StarMoon Foro


El cantar de la luna oscura s/s pff

Comparte
avatar
Stgrani de la Luna
Sailor Moon
Sailor Moon

Fecha de inscripción : 02/11/2011
Femenino
Edad : 35

Re: El cantar de la luna oscura s/s pff

Mensaje por Stgrani de la Luna el Miér 02 Nov 2011, 6:23 pm

hola amiga querida aquí estoy siguiendote, me encanta tu historia!! y te seguí como fiel amiga que siempre te apoyara!! [Good]
esperare a leer como continua :[JUJUJU]:
hasta luego
PD ya te envié solicitud de amistad
avatar
Neo kou
Sailor StarLights
Sailor StarLights

Fecha de inscripción : 05/05/2011
Femenino
Edad : 27

Re: El cantar de la luna oscura s/s pff

Mensaje por Neo kou el Jue 03 Nov 2011, 6:04 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

que feliccidad amix, aunque aqui esta atrasadito por todo mi publico[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] (era una broma) te prometo que el viernes publicare dos capitulos mas de los que tenia publicados alla, mmm tratare de no ser tan malita con tu amorcito jejeje, gracias por venir buena amiga...[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Neo kou
Sailor StarLights
Sailor StarLights

Fecha de inscripción : 05/05/2011
Femenino
Edad : 27

Capitulo IV

Mensaje por Neo kou el Vie 04 Nov 2011, 6:45 am

Ahh que alegría, bien, bien, actualizare ahora hasta el capitulo mmm no lo sé. Lo hare por mi amiga stgrani jajaja ya que ella sigue este fic´s en otro foro donde va adelantado pero ya no actualizare jajaja así que aquí te dejo hasta el próximo capitulo amix, que lo disfrutes y por favor no me mates jajaja



CAPITULO IV



Subí a la habitación, la noche aun era joven y yo no podía disfrutar de ella, jamás eh sido violenta, pero no sé por qué esta vez actué de esa manera, no sé por qué me preocupa que Seiya se entere de lo que eh sido y soy.



-Serena, todos vamos a ir a la playa quieres venir – llego Mina a la habitación para invitarme a salir con los demás.



-No, no Mina, no quiero ver a Rei – dije mientras yacía recostada en la recamara.



-Nena ya olvídate de eso, recuerda la vida sigue y no te espera –guiño el ojo y sonrió, esa era su frase



-Sí, lo que tu digas, si me dan ganas te alcanzo —Mina cerró la puerta, observe la tenue luz de la habitación hasta que los ojos me ardieron, salí de la habitación hacia la alberca. En la casa no había nadie, todo se habían ido a la orilla de la playa, eso me pareció fascinante, yo tomaría un chapuzón en la piscina, fumaria un cigarro y tomaría un trago, luego dormiría un poco, llegue hasta la alberca, me senté en una de las sillas de playa, saque un cigarrillo de la cajetilla, encendí el cigarrillo y me senté.



**

Aun no sé lo que sucede, bombón y la chica de cabello negro no se llevan muy bien, después de la pelean entre ellas dos, los chicos decidieron ir a la orilla del playa, yo decidí estar solo, la verdad no estaba de ánimos para salir a festejas nada, así que salí a la alberca, era una hermosa noche, la bella luna era cubierta por nubes grises, era una lástima que la luna perdiera su brillo por cosas sin sentido, me senté en la parte más obscura de la alberca, meditando sobre cosas pasadas, mi sorpresa fue grande cuando la vi salir, mi bombón estaba triste, lo único bueno que esta vez traía una botella de licor y un paquete de cigarrillos, la vi sentarse y servirse una copa, no niego que tiene un cuerpo muy hermosos, y una cara de ángel aunque siempre la veo frustrada, no sé nada de su pasado, pero creo y siento la necesidad de estar al lado de ella, aunque para ser sincero, ella siempre llega donde yo me encuentro. La vi tomarse una copa tras otra y fumar como chimenea, sabía que le pasaba algo, y quería saberlo desde principio hasta el final, quería curar sus heridas y tener ese cuerpo entre mis brazos.





**

-Si tomas así, no recordaras nada mañana. —dijo mientras se acercaba hacía mi.



-Que haces, porque me sigues. – le dije mientras lo veía algo borroso.



-Yo, la verdad, que hace rato que estoy aquí. – dijo y señalo el lugar donde se encontraba.



-Entonces quiere decir ¿que yo te sigo? – indague.



-¿Puedo sentarme?—pregunto muy cordialmente.



-Siéntate, ¿quieres una copa o un cigarrillo? – pregunte.



-Una copa… no creo, ya que tengo muchas encima y cigarrillos… ya llevo mucho así que no – dijo y sonrió.



-Está bien – le dije y le di un último trago a mi copa.



-¿Qué te pasa?, siempre te veo tristes y sola – dijo recostándose en una de las bancas.



-Sabes no quiero hablar, y menos contigo – le dije y termine mi cigarrillo.



-Está bien, me voy –dijo mientras se ponía de pie



-No discúlpame, no quise decirte eso – dije mientras le tomaba de la mano y me puse de pie junto a él.



