venus.- ¿Para esto no involucraste en tu lucha Dark moon? para acobardarte ante la primera oportunidad ¡beso de la muerte!


Sailor Fighter salto frente a Dark moon para servirle como escudo del ataque de Dark venus, gracias a la fuerza que había recibido de sailor moon el golpe no le haría tanto daño. El impacto la derribo al suelo causándole un poco del dolor del que pudo recuperarse fácilmente y se incorporo nuevamente.


- ¡Oh ya veo!- grito Dark venus.- te aliaste con ella.
- No te pedí que me ayudaras entrometida.- le dijo Dark moon a Fighter en voz baja.
- Te está atacando porque me ayudaste, lo mínimo que …-
- ¿Pero no es tierno?- grito una voz desde arriba de un árbol. – me enorgullece tu instinto "paternal" sailor Fighter.


Tuxedo Mask dio un salto y cayó al lado de una sorprendida sailor moon que no dejaba de mirarlo como si fuese una fantasma. Sailor Júpiter y sailor Mars tampoco lograban salir de su asombro al verlo cuando se suponía que él estaba muy lejos y completamente ajeno a esta guerra.


- No puedo creerlo.- dijo sailor Fighter irritada.
- Parece que olvidaste a quien le debes lealtad Fighter.- sonrió.- pero yo no lo he hecho.


Tuxedo Mask lanzó una de sus rosas hacia el pecho de Dark moon logrando darle una fuerte descarga eléctrica. Esta gimió de dolor y se dejo caer en el suelo. Él estaba a punto de lanzar otra de sus rosas pero el grito de sailor moon pidiéndole que no lo hiciera lo detuvo, Dark mercury corrió para ayudar a su amiga y tras susurrar un "mejor no vamos de aquí" ambas corrieron abandonando el lugar. Dark venus quiso quedarse y atacar por su cuenta pero al ver la desventaja numérica a la que se enfrentaba tomo la mano de Dark mars y junto a ella y Dark Júpiter salieron de allí.


- ¿Tuxedo Mask?- pregunto Serena como si aún no creyera lo que sus ojos estaban viendo.
- Si Sailor moon, soy yo.- sonrió y se acerco.- Regrese para protegerte
- Ella ya tiene quien la proteja.- intervino enojada Fighter.- puedes volver a tu casa tranquilo.
- ¿Pero de que estás hablando Darien?- Serena no lograba entender nada de la situación.- ¿que sucederá con tu familia?
- Tu eres mucho más importante.- hizo una pequeña venia.- princesa
- Esto tiene que ser una broma.- bufó sailor Fighter.
- Eres una vergüenza Fighter y te haces llamar su guardiana.- se puso a pocos centímetros frente a ella .- ni siquiera puedes mantenerla a salvo de un grupo de niñas traviesas
- ¡Estoy harta!- lo empujo.- tomare tu maldita rosa y la meteré en tu…
- ¡Alto!- gritó Serena.- discutiendo no llegaremos a nada, Tuxedo Mask podemos hablar.
- No me hagas esto.- dijo sailor Fighter rogando que Serena no se fuera a hablar con él.
- No te lo tomes así.- trato de calmar a Fighter.- solo quiero entender que ocurre. Tú y yo hablaremos más tarde.


Y sin decir más se fue con Darien, este giro su rostro para dedicarle una sonrisa triunfal a Fighter quien se sintió como la mayor perdedora de la historia. Al parecer Serena siempre preferiría irse al lado de este tipo en vez de apoyarla.


- Me largo de aquí.-


Dijo con amargura para irse por el camino contrario al que tomaron Serena y Darien. Rei y Lita intentaron detenerla pero tras recibir una mirada bastante furiosa de Fighter decidieron que lo mejor era no intervenir y ambas también abandonaron el lugar.


Serena converso con Darien menos de cinco minutos, este no le dijo nada diferente a lo que ya había dicho. Simplemente explico que al ver la incompetencia de Fighter decidió intervenir pues su obligación era protegerla en esa nueva batalla. Serena trato de indagar más pero él simplemente se fue sin contestar a una sola pregunta dejándola completamente confundida ¿por qué Darien estaba actuando tan extraño? ¿Y desde cuando sus rosas pueden causar tanto daño?


¸¸.·´¯`·.¸¸..¸¸.·´¯`·.¸¸


Esa misma noche Amy organizo una pequeña reunión en su casa para celebrar su aniversario de bodas. Pretendía que fuera una noche bastante agradable en familia pero al parecer nadie excepto Lita y Rei estaba de ánimos para eso, sin embargo todos asistieron más por compromiso con la amistad que los unía desde hacia tantos años que por que de verdad estuvieran dispuestos a celebrar.


Mientras todos conversaban animadamente Mina estaba sentada sola en un pequeño sillón que se encontraba frente a la ventana mirando fijamente el cielo nocturno. Tenía un vaso de whisky en las manos y no había parado de beber desde que llego. Yaten conversaba con Rei mientras miraba a su esposa de reojo preocupado. Según lo que le habían informado quienes trabajaban con ella pocas veces se le veía comiendo en los estudios pero por el contrario últimamente si ingería demasiado alcohol.


- Mina creo que ya has bebido suficiente.- Yaten trato de quitarle el vaso de las manos. Ella al ver sus intenciones le arrojo el whisky en la cara.- ¿pero qué te pasa? – dijo el irritado mientras trataba de limpiarse


"¿qué te pasa?" Repitió la pregunta en su mente y como la sangre le hervía. Sabía que era un cínico pero no se imaginaba hasta que punto. Los últimos días guardo silencio y trato de actuar normal con él esperando a que decidiera decirle la verdad pero ya no podía aguantar más ¿de verdad pretendía fingir que no tenía ni idea porque ella estaba así? El muy descarado quería seguir escondiendo a su amante mientras jugaba con ella a la familia perfecta ¿tan poco respeto le tenía? No pudo conservar más su autocontrol y se lanzó sobre él.


- Miserable, infeliz, cínico desgraciado.- gritaba entre lágrimas y golpes.
- ¿Mina que ocurre?- Yaten trato de calmarla pero estaba tan impresionado que no podía hacerlo por lo que Seiya y Taiki la separaron de él. –
- Trata de calmarte Mina.- la abrazo Taiki, Yaten quiso acercarse pero este lo detuvo.- creo Yaten que ya hiciste suficiente
- Déjame hablar con ella.- a pesar de las negativas de ella la tomo del brazo y la arrastro hacia la habitación que estaba al lado.
- ¿Quieres explicarme que fue todo eso?- grito Yaten exasperado.
- ¿por qué no mejor me explicas tú? - respondio ella mientras intentaba parar de llorar.- ¿creíste que no me daría cuenta?
- ¿De qué hablas?- titubeo un poco entendiendo por fin que era lo que en realidad estaba pasando.
- Tras todos estos años juntos.- Mina se abrazo fuerte para menguar el dolor en su pecho.- fue tan poco tu amor que no te costo nada remplazarme.
- No, no amor, no es cierto.- tomo su sus manos y las apretó con cariño.- yo te amo más que a nada.
- Mentiroso.- le dio una fuerte bofetada.- te vi Yaten Kou, lo vi todo. Echaste a la basura toda nuestra vida juntos, nuestra familia.- tomo aire y lo miro con desprecio.- me defraudaste.
- No, Mina no es lo que crees - gritó desesperado.- Esta fuera de mi control, algo raro me está sucediendo.
- Te estás enamorando de otra, eso es lo que sucede.- respondio ella mientras limpiaba su rostro.
- No es eso.- la abrazó con fuerza.- jamás amaría a nadie que no fueras tu.
- No me toques.- Mina se soltó con fuerza y sin decir más salió de la habitación.


Yaten la vio irse lleno de angustia ¿ahora que podría hacer para arreglar esta situación? No podía perderla, simplemente se moriría si ella y su hija se alejaran de su lado pero conociendo a su esposa llevaría todo al extremo. ¿Por qué no pudo creerle? Su historia no era muy creíble pero era cierta pudo tenerle un poco más de fe. Apretó los puños con fuerza, limpio las lagrimas que se escaparon de sus ojos y tras dar un fuerte suspiro regreso a la fiesta tratando de actuar con normalidad.


¸¸.·´¯`·.¸¸..¸¸.·´¯`·.¸¸


En la habitación de Sophia las cosas no estaban mejor, las chicas estaban reunidas viendo como April y Arianna discutían lo ocurrido con Fighter. Ambas siempre habían sido las chicas con más fuerza y don de mando en el grupo pero nunca habían peleado, de hecho siempre se habían llevado muy bien. Ahora que estaban enfrentadas el grupo de amigas claramente se dividía en dos: por una lado April y Candace, por otro Arianna y Sophia mientras que Hana aun no sabría por cuál de los dos inclinarse pues ella siempre trataba de mantenerse al margen de todo.


