StarMoon Foro


LUNA CR

Comparte
avatar
Luna Cr
Sailor Inner
Sailor Inner

Fecha de inscripción : 04/05/2013
Femenino
Edad : 26

Re: LUNA CR

Mensaje por Luna Cr el Miér 30 Dic 2015, 11:04 pm

Domingo 24 de diciembre año 2000 18:20 hrs
Serena se dirigía corriendo a casa de la familia Kou, tras una llamada de Kakiu, la hermana menor de Seiya.
-¿Seiya estas bien? Le pregunto la rubia al llegar al cuarto del joven, y a quien encontró mirando por el balcón hacia la acera.
-Hola, si estoy bien, supongo que mi hermana te llamo por teléfono, no debió molestarte –dijo el joven quien seguía de espaldas a la rubia.
-Sí, así es, ella está muy preocupada por ti, al igual que yo –dijo Serena, quien se acercó para para abrazar al joven por la espalda.
-El veterinario dijo que la envenenaron, ya no puedo hacer nada –dijo el joven, esta vez con lágrimas en los ojos.
-Lo, lamento Seiya, lo lamento tanto, sé que husky era muy querida por todos ustedes, era una más de la familia –le responde la rubia, quien nunca lo había visto tan triste.
-La vecina me entrego un video que capto con su celular donde se ve quien la enveneno,  fueron esos duendes, esos malditos duendes¡ por qué a ella?, que les hizo husky –dijo Seiya esta vez furioso.
-¿Duendes?, ¿dices que los duendes la atacaron? –dijo la rubia en tono de asombro soltando inmediatamente a Seiya.
-Sí, eso se ve el video, pero Serena,  ¿estás bien? –le pregunta el joven al notar su cambio.
-¡No, ya fue suficiente¡
-¡Espera Serena ¿a dónde vas? -le grita Seiya a la chica, quien sale corriendo de la habitación del pelinegro.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Serena se diría corriendo a donde todo había dado inicio, y donde pondría final a todo lo que estaba pasando, así que llego muy cansada, y agitada por el trayecto, pero finalmente estaba ahí, el parque 10 de Tokio, ese mismo lugar, donde había pasado cosas tristes, y maravillosas a la vez.
-Vaya, te tardaste en llegar, yo te esperaba desde temprano –le respondió su compañera la Hechicera Roja, quien solo estaba sentada en una banca.
-Lo prometiste Hisa, prometiste que no te acercarías a ellos, ni los lastimarías -dijo Serena al verla.
-No, me vengas con eso ahora, siendo tu fuiste la que volviste a romper el trato –le dijo su acompañante, poniéndose de pie.
-No, ya no me importa si rompí el trato, pero tú, has llegado bastante lejos –dijo la rubia ya molesta.
-Vamos no exageres, tanto te importa ese humano, total, todo se ira al carajo –respondió Hisa sin una mínimo de compasión en su cara.
-Ya sé que es inevitable, pero, por fin entendí, que esto no es nuestro asunto, nosotras no podemos decidir su futuro, es algo que no nos corresponde, tienes que entenderlo, no es la forma de hacer las cosas –dijo la rubia, tratando de hacerla entrar en razón.
-Que mal, ya veo, que no entiendes, tú la Gran Hechicera Blanca, no podrás evitar que pase, ni porque me di a la tarea de demostrarte lo cruel que son los seres humanos, no lo entiendes –dijo con cara de molestia.
-¿Fuiste tú?, tu planeaste todo esto, como puedes ser tan cruel, solo los utilizaste para lograr tu cometido.
-No, te equivocas, ellos ya tenían la maldad en su interior, recuerda, es parte del balance de los seres humanos, finalmente yo solo tuve que dan un pequeño empujón para que se lograra –dijo con cara de satisfacción.
En ese momento la Hechicera Roja llamo a un ejército de duendes, que no eran si más seres humanos, convertidos en duendes malvados para que destruyeran lo que encontraran a su paso, incluyendo a los seres humanos.
-Basta, detente, ya no me cometas más errores –gritaba Serena.       
Serena trataba de detener a los duendes, pero estos a diferencia de la vez anterior, no se quedan inmóviles, solo se burlaban de los ataques de Serena, y seguían haciendo sus destrozos.
-Jajaja en realidad creíste que esta vez te sería tan fácil –le dejo su acompañante, burlándose de Serena.
-Entonces, los protegeré a ellos, barrera mágica del tiempo, protégelos –grito la rubia, quien envolvía a los seres humanos que se encontraban ahí, y el resto de los que estaban cerca.
-Vamos Serena ya no hay mucho tiempo, deberías de unirte a mí, en lugar de que luchemos –dijo la pelirroja.
-No, no lo hare, esto no debe ser así, luz de tiempo –grito la rubia, lanzando un destello de luz, que solo inmovilizaba a los duendes por un momento.
En ese momento llego Seiya, Taiki, y Yaten al lugar, y Seiya sin pensarlo 2 veces corrió hacia donde estaba Serena.
 -Mira nada más, pero si acaba de llegar el príncipe azul de la historia –dijo la pelirroja en tono de burla.
-Seiya, no te acercas más huye –grito Serena al ver a Seiya.
-No, no lo corras, ahora que estamos en familia, díselo de una vez, dile que no eres humana, que eres una hechicera, y que viniste para terminar con la tierra, o y claro, que todo lo que ha estado pasando tiene que ver contigo –interrumpió la acompañante.
-¿Hechicera? Serena ¿qué es lo que está pasando? –dijo Seiya observando a las dos mujeres.
-¡Ya cállate¡ -dijo Serena, esta vez lanzando un rayo que le dio directo en el pecho a la hechicera roja.
-Seiya yo, quería decírtelo, explicártelo todo, pero no lo hice porque no encontré el momento aun para hacerlo, ahora, solo vete, no pueden estar aquí –dijo Serena al ver la confusión y la desilusión en la mirada del chico.
Pero en ese momento, un rayo iba en dirección directamente a Serena, quien tenía abajo la guardia, y finalmente quien recibió el disparo fue Seiya, quien fue lanzado por el impacto varios metros atrás de donde se encontraba Serena, gravemente herido.
-¡No Seiya¡ -grito Serena tratando de llegar al chico rápidamente.
Al llegar con el, le pidió a Yaten y Taiki, sacaran a Seiya de ahí lo antes posible, y los protegió con su barrera de tiempo, para que no fueran alcanzados por los duendes o la Hechicera Roja.
-Perdóname Seiya, perdóname,  tú ya cumpliste tu promesa –dijo la rubia entre llanto, para después ponerse de pie, y finalmente decidir lanzar un hechizo, con el que sabía todo regresaría a la normalidad, pero también en caso de utilizarlo, le costaría la vida a ella, aun, así, no le importaba, la vida de todos dependía de eso.