-Quedamos frente a frente, sus ojos eran hermosos, su mirada recorría todo mi cuerpo y mis senos se endurecían al sentir la respiración agitada, mi cuerpo quería tenerlo dentro y probar su ternura.



***



Sentí como sus mirada cambio, no tenia tristeza ni dolor, era una mirada de deseo, claro yo también la deseaba, quería probar todo su ser, me acerque de apoco a sus labios, su respiración me exigía acercarme mas y mas, mis manos tomaron su diminuta cintura y sus brazos radiaron mi cuello.



***



-¡Maldita zorra! – fue lo único que escuche y luego recuerdo haber caído a la piscina, que aunque soy una buena nadadora, esta vez me estaba ahogando, ya fuera por el licor o por el susto de que alguien me empujara. Sentí como alguien más se sumergía para buscarme en el fondo de la piscina.



-¿Qué te pasa? – pregunto Seiya desde la piscina cuando ya me tenía entre sus brazos



-Es que no te das cuenta, ella es una maldita perra. –reconocí es palabra, seguramente era Rei, Seiya y yo ya estábamos en la orilla, sus manos me sostenían firmemente.



-Cállate Rei, esto te costara una sanción. —dijo Mina, escuchaba poco, mi alma no regresaba por completo a mi cuerpo.



-Eso no me importa Mina. – grito Rei.



Logre reaccionar, me di cuenta que Seiya estaba empapada y comprendí que, quien me había salvado era él. Me levante furiosa y me acerque a Rei.



-¿Qué te pasa estúpida? – le grite a Rei, mientras la empuje por el pecho.



-A mí no me pasa nada, solo que odio que sean tan fácil, que seas una cualquiera – dijo Rei muy molesta



-No sé cuál es tu problema, es mi vida, y lo que haga no te debe de importar. –grite y camine hacia la salida.



-Seiya, aléjate de ella, no es buena, lastima al que la quiere. – grito Rei, vi como la mirada se Seiya había cambiado, estaba muy molesto.



-Gracias Rei por tu consejo, pero creo que debo de descubrirlo yo. –la mirada de Seiya era diferente al decir esas palabras.



Subí al curto, mi vida era una desgracia, soy fuerte pero no sé qué me pasa cuando estoy cerca de Seiya, creo que hasta me siento débil junto a él, deseo que me proteja. “No, no serena cálmate”. Luchaba por dentro, para contenerme y no llorar.



El fin de semana paso, Rei se mantuvo lejos de mi lo mas que pudo, el domingo a medio día salimos rumbo a la universidad, pase dejando a Mina a la universidad y luego me dirigí a la casa, después de la caída a la piscina no volví a ver a Seiya, claro yo me quede encerrada hasta hoy a medio día.



Llegue a la casa de mi madre, era domingo y era de esperarse el encontrar a mis hermanos junto a ella, entre y salude a medio mundo, y con un deje de desprecio salude a el esposo de mi mamá.



-Apareciste, después de tantas fiestas, es un honor volver a verte. – dijo Sepsuna, con su sonrisa sarcástica, ya sé de donde soy tan sarcástica.



-Pues, lamento no sentir el mismo gusto Sepsuna. – le dije y me acerque más a la sala.



-Serena ven siéntate. – dijo mamá.



-No mamá, solo vine a dejarte tu regalo y debo de irme. —le dije, Mamá estaba sentada al lado de su ahora esposo, la verdad que Tomoe no era malo, pero hay cosas que no pueden olvidarse.



A mi encuentro salió mi hermanita Hotaru, a penas de 3 años, es mi media hermana, la hija de Haruka también salió a mi encuentro, dicen que se parece mucho a mi, lo cual Haruka detesta, pero espero que cuando Rine sea grande sea diferente a mí, los hijos de Lita las gemelas Para-Para y Sere-Sere son muy pequeñas aun, pero son muy hermosas, está observando a mis bellas sobrinas, cuando Michiru interrumpió mi ternura.



-Espero que pronto te cases Serena y nos des sobrinos. –dijo la esposa de Haruka, Michiru.



-Pues no deseo casarme y mucho menos convertirme en una mantenida, así que gracias, pero creo que te quedaras con las ganas de ser tía por mi parte. – le dije y le entregue el regalo a mi madre.



-Hija gracias por tu regalo –mi madre se puso de pie y extendió sus brazos para abrasarme, Me acerque a mamá y me despedí de ella y de los niño, a los demás les dije solamente adiós a secas.



***



Era domingo ya en la noche debía acostarme temprano ya que los problemas me estaban absorbiendo demasiada memoria. Creo que para este tiempo mis problemas están rebalsando la copa, no sé por qué, hay cosas del pasado que me están atormentando hasta ahora, busco respuestas en los labios de los demás, pero eh aprendido que la respuesta está dentro de mí, pero ahora que tengo el arma no sé cómo utilizarla…



***



No la volví a ver esa noche y mucho menos el domingo, hoy quiero pedirle un favor. La vi caminar por los corredores de la universidad, que por suerte tenemos las clases de literatura, historia universal y psicología juntos. Así que mientras el licenciado hablaba sobre los grandes escritores del pasado, aproveche para hablar con bombón.



***



-Bombón, bombón – dijo Seiya picándome con el lápiz por la espalda.