- Cuando dijiste que te harías cargo pensé que acabarías con ella, no que te acobardarías.- dijo April bastante molesta.
- Yo no soy una asesina.- respondio Arianna con fuerza.
- Debiste pensarlo antes de meterte en esto Arianna.- interrumpió Candace.- ya no tienes escapatoria.
- Ni nosotras tampoco.- dijo Hana entre dientes.-
- Puedes abandonarme si tanto lo deseas.- grito Arianna quien empezó a perder la paciencia.-
- Cálmate Arianna gritando no lograras nada.- Sophia era quien siempre transmitía paz a sus amigas cuando tenían problemas pero ahora las cosas se le estaban complicando.
- Arianna creo que debes definir bien que es lo que quieres en realidad.- dijo Candace tratando de ayudar a su amiga.- atrapar a sailor moon o…
- Sabes Candace.- interrumpió April con burla.- creo que Arianna no tiene lo que se necesita para ser una princesa
- Repite eso.- grito con fuerza Arianna parándose a pocos centímetros de su prima.- atrévete
- Dije que tú no eres lo suficientemente valiente para ser la princesa de la luna.-


No hubo respuesta, sólo un fuerte golpe que derribo a April al suelo. De inmediato ella se puso de pie y tras darse cuenta de que su nariz estaba sangrando se abalanzo contra Arianna empezando una fuerte pelea entre ambas. Sophia, Candace y Hana trataron de separarlas sin éxito por lo que decidieron que era hora de pedir ayuda.


El ambiente en la sala era tan tenso que perfectamente podrían cortarlo con un cuchillo. Seiya, Mina y Rei conversaban en la mesa mientras Serena, Yaten y Lita hacían lo mismo al lado totalmente opuesto de la habitación. No hacía falta ser adivino para saber cuál era el tema de cada conversación. Amy y Taiki miraban la situación sin atreverse a intervenir pues a ninguno le estaba sirviendo de nada, Mina no daba su brazo a torcer y Yaten se negaba a hablar del tema.


- Tío Seiya, tío Yaten, tienen que ayudarme.- Sophia grito desde arriba de las escaleras y de inmediato los dos hombres que fueron llamados salieron corriendo para ver que ocurría. Todos los demás los siguieron preocupados.


Por la cabeza de Seiya y Yaten pasaron mil cosas mientras subían las escaleras, tal vez algo grave había sucedido pero lo que vieron cuando entraron a la habitación no lo hubieran podido imaginar. Sus hijas que aparte de haber sido muy unidas también eran todas unas señoritas bien portadas se revolcaban en el suelo como un par de chiquillas revoltosas. Se apresuraron a separarlas teniendo que usar bastante fuerza pues ellas ponían bastante resistencia.


- Arianna.- dijo Serena entrando a la habitación.- ¿Qué estás haciendo?
- Chicas por todos los cielos.- dijo Seiya sosteniendo a su hija que trataba de librarse de su agarre.- ustedes son amigas no deben tratarse así.
- Además son familia April.- Yaten intervino mientras también trataba de controlar a su hija.- esas no son las cosas que te hemos enseñado tu madre y yo.
- No me hagas reír.- dijo Mina con rabia.- tú precisamente quieres hablarle a mi hija de valores familiares
- guardarte tus comentarios irónicos Mina para un momento más adecuado- dijo Yaten irritado.
- Tratemos de solucionar esto.- intento Serena.- Mina por qué no hablas tu con April mientras nosotros hacemos lo mismo con Arianna. Los demás pueden retirarse por favor


Mina tomo a su hija de los hombros y salió de la habitación sin darle la oportunidad a Yaten de seguirlas, el a pesar que también quería hablar con April entendió que su presencia solo molestaría a Mina y empeoraría las cosas. Seiya soltó a Arianna y esta de inmediato le dio la espalda a él y a su mamá.


- ¿Quieres explicarnos lo que sucedió?- preguntó Seiya. Arianna sacudió la cabeza indicando un no.
- Me sorprende tu comportamiento cielo.- dijo Serena acercándose con un pañuelo para limpiarle la sangre que le brotaba del labio.- tu jamás habías actuado con agresividad
- No me toques.- grito Arianna alejando la mano de Serena.
- No me hables así.- dijo Serena asombrada, Arianna nunca le había alzado la voz.
- No quiero hablar con nadie, déjenme sola.- grito y luego se dispuso a salir de la habitación
- Hija solo queremos.- Seiya intento detenerla.
- Que me dejen sola.- se escucho el grito desde la escaleras y luego un fuerte portazo indico que Arianna se había ido a su casa.


Sin siquiera mirarla Seiya también abandono la alcoba de Sophia. Serena intuyo que estaba molesto con ella por lo ocurrido con Darien. Era increíble ver tantas peleas juntas en una misma familia, precisamente su familia. Todos habían convivido en paz tanto tiempo sin tener una sola discusión y ahora miles de problemas se desataban a la vez como si fueran una reacción en cadena. Estos sucesos no podían ser meras coincidencias y Serena tenia la firme corazonada que había alguien tras todo lo que estaba pasando. Este enemigo la estaba destruyendo lentamente pero de forma mordaz, era un villano silencioso que atacaba de forma casi imperceptible su punto más débil. Pero ella averiguaría quien era y lo haría lamentarse el haberse metido con ella porque nadie sabía de lo que ella era capaz de hacer por proteger a sus seres queridos.
avatar
Aysha Bakhovik B.
Administradora
Administradora

Fecha de inscripción : 16/10/2011
Femenino

Re: El nacimiento de la Luna nueva [S/S] WAFF ( capitulo 18 ) actualización

Mensaje por Aysha Bakhovik B. el Mar 16 Jul 2013, 6:25 pm

Buen capítulo.... Muy intrigada, ya kiero saber más, actualiza pronto, bye!!!!


.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


La realidad es mejor que la fantasía, Gabriel.
─No, si convertimos la fantasía en nuestra realidad.
avatar
kimys
Sailor Outher
Sailor Outher

Fecha de inscripción : 11/11/2011
Femenino
Edad : 25

Re: El nacimiento de la Luna nueva [S/S] WAFF ( capitulo 18 ) actualización

Mensaje por kimys el Jue 18 Jul 2013, 4:21 pm

buen capitulo espero que el proximo sea mejor




besos
avatar
anita0504
Sailor Moon
Sailor Moon

Fecha de inscripción : 22/01/2012
Femenino
Edad : 25

explicaciones

Mensaje por anita0504 el Sáb 24 Ago 2013, 3:59 pm

chicas de verdad siento mucho la tardanza.  no tengo como excusarme
en este momento de la historia llegue a un punto de bloqueo total, no sabia como darle continuidad a la trama y enlazar los acontecimientos con lo que esperaba que fuese el final ,ese es el motivo de mi demora.
gracias a Dios pude desenredar mi mente y traer un nuevo capitulo de este fic...
espero no tardarme mucho con el otro
las quieroo
y gracias 

Explicaciones..