-¡Luz eterna del tiempo¡ -grito la rubia, al levantar su báculo, con lo que se ilumino todo el parque 10, y gran perímetro a la redonda.
En ese momento los duendes iban cambiando su aspecto, finalmente había dado resultado, volvían a su verdadera identidad, mientras personas seguían protegidas por el campo de energía de Serena. Pero en ese momento, fue cuando apareció alguien, era un hombre muy alto, fornido, y con una cara gentil, además de una gran barba blanca.
-¡Ya fue suficiente¡ -grito el gran hombre blanco.
En ese momento Serena detuvo su hechizo, y viendo al hombre de traje rojo, ella y su acompañante hicieron una reverencia.
-Jovencitas creo que ya fue suficiente por hoy –dijo el hombre al acercarse a las dos.
-Santa yo… no fue mi intención…contesto la pelirroja, pero fue interrumpida.
-Estoy al tanto de todo lo que paso, gracias a mis verdaderos duendes Hisa, escucha, no existe una lista de niñas malas, pero si existiera, tú encabezarías la lista –respondió el gran hombre con un semblante serio.
-Pero yo… yo solo trate de hacer las cosas bien –respondió la pelirroja avergonzada ante el regaño.
-Conviertiendo seres humanos, en falsos y malvados duendes, y ensuciando la reputación de mis queridos amigos y colaboradores los duendes (dijo a la par de que aparecían cientos de pequeños duendes alrededor de él, todos con hermosas gorras rojas ), creo que no era la mejor forma, además,  creo que por ahora, la tierra y los seres vivos de este planeta comenzaran un nuevo ciclo, sé  que no todo será paz y felicidad, pero ahora saben que tienen una nueva oportunidad de cambiar su destino, y el de la Tierra, pero, por ahora, nosotros nos mantendremos al margen. Ahora, ya hiciste muchas travesuras por el día de hoy Hisa, vete, más tarde tendremos una larga platica.
-Pero…yo… reclamaba la chica.
-Pero nada, más tarde hablare contigo –dijo el gran hombre quien solo miraba su alrededor, para ver todos los estragos que los falsos duendes habían causado en la tierra.
-Bueno, y ahora mis queridos amigos, sé que a menos de 4 horas de navidad estamos todos muy cansados, pero ¿me ayudarían a restaurar todo esto? –dijo Santa mirando a sus pequeños ayudantes.
A lo que aceptaron gustosos, y empezaron a trabajar, restaurando todo lo que se había dañado minutos antes.
En ese momento Santa volteo a ver a Serena.
-Discúlpame por favor, te he fallado –dijo la rubia, al ver a Santa parado frente a ella.
-Oh Serena, mi pequeña Serena, tu no me has fallado, viniste a la Tierra con el único fin de conocer mejor a los seres humanos, y lo hiciste, te diste cuenta de que los seres humanos, son personas muy fáciles de querer, y apreciar, que tienen debilidades, tristezas, e incluso maldad en sus corazones, pero finalmente lo entendiste, es parte de su naturaleza, y es parte del balance y de la naturaleza de ellos.
-Pero yo, yo hice las cosas mal, y ahora…
-Lo sé, ahora sufres, sufres porque te enamoraste de un humano- dijo Santa, tocando la cabeza a la rubia.
-Cometí, varios errores, creo es justo que también pague por ellos.
-No, Serena, hiciste las cosas como creíste que eran mejor, y tus intenciones no fueron malas, ahora estamos en víspera de navidad, así que pide un deseo Serena –le dijo el gentil hombre a la rubia.
-Pues yo quiero, quiero que me borres la memoria –dijo Serena mirando a Santa Claus.
-¿Eso es lo que quieres?, quieres olvidar que conociste a Seiya, ¿acaso no fuiste feliz con él, el tiempo que duro?
-Sí, pero le he hecho mucho daño, y no creo que me quiera siquiera ver, después de lo que paso, entonces quiero que borres la memoria de Seiya –dijo la rubia de forma temerosa.
-Ya veo, y ¿por qué no se lo preguntas?, no crees que sea muy egoísta de tu parte, él te olvidara para siempre, no recordara que te conoció, ¿es eso lo que quieres? –dijo mirándola a los ojos.
-No, no quiero eso.
-Bueno, ¿entonces qué es lo que quieres Serena?, ¿qué es lo que tu corazón quiere?
-Yo… yo solo quiero que Seiya sea feliz –dijo la rubia firmemente.
-Bueno, entonces así que sea –dijo Santa.
25 de diciembre de 2000 08:00 am.
-¡Hermano, despierta, despierta Seiya¡, ya es navidad,¡ ya es navidad¡, decía una niña muy emocionada de la situación.
-Jajajaja ok, ya voy hermana, ya escuche –contesto el pelinegro, quien aún traía su pijama puesta.
-Baja ya…te tengo una gran sorpresa, Santa te dejo un regalo, ¿quieres saber qué es? –le preguntaba la menor desde la sala.
-No, creo que averiguare yo mismo de que se trata –dijo el pelinegro, divertido ante la situación, ver a su hermana tan emocionada, lo hacía feliz.
-Ok, te daré una pista, es una sorpresa que ladra –le decía su hermana quien seguía en la sala.
-Jajaja, ya veo que no puedes guardar secretos –le responde Seiya, quien ya se encontraba en la sala.
-¡Verdad que es hermoso¡ -le preguntaba la menor a su hermano, levantando un hermoso cachorro Alaska.
-Si es muy bonito- le respondió Seiya.
En ese momento Seiya miro por la ventana, se trataba de una  hermosa vista, una hermosa mañana en la que nevaba, solo se veían caer copos del cielo y golpear suavemente la ventana, fue en ese momento que Seiya salió a la puerta, y recordó a aquella rubia de ojos azules, miraba al cielo, mientras los copos seguían golpeando su cara, fue en ese momento cuando la vio, ahí estaba Serena, parada frente a el, como si siempre hubiese estado ahí viéndolo, esperándolo,  sus ojos azules, su cara gentil, y su delgada silueta.
¡Feliz navidad Seiya¡ -dijo la rubia sonriendo.
¡Feliz navidad Serena¡ -dijo el joven mirándola.
-¿Ahora si te quedaras Serena Tsukino?
-Si, Seiya Kou, si, aun me aceptas -dijo la rubia, sonriendo.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
Gracias a todos los que se tomaron la molestia de leer esta historia, y gracias por sus comentarios, (que espero, sean muchos, jajaja). Feliz inicio de año, que disfruten mucho de sus familias, y que sea un maravilloso comienzo este 2016.
Últimos créditos: imágenes de la historia, tomadas de la página de Seiya Kou.
Recuerden comentar que les pareció la historia. Besos y muchos saludos.