-¿Qué quieres? – le dije molestas



-Pedirte un favor – dijo, me sorprende que aun me hable.



-Depende, no hago servicios sociales – dije y reí.



-No tonta –rio divertido –quiero que me acompañes – dijo halándome el pelo.



-De que me perdí, ya perdí la apuesta o ¿qué? – dije y sonreí



-No, ya quisieras, pero esta no será una cita, solo quiero que me enseñes un lugar. -- dijo



-Señores por favor, pongan atención o salgan de la clase. —dijo el profesor, a pesar de que estábamos sollozando el profesor no escucho.



-Disculpe licenciado – dijimos ambos al unisonó y sonreímos



Terminaron las clases y fui a buscar a Seiya, no sé que quería pero lo averiguaría.



-Seiya, Seiya – grite por el pasillo.



-Hola bombón, y ese milagro que me buscas – dijo él con una gran sonrisa.



-No te ilusiones, ¿qué es lo que querías? – pregunte a secas



-Ah sí, quiero que me acompañes, quiero comprar alguna cosa y como no conozco nada de aquí, pues creo que eres la indicada para enseñarme. – dijo muy seriamente.



-No puedo negarme, te debo un favor de todos modos – le dije y camine hacia las afuera de la universidad.



-ah sí, y que favor, no recuerdo haberte hecho alguno. – dijo él y camino tras mío.



-Pues me salvaste en la piscina, además no te hagas el modesto, y dime ¿a dónde quieres ir? – le dije sonriéndole, era de nuevo una sonrisa dedicada especialmente para él.



-Quiero comprarme un medio de transporte, y algunos útiles, además bombón, eso de la piscina lo hubiera hecho cualquiera, pero yo estaba más cerca. – dijo mientras palpaba mi cabeza.



-Está bien, hay lugares muy bueno para comprar automóviles. —dije mientras me alejaba de él, y pensando lo extraño que era.



-Bueno vámonos – dijo y me tomo del brazo.



En tu carro o en el mío – le dije y sonreí, es un chico muy confianzudo y le da igual el como yo lo trate.



-bombón tiene sentido del humor, eso no lo puedo creer. – dijo mientras se posaba frente a mí y me tomaba de los hombros.



-Vámonos tonto. —dije y reí como nunca.



Salimos a comprar lo que Seiya necesitaba, compro un carro eclipse rojo y una motocicleta Harrison, tiene muy buenos gustos, entramos a un centro comercial para comprar el resto de cosas que Seiya necesitaba.


Si se ha apagado la luz que alumbraba tu camino
Y éste se divide en dos,
Asómate a tu interior.
Uno te llevará donde tendrás poder si controlas tu
Mente,
El otro sólo irá hacia donde quieras tú y es el de tu corazón.
Y te sostendré la mano, no te dejaré caer,
Caminarás junto a mí donde el corazón te lleve
Ese será tu motor, tus piernas serán el motor.
Y te sostendré la mano, no te dejaré caer
Y andarás hacia donde el corazón te lleve, allí te
Espera mi voz ¡no te pares, sígueme!
Y si en tu camino dudas y la vida te distrae cierra los ojos sigue a tu
Corazón.





Gracias por leer, ah sí se pregunta qué es lo que encontraran de ultimo en cada capítulo, son canciones, poemas de mago de oz, mi grupo favorito y me encanta su mensaje.
avatar
Neo kou
Sailor StarLights
Sailor StarLights

Fecha de inscripción : 05/05/2011
Femenino
Edad : 27

El cantar de la luna oscura capitulo V

Mensaje por Neo kou el Vie 04 Nov 2011, 6:48 am

GRACIAS!!!! Por sus comentarios querida:

Wendykou

Princes kou

Bombon

Y mi amix stagrani



CAPITULO V



Estaba en busca de los útiles y libros que debía utilizar, cuando topamos con un tipo quizá 7 años mayor que nosotros, Serena se quedo fría y estética, no sabía que le pasaba, el tipo la vio y le tomo del brazo fuertemente, la llevo lejos de mí, ella lo veía con mucho miedo y quiso alejarse del, pero aunque el tipo no es más grande que yo, si es más grande que ella, y ella le teme, así que decidí acercarme



-¡Suéltame!, ¡déjame Darién!, ¿qué te pasa? – le grito ella mientras forcejeaba.



-Me las pagaras serena – dijo él mientras quería besarla.



-Bombón, ¿todo está bien? – pregunte cuando vi que el tipo estaba a punto de besarla.



-Que quieres, esta conversación es entre esta zorra y yo – dijo él, cosa que me molesto demasiado.



-Amigo, esta señorita está conmigo y lo que tiene que ver con ella, también tiene que ver conmigo – le dije y le tome del hombro a tipo para que la soltara.



-Déjame o llamare a la policía – dijo ella, mientras se posicionaba detrás mío como buscando protección y claro yo se la brinde, el tipo me vio con mucha ira, pero para ese entonces ya había gente a nuestro alrededor.



-Espero que esta zorra te dañe, como me daño a mí.-- dijo



-¡Oh! perdone pensé que usted era su padre – dije mientras le sonreí



-Cállate niño, ya te veré por los suelos y me reiré de ti – dijo el tipo mientras caminaba hacia el lado contrario de nosotros.