Arianna miraba ansiosa el reloj que estaba en la recepción de la oficina de la directora, el timbre que indicaba la salida ya había sonado y ella estaba ansiosa por irse a casa pero seguramente recibiría un castigo por las acciones de esa tarde.
Era hora del almuerzo y ella estaba sentada en la mesa de siempre junto a Sophia. El grupo de chicas se había divido gracias a la pelea de hace algunos días, como era de esperarse Candace y Hana se hicieron al lado de April dejándola sola con su otra prima. En realidad no le importaba mucho que sus amigas le dieran la espalda, últimamente le molestaba el contacto con la gente y se sentía mejor si la dejaban sola. Sophia sin embargo no quería irse de su lado pues temía que si lo hacía podría perderla completamente. Arianna sentía los pelos de punta cada vez que su prima la miraba con tanta preocupación en su rostro y estuvo a punto de gritarle que dejara de molestarla pero en ese fatídico momento una chica tropezó con ella y derramo un poco de jugo en su uniforme. Esta le pidió disculpas una y otra vez pero no fueron validas para Arianna quien arremetió contra ella y de un puñetazo la envió al suelo, pretendía s seguir golpeándola pero Sophia de inmediato se interpuso entre ella y la chica por lo que simplemente se sentó de nuevo en su mesa a terminar su almuerzo como si nada hubiese sucedido.
El día hubiese transcurrido sin más inconvenientes si alguien no la hubiese delatado con Collins y la obligaran a ir a su oficina. Ansiaba saber quién era la soplona para darle también su merecido y así mostrarle a toda la escuela que nadie puede meterse con Arianna Kou.
Tras a insoportable espera Collins por fin la hizo pasar. La directora llevaba meses sin verla desde aquella discusión en el hospital cuando la acuso de atacar a April pero de inmediato vio el cambio en aquella chica. Estaba muy delgada y pálida, sus ojeras eran casi color malva, sus hermosos ojos habían perdido todo su brillo y vivacidad. Collins no pudo evitar hacer la comparación entre Arianna y un cadáver y llego a la conclusión que la única diferencia entre ambos es que ella aun puede respirar.
- ¡Mi niña santo cielo!- dijo alarmada.- ¿te encuentras bien?
- De maravilla.- respondió Arianna con ironía - me encanta pasar mis tardes conversando con usted.
- ¿Estás enferma?- analizo el rostro con de Arianna con preocupación.- luces muy mal
- Quiere ir al grano Collins.- mostró una sonrisa arrogante.- quiero salir de aquí.
- Me temo que no será tan simple.- tomo el teléfono y empezó a marcar a la oficina de Seiya.- Tu falta fue muy grave y tengo que informar de inmediato a tus padres.
- Eso no va a ser necesario.- dijo Arianna con irritación endureciendo la mirada.
- Claro que si linda, es por…-
- Dije que no va ser necesario.- se puso de pie y de un manotazo arrojo el teléfono al suelo.- escúcheme bien, tal vez desee mucho ver a mi padre pero tendrá que buscar otro medio.- la tomo la solapa de la chaqueta y la halo hacia sí - olvidará todo lo que ocurrió hoy y mis padres no se enteraran de nada ¿entendido?
- Arianna me estas asustando.-
- ¿Va a hacer lo que le digo o no? - gritó furiosa.
- Si, si pero por favor suéltame ya.- la soltó de golpe haciendo que su silla se tambaleara
- Eso está mejor.- sonrió.- como le dije me encanta conversar con usted.
Tras decir esto se fue, con una actitud tan despreocupada que no parecía ser la misma chica que hace unos minutos amenazó a la directora. Collins trato de servirse un vaso de agua pero estaba tan nerviosa que dejo caer la jarra de cristal haciendo un desastre en su oficina. Jamás un estudiante la había intimidado, no a tal punto. Había tratado con todo tipo de niños, rebeldes, malcriados, revoltosos e incluso pandilleros, a todos los había podido manejar sin percances pero la señorita Kou la tomo por sorpresa. Siempre fue tan risueña y dulce que jamás creyó verla como lo hizo hoy, tan peligrosa e intimidante. Sin más borro la anotación que había hecho en el expediente de Arianna y lo guardo en el fondo de su archivador, ella no se enfrentaría a ese pequeño demonio otra vez
-/-
Serena estaba esperando en la puerta de la escuela un poco más de media hora. Decidió ir a esperar a su hija e irse caminando juntas a casa, a lo mejor allí tenían la oportunidad de hablar un poco, pero ella se estaba tardando demasiado y ya se estaba preocupando sobre todo tras encontrarse con Sophia y tras preguntar por su hija le respondio un "mejor que se lo diga ella", lo que indicaba que a lo mejor Arianna se había metido una vez más en problemas.
A cualquier persona le agradaría encontrarse a su madre esperando por ti con una enorme sonrisa para acompañarte a casa, lástima que en estos momentos Arianna estaba muy lejos de ser una persona normal. El ver a Serena allí le pareció una verdadera sorpresa, una muy grande y desagradable sorpresa.
- Collins te llamo.- grito Arianna mientras imaginaba como hacerle pagar esa traición a la vieja bruja.
- Yo vine por mi cuenta.- le contesto seria.- ¿qué sucedió con Collins?
- ¿Por qué no estás en tu trabajo?- pregunto con toda la intención de cambiar el tema.
- Me tomare unos días.- sonrió.- quiero pasar más tiempo contigo
- ¿Cuantos días?- la sonrisa de Serena no logro contagiar a Arianna ni por un segundo, al contrario su mirada se endureció aún más.
- En realidad renuncie.- se alzo de hombros. La chica hizo una mueca de desagrado y comenzó a caminar dándole la espalda.
- Será una oportunidad para que nos acerquemos más ¿no te agrada la idea?- Serena tuvo que correr para alcanzarla
- ¿Qué te hace pensar que quiero pasar tiempo contigo?- grito disgustada.
- No creí que te molestaras tanto.- Serena aguanto las lagrimas.-
- Bueno ya ves que si.- sonrió y continuo su camino
- Arianna Kou Tsukino vuelve aquí en este momento.- por primera vez en su vida Arianna escucho a su mama levantarle la voz y por esto no pudo evitar detenerse.
Serena camino hacia ella y puso su mirada en las oscuras bolsas bajo los ojos de Arianna. Estaba segura de no haberla visto tan pálida y con las ojeras tan marcadas esa mañana pero eso no era lo único diferente en ella, los ojos tenía un brillo diferente y aún más preocupante, su aura expedía una energía oscura y siniestra tanto que si Serena hubiese podido verla seguramente era más negra que la propia oscuridad.
- Iremos al templo Hikawa, Rei sabrá que hacer.- Serena tomo le tomo la mano e intento arrastrarla pero Arianna opuso resistencia.
- ¿Y que se supone que hará Rei? ¿Lanzarme un pergamino? - empezó a reírse.
- Si es necesario te hago un exorcismo.- Serena respondió disgustada.- esta no eres tu Arianna ¿que no lo ves?
- ¿Quién insinúas que no soy?- la risa se detuvo para mirar a su madre un tanto intrigada
- Mejor vayamos al grano ¿Arianna tienes que ver con lo que está sucediendo en la ciudad?
Serena no hubiese querido tocar el tema con su hija tan rápido, no en lugar tan poco adecuado y sin la compañía de Seiya pero al verla tan distinta no pudo evitar cometer la imprudencia de preguntarle directamente si ella tenía o no algo que ver con Dark moon.
- ¿De qué hablas mamá?
- Sabes de qué o mejor dicho de quien hablo.- se cruzo de brazos.- de Dark moon
- ¿cómo es que la conoces?- Arianna estaba confundida. Había intentado ser bastante discreta para que no la descubrieran. Ataco lugares lejos de casa o del trabajo de sus padres y familiares. Serena no tenia forma de descubrirlo ¿entonces por qué sabia?
- Yo pregunte primero.- no pensó en el pequeño detalle que su hija pediría una explicación así que respondió a la defensiva con la mejor salida que encontró
- Bueno.- torció el gesto ante la respuesta.- entonces no tengo nada que ver con ella.
- Me estas mintiendo.-
- Puedes probarlo.- Arianna sonrió con arrogancia.- no estás segura ¿verdad?
- Deja de jugar que esto es serio.- grito Serena.- soy tu mamá, merezco saber que te está pasando y si puedo ayudarte ¡mira como estas! Te estoy perdiendo y no me dejas hacer nada para evitarlo.
- Baja el drama mamá, tú no eres Mina.- se burlo del dolor de Serena.- te daré un consejo para evitarte tanto sufrimiento. No hagas preguntas, si no puedes soportar la respuesta.
A lo mejor tenía en alguna parte de su cuerpo un botón que podía desactivar todo sus sistema y Arianna sin duda lo había presionado. Se sentía perdida, pasmada y sobre todo confundida por la persona que tenia frente a sí, ella no era su hija, esa pequeña bruja no podía serlo. Como para darle más certeza a los pensamientos de su madre, Arianna soltó una fuerte carcajada, cruel y humillante que hizo llenar los ojos de Serena de lagrimas. Tras esto se fue dejándola parada en mitad de la acera mirando hacia la nada. Su hija tenía razón no estaba lista para la verdad, pero por lo menos ya la conocía.
-/-
Yaten intento toda la mañana ponerse en contacto con Mina, rondo los sets de grabación y su camerino pero no pudo conversar con ella más de cinco minutos y de cosas únicamente relacionadas con el trabajo, lo ignoró completamente haciéndolo sentir destruido, ella jamás lo había hecho a un lado como si no importara, obviamente ese comportamiento era una muy mala señal. El desprecio que Mina tenía en su mirada era suficiente para desesperarlo hasta hacerlo caer en la locura, prefería mil veces que ella estuviese gritándole, recriminándole e incluso golpeándolo, podía manejar eso pero no su indiferencia, a eso nunca se había enfrentado y para ser sincero estaba realmente asustado.
El día se le acababa y debía regresar a su oficina para organizar unos informes que debía tener listos antes de que llegara Sophia para ir a llevárselos a Taiki. Se sentó en su escritorio dispuesto a sacar a Mina por un rato de su mente pero fue imposible cuando ella lo miraba sonriente desde el portarretrato que tenia sobre la mesa. Estaba hermosa y feliz mientras que él la abrazaba sonriente, era el día de su boda, el día que estaban llenos de sueños e ilusiones, una hermosa familia, una empresa prospera , envejecer juntos demostrándose cada mañana el amor tan infinito que sentía. Todo eso ya eran sueños rotos.