.
avatar
Invitado
Invitado

Re: LUNA CR

Mensaje por Invitado el Miér 30 Dic 2015, 11:34 pm

Wow y más wow
Lunita! !!! me has deslumbrado, por fin te leí jejejeje aunque parece que tarde una eternidad jajaja.

Me ha encantado, ame las imágenes y ese beso y bueno, Santa? jajaja me sorprendió, espero hayan mucho comentarios por acá y felicidades por animarte!!!!!
avatar
Mari-fer
Invitado

Re: LUNA CR

Mensaje por Mari-fer el Mar 12 Ene 2016, 12:16 am

Por fin pude leerlo, me encanto, very good :[Love]: :[Love]:
avatar
Luci
Invitado

Re: LUNA CR

Mensaje por Luci el Vie 15 Ene 2016, 10:17 am

Tengo ciega la ilusión, ya no hay mañana, no lo veo si me falta tu mirada... Hermosa la historia me encanto.
avatar
Rosa Maria
Invitado

Re: LUNA CR

Mensaje por Rosa Maria el Vie 15 Ene 2016, 5:20 pm

Muy buena la trama, aunque me hubiera gustado más tiempo, para que se conocieran mejor, y que apareciera una manzana de la discordia (chicos) aun así me encanto. Felicidades.
avatar
Monymoonkou
Moderadora
Moderadora

Fecha de inscripción : 25/01/2016
Femenino
Edad : 30

Re: LUNA CR

Mensaje por Monymoonkou el Lun 25 Ene 2016, 5:41 pm

Me gusto mucho amiga , tienes mucho talento no te habia dejado un .ensaje antes por que no podia registrarme ,pero aqui estoy.


.

Contenido patrocinado

Re: LUNA CR

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Vie 17 Nov 2017, 5:18 pm