Es la primera vez que veo que serena se queda callada, en verdad le teme a este tipo. No sé porque, ni quien es pero no dejare que le haga daño.



-¡¡Vámonos Seiya!!. —dijo serena, mientras componía su blusa.



-Bombón ¿todo está bien? – pregunte y le abrace.



-Sí, debo de irme – dijo soltándose de mis brazos y caminando rápidamente.



-Espera, me debes una explicación – le dije, no sé por qué dije eso.



-No, no te debo nada – grito ella, al borde de las lagrimas.



-Bombón solo déjame ayudarte – le dije mientras tome su mano.



-No necesito ayuda de nada, ni nadie, ya tienes tu auto y lo que necesitas, así que ya sabes llegar a la universidad. – dijo y corrió hacia donde se encontraba su auto.



-Pero espérame, no puedes manejar en ese estado. –Pero bombón caminaba cada vez más rápido, y cuando la volví a tomar de la mano se volteo con sus ojos llenos de lágrimas.



-Yo manejo como se me da la gana, Aléjate de mí y hazlo pronto antes de que te mienta, aléjate de mí, ya no debo verte. —dijo ella



-Pero bombón, eso lo decido yo – le dije mientras quise abrasarla.



-¡¡¡Lárgate!!! – grito ella y me empujo.



***



Corrí hacia el automóvil, subí rápidamente, vi de reojo como Seiya se quedo parado desconcertado al verme partir de esa manera, arranque el motor y puse en marcha el auto, me aleje lo más rápido posible, tenía miedo, Darién había salido de la cárcel y yo me sentía más sola que nunca. No podía confiar en nadie y Seiya me confundía. Llegue hasta mi habitación y me metí a la cama, no quería saber nada de nada.



-Serena, el viernes es la inauguración del salón B, y el rector quiere hablar contigo al igual que Amy. —dijo Mina acercándose a mi cama.



-¡¡Diles que estoy muerta!!. – grite.



-Serena, sabes que debes seguir adelante, ya olvida tu pasado. – dijo Mina y me quito las sabanas que me cubrían.



-Mina el pasado me persigue, ¡¡el pasado estuvo hoy frente a mí!!. —le grite mientras peleaba por las sabanas.



-¿Qué quieres decir? – dijo Mina sentándose al borde de la cama.



-Darién salió, ya salió ese infeliz – dije y ella me abrazo.



-Serena debes de asumir la responsabilidad que tú también tuviste en esa relación – dijo Mina, Mina solo abría la boca para hacerme ver la realidad.



-Sí, ¡pero el esta enfermos de la cabeza! -- grite



-Sí y tú debes de superarlo, seguir serena, y si el pasado te persigue, no serán más que sombras. – dijo Mina y me solté de su protección.



-¡Déjame sola! –dije ya más tranquila



Mina salió de la habitación, dese el lumbral de la puerta volteo a verme y sonrió, cerrando tras de sí la puerta, me acerque a la gaveta del tocador, saque de allí aquel cigarrillo que da risa, lo encendí, mis manos temblaban al recordar partes negras de mi pasado, habían veces que ese cigarrillo era el único que me lograba tranquilizar.



*****



Durante la semana hice mi trabajo, Mina y el cigarrillo me hacían ver lo que en ocasiones olvidaba.



No puede ver a Seiya, a pesar de las tres clases que tomábamos juntos, lo ignore totalmente, tenía mucha pena y no sé por qué jamás me importo lo que dicen de mí, es más, sé que es verdad, pero con Seiya era diferente, con el me sentía diferente.



El viernes llego, la inauguración del salón se celebro, luego de eso Mina invito a Yaten a la discoteca, a la cual íbamos casi todos los universitarios. Así que fuimos, claro esta vez iría sola, Mina llevaba pareja me dio gusto por ella, hacia días que salían juntos, hacían una linda pareja, el era un tanto serio pero ella lograba hacerlo sonreír, era el hombre perfecto que ella siempre había buscado.



Llegamos a la discoteca y Mina coqueteaba mientras bailar con su nuevo novio Yaten. Pero como era de esperarse Rei estaba en esa disco, claro ya estaba algo tomada. Mi celular había iniciado a sonar desde que salí de la habitación y hasta ahora no dejaba de sonar, no conteste ya que era mi hermano, así que al final decidió mandarme un mensaje que decía: “Serena, necesito que trabajes, ya no pagare mas tus estudios y nada de nada”, lo termine de leer y cerré mi celular, siempre eran las mismas amenazas, yo trabajaría pero ellos tienen la obligación de mantenerme, ya que de la herencia que dejo mi padre, a mi me toca el 50% y a ellos 3 el 50% dividido, así que era la mayoritaria en la herencia, pero claro Haruka tenía que administrar mi herencia hasta el día que yo cumpliera 25 años.



Estaba pensando sobre qué sería de mi futuro, era algo que no me quitaba el sueño pero muchas veces pensaba en ello, tome una cerveza bien fría, me había propuesto no embriagarme esta vez, ya que no me gustaba olvidar lo que en estado etílico hacia.