El teléfono sonó. Yaten dudo en contestar pero Mei se encargaba de filtrar las llamadas que pasaban a su oficina y tenía una orden estricta de no pasárselas a no ser de que fuera sumamente importante, gruño para sus adentros y tomo el auricular de mala gana sin molestarse en saludar a quien estaba en la otra línea sino esputar un agresivo "que quiere".
- ¿El señor Yaten Kou?- pregunto la voz de un hombre
- Es obvio que soy yo.- " idiota si llamo a mi oficina quien más iba a contestar"
- Soy el abogado de la señora Kou y quiero hablar con usted todo lo referente al divorcio.- Al escuchar esto la sangre se le helo y dejo de circular por su cuerpo, ahora todas sus células no se alimentaban de oxigeno sino de terror.
- No, no- grito nervioso.- hay un error mina no quiere divorciarse.
- Si lo quiere señor.- suspiro el hombre al teléfono.- es mejor hacer esto de mutuo acuerdo así será más rápido y menos doloroso para usted y su esposa.
- No voy a llegar a ningún acuerdo porque no habrá divorcio ¿me oye?
- Señor Kou entienda…-
- Sus servicios no serán necesarios muchas gracias.
Yaten tiro el teléfono enojado, Mina se había tomado el atrevimiento de conseguir un abogado sin siquiera hablar con él, no quería divorciarse, era lo último que haría y tenía que hacer hasta lo imposible por hacerla desistir de la idea. Convencerla de que aun la amaba y que moriría si no le permitía seguir a su lado y el de su hija.
- ¿Qué te dijo el abogado?- Mei sonreía desde el marco de la puerta mirando con deleita la exasperación de su jefe
- ¿Por qué me pasaste la llamada?
- Dijo que solo hablaría contigo personalmente.- entro y se sentó sobre el escritorio.- aunque no lo creas separarte va a ser lo mejor, tu mujer está loca.
- Esto se acabo.- grito furioso.- Tu estas despedida
- No puedes despedirme.- le reclamo indignada.
- No vas a venir a mi oficina a hablar mal de la mujer que amo.- camino hacia la puerta para abrirla.- óyeme bien Mei, entre ella y tú mi corazón la elegirá mil veces
- ¿Ah si?
Yaten no supo en qué momento su bella y muy atractiva secretaria se convirtió en ese horrible monstruo. Tenía la piel arrugada y de un tono casi gris, los ojos, la nariz y los dientes desparecieron para dar paso a unas desagradables fosas oscuras como la de las calaveras. El abundante cabello azul desapareció dejando la cabeza de este ser completamente calva. Yaten quedo paralizado y por más que quiso no pudo mover ni un solo musculo para defenderse de esa cosa.
- No te resistas Yaten Kou.- dijo la bruja agarrando con fuerza su mandíbula.- estas completamente a mi merced
- No vas a dominarme.- intento moverse una vez más.- no seré tu sirviente.
- Calla.- puso un dedo en su boca.- no estás en condiciones de discutir conmigo.- sonrió.- Olvidaras esta discusión y la idea de despedirme
Los ojos de Yaten perdieron el brillo y por un momento parecieron como sin vida, un raro humo salía de su cabeza y se concentraba en la pequeña estatuilla que Mei le había regalado meses atrás, esa cosa era la que le permitía seguir teniendo control sobre él.
- Hare todo lo que digas.- dijo con un tono igual al de un robot
- dime querido ¿quién es la mujer que te desvela?
- Nadie más que tu.
La fuerza mental de Yaten y su amor por Mina eran fuertes pero los poderes de Moira lo eran aún más. Lo había tomado desprevenido, si tan sólo hubiese descubierto a Mei antes podría haberse defendido de su control mental, ahora ella lo tenía completamente atrapado. Su plan para retomar el control de Yaten hubiese salido a la perfección si Moira hubiera puesto un poco más de cuidado al transformarse porque alguien la había visto.
La pequeña Sophia miraba como un monstruo, que no podía pertenecer a otra persona que a la reina Darkness, se estaba apoderando de su tío. Moira fijo su mirada en ella y está aterrorizada salió huyendo del lugar. Si esa niña contaba todo lo que había visto los esfuerzos de ella y su reina serian en vano, por lo tanto debía encargarse de la mocosa antes que soltara la lengua.
-/-
Serena estaba sentada en la mesa de la cocina y frente a ella había un enorme trozo de pastel, pero no se había animado a darle un solo bocado. La conversación de esa tarde con Arianna le daba vueltas y vueltas por la cabeza. Ahora sabía la verdad ¿pero que era lo que debía hacer con ella? Encontrar una solución era bastante complicado cuando no tenía ni idea de cómo volverla a la normalidad o quien era su enemigo principal para ir y obligarlo a dejar en paz a su hija.
- Serena gracias al cielo te encontramos.- Luna y Artemis entraron en la cocina y de un salto subieron a la mesa para ponerse a la altura de Serena.
- Luna, Artemis.- Se apresuro a limpiar las lágrimas de su rostro.- ¿qué sucede?
- Serena tenemos una idea de quién puede ser nuestro enemigo.- respondió Artemis bastante ansioso.
- ¿Ah sí?- grito Serena emocionada.- ¿Quién es?
- Recuerdas que Seiya escucho a las Dark sailors hablar del eclipse de la luna oscura ¿Sabes lo que sucede en los eclipses lunares?- pregunto Luna para poder iniciar su explicación
- La tierra se interpone entre la Luna y el sol, entonces la Luna deja de recibir su luz.- Respondio de mala gana, tal vez hubiese sido algo tonta y poco estudiosa cuando joven pero ahora entendía fenómenos tan básicos como los eclipses
- El eclipse de la Luna oscura no es un eclipse ordinario.- intervino Artemis.- en este la fuerzas de la oscuridad logran penetrar la vía láctea y es la oportunidad perfecta para apropiarse del milenio de plata.
- Quien controle el milenio de plata controla toda la galaxia.- agrego Luna.
- Ahora el milenio de plata no es controlado por nadie lo que es una oportunidad perfecta para que la oscuridad pueda conquistarlo - Artemis dijo bastante preocupado
- Pero yo soy la princesa de la Luna, yo soy quien está a su cargo ¿o no?- Serena pregunto confundida
- Me temo que no, todo este tiempo que dejaste de ser sailor moon hizo que el milenio de plata dejara de reconocerte como su princesa.- dijo Artemis
- ¿Eso qué quiere decir?-
- que tanto tu como tus guardianas están su perdiendo poder.
- Pero que dices si incluso nuestra fuerza se incremento cuando luchábamos contra Dark moon.
- Algo ha cambiado.- dijo Luna.- desde hace algunos meses la luz que reinaba en la galaxia se ha extinguido poco a poco.
- Espera Luna ¿de qué luz me hablas?
Luna y Artemis respiraron profundo y comenzaron a contarle a Serena una importante historia la cual ella escucho con mucha atención.
En un principio nada existía, todo era un vacio interminable pero de pronto surgió el cosmos, las estrellas y los planetas pero también vino el caos y la oscuridad. Juntos todos estos hicieron posible la aparición del universo.
La razón por la que puede existir el universo es que en este se presenta un perfecto equilibrio y para cada mal existe su contraparte: el día se enfrenta a la noche, el blanco no existe sin el negro y no podemos hablar de un sí, si no estuviera el no. Así como la luz y la oscuridad son contrarias cumplen una función fundamental, su constante lucha entre el bien y el mal es la que permite mantener el equilibrio en el universo y con este la vida en todas las galaxias.
- Creo que entiendo un poco lo de la teoría de los contrarios y toda la cosa.- intervino Serena.- ¿Pero por qué la luz de la vía láctea está desapareciendo?
- Porque tú larga ausencia generó un desequilibrio. – explico Artemis.- debías fundar un segundo milenio de plata o mejor conocido como Tokio de cristal pero no sucedió entonces el milenio de plata, el reino de la luz en la vía láctea quedo en el olvido.
- no entiendo.- Serena respondió frustrada.- si otra vez soy sailor moon ¿por que continua el desequilibrio?
- Porque la familia de la luna ha sido contaminada por la oscuridad- Luna no quería tocar esa parte pues sabía que podría afectarla.
- Arianna. – Serena expreso con angustia.
- No solo ella Serena.- respondio Artemis.- todos de cierta manera lo están
- Las peleas, las traiciones, los celos y la desconfianza.- Luna miro a Serena fijamente.- sabes esto no es normal entre ustedes, las fuerzas de la oscuridad están haciendo de las suyas y si los corazones de las guerreras del sistema solar se llenan de malos sentimientos, el milenio de plata perderá toda la protección que ellas puedan brindarle.
- Y eso no es lo más preocupante.- Artemis tomo aire.- si la oscuridad se apodera de la vía láctea la luz que hay en ella se extinguirá completamente.
- Entonces la predicción de Candace es real, sino gano esta batalla voy a morir.-
- No sólo tu Serena.- enfatizo Luna.- todos los que portan en su interior una verdadera semilla estelar.
- No puedo permitirlo ¿qué debo hacer entonces?-
- Defender al milenio de plata de la invasión, recuperar la fuerza de tu semilla estelar y la de tus guardianas.- dijo Artemis.- Serena, debes cumplir con tu destino y convertirte en la Reina del milenio de plata.
Serena siempre supo que su decisión de quedarse con Seiya traería cambios significativos en el futuro, ahora después de tanto tiempo podía vislumbrar cuales eran. El milenio de plata había sido olvidado por su gobernante y ahora la vía láctea estaba desprotegida para el próximo eclipse de la luna oscura. Su poder y el de sus guardianas estaba bastante debilitado gracias a que las artimañas y los engaños de Darkness habían logrado llenar de oscuridad sus corazones y la luz de sus semillas se reducía ante este hecho. Si Serena quería ganar esta guerra lo primero que debía hacer era limpiar a toda su familia de la influencia de la oscuridad y prepararse para cumplir con el deber que tuvo desde siempre, ser la reina del milenio de plata.
- /-
Sophia llego corriendo al hospital de sus padres bastante agitada. Lo que había visto la dejo atónita y bastante aterrorizada. Sabia del problema de Yaten y Mina gracias a que April había hablado con sus amigas al respecto buscando un poco de consuelo. Al principio dudo de que fuese posible que su tío quien siempre pareció tan enamorado engañara a su esposa así no más, al final termino por creer que podía ser posible pero lo que acababa de ver cambiaba todo el panorama.
Esa criatura que se hacía pasar por la secretaria de Yaten era un sirviente de la reina Darkness, de eso no había duda ¿pero por qué? ¿Qué interés tenia la reina en destruir la familia de April? Sophia tenía entendido que la guerra de Darkness era contra sailor moon, la familia de ninguna de ellas no tenía nada que ver en esto.
Todo esto significaba que esa mujer siempre le había mentido a Arianna y mientras ellas batallaban como unas tontas frente a las sailors scouts la reina se encargaba de hacerles daño a sus espaldas. Entonces si ella era la responsable de los problemas de Mina seguramente también lo era del ataque en la fiesta de three lights, del accidente de April donde culparon a Arianna, el deterioro en la salud de su prima y quien sabe que cosas más de las que no estaba enterada.
-Como está la niña más linda del mundo.- dijo Taiki que la encontró parada en mitad del pasillo.- ¿estás bien? Te veo algo pálida.-
- Ah, sí, no te preocupes.- trato de actuar normal frente a su padre.- vine corriendo, debe ser por eso.
-Está bien.- dijo no muy convencido.- ¿trajiste los documentos que te pedí?
- Eh no, Yaten no los tenía listos.- dio la primera excusa que se le ocurrió
- debía tenerlos esta tarde.- exclamo Taiki muy molesto.- tendré que encargarme yo mismo de ellos, lástima que hubieses corrido para nada.- le sonrio a su hija.- Bueno me dirigía a comer algo antes de iniciar mi turno ¿quieres acompañarme?
- Claro que si.- sonrió ya mas aliviada.
-/-
En la recepción del hospital una hermosa joven de cabello azul llego buscando al doctor Kou, para entregarle unos papeles muy importantes. Miro a su alrededor inspeccionando las instalaciones del centro médico y un cuadro en la pared capturo su atención, una pequeña de aproximadamente siete años disfrazada de enfermera la miraba sonriente. Tenía los ojos color violeta y un largo cabello castaño.
-Disculpe.- llamo la atención de la recepcionista.- ¿quién es la niña que está en esa pintura?
-Bueno ella.- sonrio al ver a quien se refería.- Es la señorita Sophia Kou, la hija de los dueños del hospital. Taiki y Amy Kou.
-Parece ser una niña muy gentil.- dijo analizando el cuadro.- ¿nombraron el hospital "dulce Sophia" en honor a ella?
-Claro que sí, es una niña muy tierna con todos a su alrededor. Nuestros pacientes la adoran.
- Ya veo.- sonrió.- si los pacientes la conocen es que seguramente pasa mucho tiempo en el hospital.
- Ella está aquí todas las tardes después de la escuela le gusta visitar a los enfermos
- Ya veo.- sonrió.- me encanta conversar con usted pero podría decirle al señor Kou que estoy aquí.
Taiki y Sophia compartían una malteada y un trozo de pastel en la cafetería. Taiki analizaba como su pequeña princesita había cambiado tanto. A veces le era imposible no verla como la pequeña que corría por todos los pasillos del hospital pero ahora estaba muy lejos de ser una niña, era una señorita muy inteligente y bien portada, cabe resaltar que también era muy hermosa. En algunas ocasiones descubrió algunos de sus enfermeros mirándola o coqueteando con ella y no pudo evitar sentir una chispa de celos. Era consciente que su niña crecería, se enamoraría y se iría de su lado pero quería posponer eso todo lo posible no solo porque quería tenerla junto a él muchos años más sino porque no quería que ella estuviese con un hombre que no fuera digno de ella.
- Doctor Kou.- una enfermera le llamo la atención.- la asistente de Yaten Kou lo está esperando en la recepción.
- Por favor dile que voy en un momento.- la enfermera asintió y se fue a dar el mensaje a la recepción.
-No vayas.- Sophia exclamo asustada.- por favor no hables con ella.
- A mí tampoco me agrada.- Taiki torció el gesto, sabía perfectamente que esa mujer arruino el matrimonio de su hermano.- pero seguramente trae los archivos que Yaten debía enviarme. Nos veremos más tarde.
- No papa, no.-
Él emprendió camino a la recepción tan rápido que no escucho las plegarias de su hija. Sophia quiso correr tras él y detenerlo pero ver otra vez a Mei le daba tanto miedo que se arrepintió de la idea de perseguirlo, por lo que mejor decidió ir al consultorio de su mamá y ocultarse allí mientras esa mujer permanecía en el hospital.
Taiki no pudo evitar fruncir el seño al ver a Mei en la recepción. Debía reconocer que era hermosa pero no tanto como Mina, además era obvio que esta era un mujer arribista y sin escrúpulos al pretender iniciar una relación con un hombre casado. No solía inmiscuirse en problemas ajenos pero el aprecio que le tenía a Mina y el amor que sentía por su hermano le hacía imposible no tomar partido
- ¿Puedo ayudarla?- pregunto de mala gana.
- Buenas tardes.- sonrió.- su hermano envió esto para usted.- le entrego el sobre con los papeles.- dice que por favor los revise y lleve sus correcciones a la próxima junta directiva.
- Bueno. Ya puedes irte.-
- Doctor Kou, perdone el atrevimiento.- se mordió los labios como dudando si hablar o no.- pero tiene una hija muy hermosa
- Ya lo sé.- torció el gesto.- muchas gracias.
- Se ve tan linda y tan enamorada.- le guiño un ojo con picardía.- tiene un novio muy guapo
- ¿De qué habla?- Taiki pregunto preocupado, Sophia no tenia novio hasta donde el sabia.
- ¡Oh no! Cometí una imprudencia.- dijo apenada.- pensé que usted sabia.
- Pues al parecer no.- dijo malhumorado.- ¿usted sabe de quién se trata?
- La he visto salir un par de veces con el chico que la transporta.- se alzó de hombros.- por cómo se comportaban pensé que eran novios. Disculpe otra vez mi indiscreción a lo mejor mal interpreté las cosas.
- Tranquila.- le dio la mano.- ahora le pido el favor que se retire.
Mei sonrio y salió del hospital. Desde hace varios meses conocía la relación que Sophia mantenía con su chofer, tanto la reina como ella sabían de todos los acontecimientos que transcurrían en la vida de las guerreras. Siempre supo que el supuesto novio de Sophia era una buena carta para indisponer a Taiki y a Amy. Ahora usaría ese truco para divertirse por un momento mientras planeaba una buena forma para deshacerse de la pequeña chismosa.
-/-
Taiki llego a su casa pasadas las diez pues su turno se había extendido. Encontró a su linda esposa dormida en el sofá con un libro en su regazo, seguramente ella había estado esperándolo pero el sueño la atrapo, la tomo entre sus brazos con cuidado y quiso llevarla a su habitación pero ella se despertó en el camino, sonrió y le dio un suave beso. Taiki la descargo con cariño en la cama y se dispuso a ponerse cómodo para dormir pues estaba sumamente cansado.
- Sophia me dijo que la asistente de yaten estuvo en el hospital ¿qué quería esa mujer?- pregunto Amy curiosa.
- ¿Tu sabias que nuestra hija sale con el chofer?- pregunto como quien no quiere la cosa.
Amy solo la había visto salir con él una vez hacía varios meses. Le pregunto a su hija que era lo que estaba sucediendo y ella le dijo que a pesar de haber salido con Ethan varias veces no pudo mantener una relación con el pues tenía muchas obligaciones que atender y no tenia cabeza para tener novio. Los chicos siguieron siendo grandes amigos y Amy no volvió a tocar el tema con su hija, tampoco lo toco con su esposo pues quiso evitarle un mal rato y una discusión entre él y Sophia.
- Sé que salieron juntos alguna vez.- dijo restándole importancia.- pero ahora no hay nada entre ellos ¿quién te lo conto?
- Eso no es lo importante no crees.- dijo irritado.- lo que importa es como debí saberlo, tu tendrías que decirme todo lo que sucede con nuestra hija.
- Son cosas de chicas Taiki, no lo tomes así.-
- Ella es una niña inexperta, podrían aprovecharse de ella y tú lo permites.- grito Taiki.
- Vas a despertarla.- reclamo Amy quien empezaba a molestarse.- Sophia es muy lista y madura para su edad, si crees que podrían engañarla tan fácil, no la conoces.
- Yo me hubiese hecho cargo.- se cruzo de brazos.- no puedo creer que después de todos estos años me ocultes cosas Amy.
- ¿Por qué crees que lo hice?- reclamo irritada.- precisamente esto era lo que quería evitar, una discusión sin fundamentos, me reclamas por algo que sucedió hace meses.
- Debiste ser honesta…- Amy lo interrumpió
- Taiki Kou, en estos momentos la estabilidad nuestra familia pende de un hilo, todos a nuestro alrededor están teniendo problemas realmente graves y tú decides discutir por tonterías.
- Amy entiende.- empezó a sentirse culpable
- Tenemos que mantenernos unidos si queremos transmitir fuerza a nuestros amigos.- le tomo el rostro con las manos.- si nosotros también nos dejamos envolver por los problemas como podremos ayudar a tus hermanos.
- Tienes razón.- sonrió.- ¿cómo es que eres tan sabia?
- Amy lo beso en respuesta y ambos se dispusieron a dormir. Su esposa se abrazo fuerte a su regazo y en pocos minutos se quedo dormida, a Taiki le costó un poco mas conciliar el sueño porque aun la idea de que ese chico tan mayor, sin un buen trabajo y con un futuro tan poco prometedor pudiera aprovecharse de su hija no lo dejaba tener tranquilidad. El no lo permitiría y tendría que tomar cartas en el asunto antes de que su hija cometiera alguna otra estupidez.
avatar
Aysha Bakhovik B.
Administradora
Administradora