-¿Quieres bailar? – esa voz, de nuevo esa voz. Voltea ver y era Seiya, estaba invitándome a bailar, en esta hora que eh estado sentada, has venido chicos a sacarme bailar y yo solo lo esperaba a él, era como si supiera que él llegaría.



-¿Porque me vez así?, ¿está bien? o ¿ya tomaste mucho bombón?



-No, eres un idiota. – le dije, volteando mi rostro, de su mirada sensual.



-Pues este idiota quiere bailar contigo y ¿tú? – pregunto él, tomándome de la mano, gesto que hizo que un escalofríos recorriera todo mi cuerpo.



Sonreí no sabía que tenía Seiya Kou, pero me hacia sonreír demasiado y eso no era bueno. Pero acepte la invitación, me puse de pie, y tomada de su mano camine hasta la pista de baile. Llegamos a la pista, bailamos y Seiya baila muy bien, se mueve sexi, y me sorprende que baile todo tipo de música, es un chico muy sexi y esos ojos me matan. La música cambio de ritmo, inicio un ritmo muy calmado, así que sin dudarlo, el poso sus manos alrededor de mi cintura y yo pose mis manos sobre sus hombros, nuestras miradas se cruzaban y con el movimiento lento de la música nuestros labios se fundieron en uno.



***



Bombón me hace sentir lo que hace mucho eh querido olvidar, no sé que me hace estar a su lado, siento que debo de estar a su lado, deseo estar a su lado, me gusta lo sexi que se mueve en la pista de baile, mi cuerpo la desea como no se tienen idea, me odio por eso, ella es una chica que necesita ayuda y yo se la quiero dar, que irónico, vine queriendo salir de mis propios problema y me meto a mas.



**



Las luces de la discoteca se apagaron, no sé qué paso, pero siento como unas manos rosan mis caderas y tocan mis pechos, me excita, pero reconozco esas manos, intento alejarme de él, pero la bulla de la gente que quiere salir y los que están amontonados no me dejan escapar.



**



-Bombón, bombón ¿estás bien? – pregunte, la tome de la mano, pero ella forcejeaba, no entendía por qué, quizá, sintió que lo que acaba de pasar fue un error.



****



-Seiya, Sei… – no pude gritar las manos taparon mi boca, y con la otras seguían tocándome, las luces regresaron y vi a Rei parada frente al escenario y a Darién rodeándome con una de sus manos y posando otra en mis senos.



Seiya me veía sorprendido, yo que nunca había llorado frente a nadie, esta vez vieron la Serena que en realidad era. Darién me giro y me beso, mientras Rei decía por el micrófono:

“vean a esa zorra”



*****



No sé porque lo hice, pero intuí que esto era una trampa, así que me enfurecí y me acerqué hacia bombón y ese señor, y le proporcione una buena manada en el rostro librando a serena de sus manos.



-¡¡¡No te vuelvas a acercar a ella!!! – amenace.



-Que te crees niño – dijo el tipo desde el suelo, limpiándose la sangre que brotaba de su labio inferior.



*****

Darién se levanto del suelo y le lanzo una patada Seiya, pero Seiya tiene mucha agilidad y esquivo, Darién callo de nuevo al suelo, así que Seiya trato de alejarse, pero Darién se lo impidió posando su mano sobre el hombro de Seiya y lanzo una manada la cual roso la mejía de Seiya, a lo cual Seiya reacciono y le suministro una patada en el pecho, Seiya pelea como un ninja. La policía llego y todos escaparon excepto Darién y Seiya y bueno yo, la policía nos llevo a la cárcel, debíamos pagar la fianza para poder salir.



La mañana siguiente vi como la policía se acercaba junto a un hombre corpulento, lo reconocí hasta que estaba frente a mí, sus ojos estaban llenos de furia, baje la mirada al darme cuenta que era mi hermanos Haruka.



-¿Qué te pasa serena? –pregunto Haruka muy molesto, mientras subíamos al automóvil.



-A mi nada, fue casualidad, fui a bailar, se fue la luz, y luego empezaron a pelar y llego la… -- intente decir, pero claro como siempre, yo no podía hablar o bueno, no me dejaban hablar.



-¡Cállate!, se que Darién estaba allí, ¿¡qué te pasa!? ¿Te gusta el peligro? – pregunto Haruka, sosteniendo fuertemente el volante, y lanzándome una mirada con mucha ira.



-¡No! yo no hice nada, el me ataco y mi amigo ¡me defendió! – le dije, con mis ojos llenos de lagrima, últimamente me quebraba muy fácil.



-Ya me canse de ti serena – dijo Haruka, poniendo en marcha el automóvil.



-Pues ya soy mayor, así que no te preocupes. – le dije y me recosté en el sillón, posando mi mirada en la ventanilla.



-Te quitare todo y paliare la herencia de mi padre. – dijo Haruka, muy seriamente.



-Inténtalo, Haruka, es tu decisión, bájame aquí – le dije, intentando abrir la puerta.



-¡No! – grito él, su intención era llevarme a casa de mi madre.



-Me tirare del carro – le dije posando mi mano en la manecilla



-¿Estás loca?, ¿qué te pasa? – dijo Haruka presionando el acelerador.