Fecha de inscripción : 16/10/2011
Femenino

Re: El nacimiento de la Luna nueva [S/S] WAFF ( capitulo 18 ) actualización

Mensaje por Aysha Bakhovik B. el Sáb 24 Ago 2013, 8:52 pm

Ugh!! Siempre se me hacen tan cortos los capítulos, a pesar de que son largos.
Ahora Serena sabe que su hija trabaja para dark moon, pero no comprendo por qué no reacciona y hace algo, la encuentro como lenta en lo referente al tema. 
Pensé que Sophia le contaría a sus padres lo que pasaba con Yaten y la asistente, pero se quedó callada, nooooo, no quiero que pase algo mas entre Mina y Yaten, no quiero que se separen bubu, sin embargo, no todo puede ser flores y colores xD.

Y vaya que te entiendo, cuesta tanto poder enhebrar las ideas y plasmarlas en palabras, aunque en la mente tengamos las ideas principales (me pasa)  jeje

Bueno espero que puedas actualizar pronto y por supuesto estaré atenta a tu historia, que me gusta mucho.  Y que venga la inspiración. 

Bye bye!!


.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


La realidad es mejor que la fantasía, Gabriel.
─No, si convertimos la fantasía en nuestra realidad.
avatar
Ev_♥
Administradora
Administradora

Fecha de inscripción : 06/05/2013
Femenino
Edad : 30

Re: El nacimiento de la Luna nueva [S/S] WAFF ( capitulo 18 ) actualización

Mensaje por Ev_♥ el Lun 26 Ago 2013, 9:50 pm

Muy buen capi amixxxxxxxxxx [Kawai] [Kawai] [Kawai] 
 
No te digo más porque ya te las dije por FB   
pero me encantó leer tu Fic y sobre todo saber de ti. feliz 

 
Waaaaaaaaa lo que me estaba perdiendo por andar de perdida XD  abuuuuuuuuuuu lloroooooo  
 
pero trataré de venir seguido y pos solo avísame ¿no? cuando actualices, 


no seas malita   siempre te preguntaré y echaré porras para tu siguiente capi cheers 

Te adoro amiiiiiiiiiiiiiiiiiixxxxxxxxxxxxxx LITAKISS 


.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Gracias Tana por mi firma    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 
avatar
anita0504
Sailor Moon
Sailor Moon