-Déjame en paz, para el auto, quiero bajar – grite y me puse a llorar



-¡No!, y vamos a casa. – dijo Haruka, cambiando su rostro por uno más suave.



No quería irme a casa, debía sacar a Seiya de ese lugar, pero Haruka no me dejo bajar y aunque quise bajarme del automóvil la llave era automática y así que no pude bajar.



El fin de semana la pase encerrada en la casa de mi madre, no baje para nada, bueno hasta el domingo en la noche que lleve a mi hermanita a McDonald’s, mi madre vive en la antigua capital de esta ciudad, todo aquí debe de construirse chapada a la antigua, es muy lindo el lugar, es muy tranquilo ya que no se permite la bulla de las bocinas del automóvil, las calles son anchas y hay muchos árboles que adornan la cuidad, faros que la ilumina y fuentes que son mis preferidas.



Salí a caminar con mi hermanita, no dejaba de pensar en Seiya, no sé cómo estará mañana y como se sentirá en este país. Iba pensando en eso y mi hermanito estaba jugando con esos muñecos que salen en las cajitas de McDonald’s, corría por el parque feliz y yo me acercaba a la fuente de las sirenas, es mi prefería, si yo hubiera existido en la mitología griega hubiese querido ser una sirena, mi mirada se perdió en este lugar, escuché la risa de mi hermanita y seguí caminando alrededor de la fuente.

Se despertó a medianoche a mirar
Si el reflejo del agua podía encontrar
Aquella risa que un día mudó
Y, por segunda piel, de soledad se vistió.

Buscó respuesta en el aire,
Mientras el mar le arropó.
Pidió ayuda a su estrella,
Que le abandonó,
Pues olvidó llorar.

Llorar es purgar la pena,
Deshidratar todo el miedo que hay en ti,
Es sudar la angustia que te llena,
Es llover tristeza para poder ser feliz.

Cierra los ojos, abre el corazón,
Y aprende a ver con los ojos del alma
Le hablaba el viento, le hablaba una flor,
Con la cadencia que tiene un susurro de amor.

Deja salir los fantasmas
Que amargos besos dan,
A cambio de tus silencios,
Acopio de ansiedad,
Mutilada Paz.


Que llueva tristeza al llorar,
Y que sacie la amargura su sed.
Las lágrimas son el jabón
Que limpia de penas tu piel.
avatar
Neo kou
Sailor StarLights
Sailor StarLights

Fecha de inscripción : 05/05/2011
Femenino
Edad : 27

Re: El cantar de la luna oscura s/s pff

Mensaje por Neo kou el Vie 04 Nov 2011, 6:50 am

CAPITULO VI



Estaba un chico sentado junto a la fuente, fumando un cigarrillo su perfil se me hacía muy conocido.



*****



-Creo que nos gustan las mismas cosas bombón –antes de verlo por completo y al escuchar su voz termine de reconocerlo.



-¿Seiya? – pregunte con una sonrisa leve en mi rostro.



-¿Qué haces aquí? –pregunto, mientras se ponía de pie.



-Aquí viven mi madre y tú ¿qué haces?, ¿pensé que estaría en la cárcel? –camine para quedar frente a él.



-No, salí ayer en la maña, ya sabes padres influyentes – dijo, mientras machacaba la colilla del cigarrillo con su pie.



-Si te entiendo, pero que haces en esta ciudad –le dije, mientras volteaba a ver donde se encontraba mi hermanita, jugando con su nuevo juguete.



-Aquí viven mis padres también –dijo y sonrió



-No lo sabía, ¿quiénes son tus padres? – le pregunte mientras me sentaba en la orilla de la fuente de las sirenas junto a él.



-El embajador de Japón —dijo y le dio inicio a un nuevo cigarrillo.



-Ya veo –dije, Seiya no era cualquier chico, era alguien importante, pero no parece de los chicos que viajan con sus padres, para acceder a venir a otro país tuvo que haber pasado algo



-Y ¿quiénes son tus padres? -- pregunto



-Pues los fundadores de todas los supermercados Tsukino de este lugar –gire de nuevo mi vista, Hotaru venia corriendo hacia nosotros.



-Sere, ya me quiero ir –indico mi hermanita halándome de la mano.



-Hola pequeña, quien eres – pregunto Seiya, apagando el cigarrillo y dándole una tierna sonrisa a mi Hotaru.



-Es mi hermanita, salimos a comer y vamos de regreso a casa, pero antes de irme quería venir a ver esta fuente, pues me encantan. – dije, si dejar que Hotaru contestara la pregunta.



-es sorprendente, Serena Tsukino, ¡tiene sentido del humor! y ¡sentimientos!, tu sí que me sorprendes bombón –dijo y sonrió, Sonreí ante su sarcasmo, siempre salía con más de algo, así que empecé a caminar y como a 7 pasos lejos de él voltea a verlo



-“Gracias por lo de anoche” –grite de lejos, sus mirada fue seria, algo nuevo en el, luego hizo un saludo como marinero y sonrió.



-Me debes una –dijo mientras se ponía de pie y camina en dirección contraria.



-Tú sí que eres raro –grite y seguí caminando.



-No más que tu bombón, no más que tu –dijo sonriendo y siguió caminando.



Llegue a casa Sepsuna me estaba esperando y en cuanto entre el pleito inicio.



-Madre no sé cómo le confía a Serena la vida de Hotaru, apenas y puede con la de ella –Sepsuna a veces decía estupideces, mi madre solo se acerco y abraso a Hotaru



-Cállate Sepsuna, y ocúpate de tu vida, es mas ve con tu esposo, ¡ups! perdón no recordaba que él te abandono – le dije a Sepsuna mientras subía las escaleras y me burlaba de ella.



-Cállate estúpida –grito y se apresuro a llegar a la cocina.



-No te enojes, solo quería que te rieras un poco –grite desde el último escalón.



-Por favor serena y Sepsuna, no es el momento de pelear –Dijo mamá, termine de llegar a mi cuarto y me recosté en la cama, lo que no entiendo es, el por qué no dejo de pensar en Seiya, es tan guapo y sensual, no, no, no, eso no debe de estar dentro de mis pensamientos.



*****



-Seiya, tu hermano llamo, dice que pronto vendrá de visita, así que espero que te desocupes un poco y vengas a visitarnos más seguido, y no solo las veces que tenga que sacarte de la cárcel –mi padre era duro, pero lo mas sorpréndete es saber que Mamoru vendría a casa y la pregunta era, ¿vendrá solo o acompañado?



-Claro papá, pero sabes que tengo que ponerme al corriente en los estudios, así que no prometo nada. -- Subí a mi habitación, mi hermano Mamoru pronto llegaría a la casa, así que era mejor que me alejara de esta situación.



Llego el día lunes, subí a mi auto y me dirigía hacia la universidad, está bastante lejos de donde me encuentro y me sorprende ver a Serena en la estación de buses, seguramente ella fue traída en otro automóvil así que el de ella lo dejo en la universidad. Me acerque hacia donde ella estaba parada, baje los vidrios del copiloto.



*****



-¿Te llevo? – pregunto la voz que me tranquiliza noche a noche.



-Veo que me estas siguiendo – dije viendo hacia otro lado al darme cuenta que Seiya estaba estacionado frente a mí, cada día me sorprende mas sus acciones, es tan distinto a todos los chicos que eh conocido, y si que eh conocido muchos, pero Seiya, es sumamente especia.



-yo para nada bombón—sonrió bajo del automóvil para abrir la puerta.



-Bueno si es así entonces acepto el viaje –dije con una enorme sonrisa y me subí a su automóvil. La noche anterior no había podido dejar de pensar en él y esta mañana lo encuentro, es muy guapo, y como cosa rara es el único chico que ha pasado días junto a mí y no me ha propuesto nada, cualquiera en su lugar ya se me hubiera declarado y el creo que solo le basta con molestarme.



-Estas bien bombón, veo que estas metida en problemas. –dijo observándome reojo. Sus palabras me hicieron salir del transe, vi como sus ojos azules iluminaban mi rostro.



-¿Qué me ves? –pregunte, volteando mi rostro hacia la ventanilla.



-Veo que estas muy callada y eso me sorprende – dijo Seiya, bajando la velocidad del automóvil.



-A mí no me sorprendes que seas un tonto –dije y me incorpore en el haciendo.



-Bombón, quiero que me des una explicación. – dijo con un rostro muy serio y observándome con ternura.



-No quiero hablar Seiya, y mucho menos contigo – le dije muy seriamente.



-Pero, solo quiero saber… – dijo el sin poder terminar la frase ya que no se lo permití.



-Es mejor así, es mejor que no sepas mas de mi, y si no quieres salir lastimando, aléjate, aléjate de mí – le dije mientras él se estacionaba cerca de una gasolinera.



-Bueno, pero solo quiero saber el por qué no tienes tu automóvil. – dijo él y sonrió.



Sonreí ante su pregunta, yo toda misteriosa y el solo tenía una curiosidad sobre mi auto, creo que es demasiado raro, me le quede observando, tenía muchas ganas de probar de nuevo esos labio, su mirada inocente y sensual me hacia vibrar.



Nuestra miradas seguían en armonía, con el automóvil estacionado y el aire soplando en nuestros rostros, nuestros labios y cuerpos solo querían una cosa, y poco a poco nos fuimos acernado el uno al otro hasta que nuestros labios se fundieron y nuestras almas se convirtieron en una. Estando justamente en el beso, junto a nosotros paso un autobús y bocino, el susto hizo que nos separáramos y regresáramos a la realidad.



-Lo deje en la universidad, mi hermano no dejo que lo fuera a traer –ya no dijimos mas, y retomamos el camino



Llegamos a la universidad, Mina me estaba esperando y como siempre estaba asustada



-Serena tonta, como te desapareces el fin de semana y no me avisas, si no es por mis padres no me entero de nada, bueno sabia que te habías ido presa, pero no que no me llamarías todo el fin de semana, que no sabe que me pongo muy… -Mina hacia escándalo por cada cosa



-Ya mina, ya estoy aquí, tranquila –me senté sobre la cama a revisar los libros.