Fecha de inscripción : 22/01/2012
Femenino
Edad : 25

Ataque en el hospital

Mensaje por anita0504 el Dom 01 Sep 2013, 5:50 pm

ATAQUE EN EL HOSPITAL
.
.
Esa mañana Amy había despertado con un terrible humor. Se levanto muy temprano y no se tomo el tiempo de esperar a Taiki para irse al hospital pues estaba realmente enfadada con él. No suele enfadarse a menudo, de hecho nunca lo hace pero ese día era algo particular. Se sentía diferente, no lograba explicarlo pero sabía que había algo nuevo en ella. Estaba organizando su escritorio cuando Taiki entro a su consultorio.
- Luces increíblemente hermosa hoy.- ella giro el rostro para no corresponder su beso.
- ¿Qué ocurre Amy?- preguntó confundido, no tenía ni idea que estaba enfadada con él.
- Ayer mi hija me contó que tu decidiste despedir a Ethan, su chofer.
Taiki enmudeció, hace una semana que se había enterado de la relación clandestina entre Sophia y el conductor, lo cual lo había dejado bastante preocupado y quiso tomar cartas en el asunto. Decidió despedir al chico por que no consideraba bueno que un joven tan mayor estuviese interesado en su niña que solo tenía 13 años, además no podría estar tranquilo sabiendo que estaba cerca de ella casi todo el tiempo, a lo mejor podría convencerla de retomar su relación y su hija no tenia edad para esas cosas, ella debía estudiar, salir con sus amigas, pasar tiempo con sus padres y no pensar en chicos, no por ahora y ojala en un buen rato.
- Hice lo que considere mejor.- se alzo de hombros.
- ¿Lo mejor para quién?- pregunto molesta.- ¿para Sophia o para ti?
- Obvio que para ella.-
- Si fuera así ¿por qué nuestra hija esta tan triste?- gritó enojada.- la dejaste sin su amigo Taiki y no sólo eso cometiste una injusticia con ese chico, sabes bien que necesita el trabajo.
- No lo deje sin trabajo, lo transferí para que trabaje como mensajero en las oficinas centrales.- Se defendió, puede que no le gustara el chico pero tampoco era tan infame para echarlo a la calle.
- Entonces eso harás cada que alguien se acerque a Sophia ¿lo alejaras? – Taiki jamás había visto a su esposa tan alterada. Miento una vez si, hace mucho tiempo.
- Amy recuerda que no debemos pelear por pequeñeces.- la tomo por los hombros.- No es tan importante, ellos pueden seguir viéndose si eso quieren. Sólo considere que debían tener un poco de distancia.
- Herir a nuestra hija no es una pequeñez.- se soltó de su agarre.- traicionar mi confianza no es una tontería Taiki Kou.- Amy grito tan fuerte que quienes estaban el pasillo alcanzaron a escuchar. En ese momento sintió que el mundo le daba vueltas y Taiki tuvo que aferrarla fuerte a él antes de que se cayera al suelo.
- Amy cariño ¿está bien?- pregunto preocupado pues estaba muy pálida.
- Suéltame.- se separo de él.- estoy bien
- si quieres puedo revisarte.-
- no hace falta.- camino hacia la puerta.- nos veremos luego.
Taiki pateo fuerte una silla que estaba cerca tirándola al suelo. No entendía por qué su esposa se había disgustado tanto, tal vez sí hubiese obrado mal y debió hablar primero con su hija antes de tomar alguna decisión pero tampoco era para enojarse así. Amy nunca había sido tan temperamental, excepto hace catorce años cuando estuvo embarazada de Sophia. En ese tiempo tuvo unos cambios de humor insoportables. Taiki no pudo evitar a hacer comparaciones a pesar de que no sonara lógico, pues ella se estaba comportando exactamente igual como aquella vez
- /-
Amy antes de iniciar su turno se dirigía al consultorio de un gran amigo suyo. Decidió hacerse unos chequeos porque desde hace semanas se estaba sintiendo débil y cansada asi que prefirio recurrir a su amigo para descartar alguna enfermedad de gravedad. No pedirle ayuda Taiki pues conociendo a su esposo, él se hubiese preocupado demasiado con la simpe posibilidad de que algo le estuviera ocurriendo, así que mejor se aseguraba de que no tuviese nada antes de hablar con él.
- Amy que alegría verte.- dijo su amigo emocionado.- ya tengo los resultados de todos tus exámenes.
- ¿me sucede algo grave?- pregunto preocupada.- se que por ser medica yo tendría que saberlo pero estoy tan nerviosa que no puedo descubrirlo por mi misma
- Amy tranquilízate.- se rió un poco.- no es grave pero si va a cambiar tu vida completamente.
- ¿De qué hablas?
- Vas a tener un bebe.
Amy enmudeció. Quiso gritar de felicidad, sorpresa, desconcierto, duda, miedo. Por fin un bebe después de haberlo deseado durante tanto tiempo, seguramente Taiki estaría feliz y ella también lo estaba pero también se sentía aterrada. Estaban en medio de una guerra, sus amigas estaban teniendo problemas con sus familias y ella traería un bebe al mundo en esas condiciones. No quería que sus hijo llegase para tener que soportar todo eso, que naciese entre tanta desazón.
- ¿Estás bien?- pregunto Ryota.- no pareces estar muy contenta con la noticia.
- Es sólo que…- limpio las lagrimas de su rostro.- me tomas por sorpresa.
- Parece que las hormonas te están volviendo algo sensible.- sonrió y le alcanzó un pañuelo para que se limpiara. -Imagina lo feliz que se pondrá Taiki con la noticia.
- Ya lo creo.- se animo un poco.- iré a decirle.
Le dio un fuerte abrazo a Ryota y tomo sus exámenes para mostrárselos a Taiki, a lo mejor el podía darle un poco de ánimo. Al llegar a la oficina de su esposo la secretaria le dijo que él estaba dando una ronda por la unidad de cuidados intensivos. Como ya se le estaba haciendo tarde para iniciar su turno, decidió dejarle los exámenes con la secretaria y esperar a que él descubriera la sorpresa.
-/-
A la hora del almuerzo Serena fue la primera en llegar al restaurante. Como ya no trabajaba tenía mucho tiempo libre lo que en estas circunstancias era más una tortura que una bendición. No podía alejar a Arianna de su mente ni un minuto, desde que se había enterado que ella es Dark moon no encontraba la forma de liberarla. Una vez mientras dormía le apunto con su cetro usando "curación lunar" y no obtuvo ningún resultado, o eso creía. En realidad no podía saber si ella continuaba siendo Dark moon o no pues las Dark sailors no habían vuelto a atacar y la salud de su hija había mejorado notoriamente. Tampoco había vuelto a tener noticias de Darien, lo que hizo que Seiya dejase de estar disgustado con ella. Pero podía intuir que algo se agitaba en el interior de su esposo, un pensamiento bastante sombrío lo cual lograba deprimirlo muy a menudo y aunque Serena se esforzaba en demostrarle su lealtad el no recuperaba su encantadora sonrisa. La cizaña que Darien había sembrado en el era tan fuerte que había logrado acabar con esa arrogancia y confianza que tenia en sí mismo.
- El tráfico esta terrible hoy ¿no lo crees?- dijo Mina dejándose caer pesadamente en su silla.
- ¡Mina! - Lita entro a la pequeña sala y exclamo con emoción al ver a su amiga.- hace varios días que no venias.
- Bueno trataba de evitar mostrar mi rostro en público.- torció el gesto.- todavía aparezco en la portada de las revistas como "la cornuda del año"
- No les prestes atención.- dijo Lita con una sonrisa.- ya sabes cómo les encanta inventar cosas.
- Lástima que eso no lo están inventando.- se alzó de hombros.- ¿y las demás?
- Deben estar por llegar.- agrego Serena.- ¡mira ahí viene Rei!
- Hola chicas.- Rei dio un saludo general y se sentó.- ¿cuál es la especialidad de hoy Lita muero de hambre.-
- Bueno es…
El estruendo que venía desde fuera distrajo a Lita y las obligó a salir para mirar que sucedía. En la entrada estaba Yaten gritándole a una camarera porque no lo quería dejar entrar a sabiendas que él era accionista de ese lugar. El problema era en realidad que él no estaba presentado para ingresar, tenía su camisa llena de manchas como si se hubiese revolcado en el lodo y su rostro daba signos de que llevaba varios días sin afeitarse. Ninguna de sus prendas combinaba y parecía que las hubiese escogido sin siquiera mirarlas; eran una saco azul, una corbata naranja, una camisa verde y un pantalón rojo.
- ¿Mina como lo dejas salir así a la calle?- Dijo Rei algo divertida.- parece un payaso
- Casi no lo veo por las mañanas.- dijo sin darle importancia a la patética imagen de su esposo - además no soy su madre para vestirlo.
- ¿Notaron que le hace falta un zapato?- dijo Lita bastante confundida, si en algo se distinguió Yaten era en su elegancia para vestir
- Y mira los moretones en su rostro.- dijo Serena preocupada.- parece que le dieron una buena golpiza.
Sin querer en realidad, Mina empezó a sentir compasión por el hombre que estaba allá afuera. No era fácil ver a quien amas en esas condiciones, así él se hubiese comportado como él peor de los hombres. Aún lo quería y le dolía verlo así, tan triste y desesperado Corrió hacia la puerta sin decir una palabra y arrastro a Yaten de su horrorosa corbata para encerrarse con él en la oficina de Lita. Si tanto quería hablar con ella, lo iba a escuchar. Lo sentó sobre el escritorio para poder revisarle los moretones que tenía en el rostro.
- ¿estuviste bebiendo?- se acerco un poco para oler sus ropas.- Apestas a Alcohol
- No Mina.- agacho la cabeza.- apesto a dolor, amargura y desamor.
- ¿Quién te hizo esto?- pregunto inspeccionando los golpes y vio su muñeca izquierda vacía.- te robaron tu reloj favorito
- Me ha robado cosas más importantes.- sonrió con ironía.- si vamos a eso, tú me robaste el corazón.
- No Yaten, tú te robaste a ti mismo, no quieras culparme a mí.
- ¿Como te hago entender que no es lo que crees?- grito poniéndose de pie.- ¿que necesito hacer para que me creas?
- ¿De verdad quieres tener esta conversación ahorita?- Mina le dio la espalda.- No es el lugar ni el momento.
- Mina mírame.- la tomo de los hombros y la giro hacia el.- estoy hecho un verdadero desastre. Yo ,Yaten Kou que siempre he sido tan arrogante y vanidoso estoy reducido a un remedo de vagabundo.- suspiró.- Por no poder pensar en nada que no seas tú, no puedo hacer cosas tan básicas como vestirme, comer o trabajar ¿ Y tras ver esto sigues dudando de que me estas matando con esa decisión de irte de mi lado?
- Tu lo decidiste, no yo.- Mina trato de retener sus lagrimas.- asume las consecuencias de tus actos.
- No entiendes, no son mis actos.- gritó desesperado.- eso es lo que he tratado de explicarte todo este tiempo.
- ¿De verdad quieres volver a lo mismo?- le pregunto impotente.- Yaten todo esto es muy doloroso para mí.
- Eso es porque me amas.- dijo con una sonrisa pues en las palabras de su esposa vio un atisbo de oportunidad.- si te duele es porque te importa, porque aún te importo.
- Me duele haber desperdiciado mi vida contigo imbécil.- trato de alejarse pero él no se lo permitió y la tomo de la cintura.
- No intentes ocultarlo.- Yaten la abrazo fuerte.- Me necesitas a tu lado igual que yo a ti ¿Qué no lo ves?
- No veo nada.- grito furiosa.- ya suéltame
- Te lo mostrare entonces.
Yaten hizo todo lo contrario a la imposición de Mina, sin vacilación se acerco a sus labios y los besó. Ella intento oponer resistencia y con sus manos lo empujaba lejos de si, pero él se mantuvo firme y no le permitió alejarlo ni un solo centímetro. Mina sentía como la lengua de Yaten trataba de abrirse paso en su boca y ella apretaba los labios para impedírselo pero estaba a punto de rendirse pues ese beso logro su cometido, despertó algo que en ella que la hizo sentirse como hace mucho no lo hacía, la hizo sentirse viva.
Con miles de corrientazos subiendo por su columna Mina apretó sus caderas contra las de su esposo y lo tomo por el cuello para ahondar más ese beso que le estaba robando toda la cordura. Las manos de Yaten se posaron un poco más abajo de sus glúteos y de un leve tirón la levanto para poder cargarla, ella entrelazo sus piernas en la espalda de él para sujetarse mejor y se dejo llevar hacia un pequeño sofá que estaba a unos cuantos pasos
Mina sentía como su piel ardía con los besos que Yaten depositaba en su cuello y las caricias que le daba a sus piernas. Llevaba tanto tiempo enojada que había olvidado la sensación tan maravillosa que solo él podía ofrecerle. Poco le importaba si estaba en la oficina de su amiga o si alguien podía descubrirlos, no pensaba con claridad y se dejaba llevar por su imperiosa necesidad de que la hiciera suya ahora mismo.
Yaten la besaba con un poco de lujuria y con mucho amor. Queriendo tomar todo de ella para llenarse el alma por si alguna vez volvía a existir una distancia entre los dos, aunque sabía que nunca tendría lo suficiente de ella, siempre iba a necesitar más y más. No se tomo el trabajo de soltarle los botones de su blusa y los hizo saltar todos de un fuerte tirón. Sin pensárselo se aventuro a besar la parte de sus pechos que no cubría el sostén mientras su mano se empezaba a aventurar por debajo de su ropa interior.
- oh Yaten.- gimió ella en su oído y para él fue la redención, fue la gloria, fue renacer. Todos a la vez.
Entonces su celular sonó.
Ambos se quedaron quietos y en silencio mientras el sonido del ringtone invadía la habitación que hace algunos segundos era ocupada nada más que por jadeos y gemidos. Yaten se inclino nuevamente para besarla queriendo ignorar por completo esa molesta interrupción pero Mina ya no estaba para la tarea y lo empujo haciéndolo caer del sofá.
- ¿No piensas contestar?- le reclamo molesta.- ¿es ella verdad?
- No sé quien sea y no me importa- Mintió, sabia por el tono de su celular que si era su asistente la que lo estaba llamando.- para mí es más importante lo que sucede aquí.
- Conozco su maldito ringtone.- Mina se puso de pie y empezó a acomodar su blusa.- no quieras mentirme otra vez.
- No te comportes así.- se acerco a ella desesperado, sabia de sobra que esa era su última oportunidad y la estaba perdiendo.
- No me toques miserable.- lo empujo lejos de si.- me das asco. Mañana enviare a mi abogado para que te entregue los papeles del divorcio
- No Mina.- gritó enojado.- no voy a firmarte nada
- Sal de aquí.- se tiro al golpearlo en el pecho.- lárgate, lárgate. Lárgate
Al escuchar el escándalo las chicas no tuvieron de otra más que ir a ver qué era lo que estaba sucediendo y muy a su pesar tuvieron que echar a yaten del lugar. El se fue derrotado, arrastrando sus pies y caminando a la deriva, sin dirigirse a ningún lado en particular. Mei pocas veces llamaba a su celular, menos cuando el había dado claras ordenes de que no lo molestara pero hoy, como si de telepatía se tratase llamo en el peor momento. No seria fácil conseguir que Mina bajara la guardia otra vez como lo acaba de hacer pero no todo estaba perdido, porque tras de eso que acababa de ocurrir estaba convencido que nadie podría hacerle sentir a Mina ni la mitad de las cosas que él le provocaba y eso era sin duda un gran punto a su favor.
Mina se quedo mirando como el infeliz de su futuro ex marido se perdía en el horizonte y se recriminaba a si misma por haber sido tan débil ante él, pero después de todo estaba hecha de carne y no de piedra. Es difícil resistirse cuando tu corazón palpita tan rápido que hasta duele, ese momento fue como renacer y ver por escasos momentos la luz que creía apagada. Sin embargo su fortuna era caprichosa y parecía no querer volver a sonreírle, el fantasma de esa mujer la atormentaba a pesar de que muy en el fondo creía en las palabras de Yaten. Algo le decía que él no amaría otra que no fuera ella así se acostara con miles, pero eso no era consuelo. Mina no toleraba compartir su hombre con nada ni nadie.
- trata de calmarte Mina.- Rei la abrazo fuerte.- no dejes que eso te afecte
- tienes una gran fortaleza.- agrego Lita.- que esto no te deprima ni por un instante.
- Chicas.- se acerco Serena llamando su atención.- Amy quiere hablar con todas nosotras.
Amy había llegado sólo hace pocos minutos por lo que no había presenciado el problema con Yaten. Sus amigas vieron su ánimo un poco decaído por eso todas, incluso Mina, decidieron actuar como si nada hubiese sucedido y tratar de mostrar su mejor sonrisa para infundirle un poco de confianza a su vieja amiga.
- Voy a tener un bebe.- dejo salir de golpe, sin titubeos, era mejor ir al grano.
- Bueno eso es maravilloso Amy.- dijo Lita un poco nerviosa, todas las demás se habían sumido en un incomodo silencio.
- Se lo que están pensando, no es el momento ¿ no es así?- suspiro apesadumbrada
- En realidad no.- Serena sonrió.- lo que sucede es que no entendemos por qué una noticia tan bonita te tiene así de triste.
- Es cierto Amy.- interrumpió Mina.- tener un bebe es algo hermoso.
- Además llevas esperando esto por años.- trato de animar Rei.- deseabas tanto tener otro hijo.
- Y sucedió cuando menos convenía.- Amy estallo a llorar.- Un nuevo enemigo nos está acechando, no tengo tiempo para esto
- Todas esas cosas solo están en tu cabeza.- dijo Lita dándole unas palmaditas en la espalda.
- Lita tiene razón Amy.- agrego Rei.- te estás preocupando demasiado, recuerda que hasta ahora todo ha estado bastante calmado.
- Es cuestión de tiempo, las Dark volverán y entonces…-
- Entonces tu solo te preocuparas por cuidar de ti y tu familia.- Serena la interrumpió.- y nosotras cuidaremos de ti, sin contar que seguramente Taiki también lo hará.
- Ahora tu bebe es más importante que cualquier deber como sailor.- animo Mina.- no te preocupes.
Amy derramo unas lágrimas más, pero estas fueron de alegría. Todas habían estado juntas desde que eran unas jovencitas, sorteando difíciles obstáculos que ninguna otra chica de su edad hubiese imaginado. Ahora aquí estaban después de tantos años comportándose como la familia incondicional que siempre habían sido. Tal vez no las unían lazos de sangre pero si lo hacían otros más importantes como el amor, agradeció al cielo por qué no hubiese podido tener mejores personas a su lado.
Todas se abrazaron y terminaron su almuerzo entre pláticas y risas, incluso Mina olvido su infortunado encuentro con Yaten hace un momento. Cuando las sailors se reunían los problemas parecían ser pequeños porque ya no recaían en los hombros de una sola sino que entre todas se ayudaban con la carga, como lo hace una verdadera familia.
-/-
Taiki llego a su oficina después de una extenuante ronda por cuidados intensivos. Eso le había servido para despejar su mente y dejar de pensar en la pelea que había tenido con Amy hacia un rato. Esperaba que no siguiera molesta por lo de Ethan, Amy no solía enojarse por mucho tiempo, así que por ese lado se sentía bastante tranquilo.
- Doctor.- su secretaria le llamo la atención.- Su esposa le dejo esto.
- Gracias.- recibió el sobre extrañado Amy nunca le dejaba nada. no cosas de trabajo almenos.
Empezó a analizarlo y pudo ver que a simple vista eran unos exámenes, que raro, ella nunca le mostraba los análisis de sus pacientes, no entendía el por qué se los había mostrado hasta que por fin vio el nombre de la persona a la que se los practicaron: Amy Kou.
Prueba de embarazo: positiva.
¡Lo sabía, su mal humor me lo confirmo! La mas inmensa felicidad lo embargo, por fin lo habían logrado después de tantos intentos, una vez mas Amy estaba embarazada. Otro miembro para su familia que llenaría sus días de felicidad igual que lo ha hecho Sophia desde que se entero de su existencia, jamás había sentido dicha igual y hoy repetía esa maravillosa sensación. Tras preguntarle a su secretaria por su esposa y enterarse que se había ido al restaurante de Lita, salió corriendo a buscarla, tenía que verla personalmente y darle las gracias por tanta felicidad dada desde que ella decidió unir su vida a la de él.
- /-
Moira estaba en la calle frente al hospital, mirando fijamente la imponente estructura que mostraba claramente el poder y la majestuosidad de la familia Kou. En ese lugar tenía una deuda pendiente con una chiquilla bastante curiosa y ya era hora de ajustar cuentas. Sabía perfectamente que no había abierto la boca, pero no quería arriesgarse. Además Amy y Taiki estaban libres de las influencias de la energía oscura y que mejor forma de llenar nuestro corazón de tristeza que con la muerte de un hijo, eso sin duda podría apagar la luz interior de quien fuera. Invoco su poderoso monstruo y le dio instrucciones claras de a quien tenía que perseguir.
Sophia estaba en el tercer piso del hospital, en el pabellón infantil. Su lugar favorito pues se divertía mucho visitando a los niños. Caminaba por el pasillo buscando la habitación de una pequeña amiga que llevaba internada hacía varios meses y le había prometido pasar la tarde con ella. En ese momento una extraña nube negra flotaba en medio del pasillo. Al principio creyó que era un efecto de luz que entraba por las ventanas pero este fue tomando forma en un enorme monstruo. No era igual a los de las semillas fantasmales, esos solo eran señuelos que usaba Arianna para atrapar a sailor moon y eran derrotados con gran facilidad. El extraño ser que tenia frente a ella parecía todo menos frágil, de hecho era muy intimidante. Su pecho se agito violentamente a causa del pánico porque algo le decía que estaba allí para acabar con ella. Acudiendo a su instinto de supervivencia emprendió la huida
-/-

Contenido patrocinado

Re: El nacimiento de la Luna nueva [S/S] WAFF ( capitulo 18 ) actualización

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér 26 Jul 2017, 8:43 pm