-Lo siento Serena, pero me preocupas –Mina se sentó a la par mía y sonrió



-No digas eso, estas peor que mi madre –me levante de su lado y saque unos libros de la gaveta



-Bueno, pero recuerda que se acerca la primavera y debemos de organizar, las fiestas, además el rector te está buscando, solo vino y empezó… -- explicaba Mina, pero no estaba de humor como para escucharla.



-Gracias Mina, gracias, nos vemos luego está bien –dije y camine hacia el lado contrario de donde había venido.



-Está bien Sere, cuídate nena –Mina susurro de tras de mí, sin voltear a verla camine hacia la rectoría, sabía que habían problemas y claro el primer problema fue la queja de Amy.



-¿Se puede? –sabia que me reprenderían, pero mi vida estaba al borde de la locura.



-Pasa Serena –la voz grave el rector me hizo regresar a la realidad.



-Señor rector, buenos días –no tenía nada para decirle.



-Buenos días serena, siéntate –su seriedad me asustaba.



-Supe que me andaba buscando –dije tomando el lapicero de su escritorio.



-Serena, Amy vino, dice que te paso un reporte sobre unos telescopios –ah se me había olvidado ese reporte, ahora venia el regaño.



-Sí señor, lo que pasa es que eh estado muy ocupada –que mas podía decir, muchas tareas… mala idea, bueno algo se me ocurriría.



-Ocupada, ¿estás segura? –bueno esa su pregunta me asusta



-Si –asenté con mi cabeza también



-Serena, tienes responsabilidades con tus compañeros, así que es mejor que les pongas más atención –el no me quitaba la mirada, así que sonreí y me levante rápidamente de la silla.



-No volverá a pasar señor –grite triunfante, camine hacia la salida.



-Eso espero, en dos años es la primera queja, pero sabes que no nos podemos dar el lujo de fallar –lo sabía, pero mis problemas personales me han absorbido demasiado.



-Claro señor, con permiso –salí de la oficina, cerré la puerta tras de mí, sacudí mi cabeza y camine hacia mi primer clase.



Como era de esperarse todos me veían por lo que había pasado el viernes en la noche y como siempre los ignoraba, después de mi tercera clase saque mi cuaderno de dibujo del loquer y camine hacia mi árbol favorito. Me senté a dibujar, pero no me salía ningún dibujo, el único que puede hacer fue el retrato de Seiya, me odie por eso.



-Qué lindo retrato, no pudiste haber escogido un rostro más perfecto que este –dijo una voz que salía tras el árbol, mientras señalaba su rostro.



-Veo que eres muy vanidoso –dije mientras cerraba el cuaderno.



-Para nada bombo, y dime que hace aquí –Seiya se sentó junto a mi



-Distrayéndome, tengo tantas cosas en la cabeza y debo de sacarlas –pose mis manos sobre mis piernas aferrándome a ellas.



-Inicia a desacerté de algunas –tomo una de mis manos y sonrió



-No creo que pueda, es demasiado difícil y además hay cosas que no se pueden olvidar –solté mi mano de él y observe el cielo.



*****

No sé qué le pasa a bombón, es muy misteriosa y eso me intriga, quiero saber que pasa y quiero ayudarla pero no sé como si yo estoy peor que ella.



-Serena –grito Mina, mientras corría hacia donde nosotros



-¿Qué pasa, Mina? – pregunte poniéndome rápidamente de pie.



-No es nada, solo necesito que me digas de qué color se adornara, la primavera –Mina era demasiado trabajadora



-Sera a votación, reúne a las líderes de los clubes y decidiremos –dije sentándome en el acto



-Esa bien nena, cuídate y siempre con cuidado – dijo Mina y me giño el ojo de nuevo, ahora sabia a que se refería, ella piensa que Seiya y yo estamos junto.



La reunión se hizo en las mesas del campus central, estábamos todas sentadas y discutiendo los adornos, el color y la música que se pondría en la noche del baile de primavera. Rei estaba presente y como cosa rara no había discutido conmigo ni un momento, quizá su hermano seguía en la cárcel o que se yo, pero me sentía muy cómoda al no tener que discutir con nadie, la reunión termino y fue una sorpresa ver a Seiya parado junto a la puerta, así que era cuestión de tiempo para que caerá rendido a mis pies, pero lo más sorprendente fue que no me esperaba a mi si no a Rei.



Rei lo beso, no podía creerlo, Seiya la tomo de la mano y se fueron juntos ¿A dónde?... yo no sé, pero en qué momento se habían hecho tan buenos amigos, que estaba pasando, pero… eso quería decir, que ya perdí la apuesta…


Sentada frente al mar
Buscando una estrella pasar
Las olas te dicen
Dame otra oportunidad

Llorando se abraza fuerte
Al primer beso que le dio
Un muñeco llora
Su sueño no se cumplió

Sus ojos se pierden lejos
Al primer día que conoció
La luna me ha dicho
Que una estrella dio su voz.

Cuando las alas del amor
Rocen tus labios y una flor
Amanezca una mañana en tu habitación

Sentada frente al mar
Viendo a su estrella descansar
La brisa acaricia su carita de cristal
Cuando las alas del amor
Rocen tus labios y una flor
Amanezca una mañana en tu habitación

Si sientes muy dentro de ti
En las entrañas una cálida voz
No la dejes escapar esta vez
Es la brisa
Brisa de Otoño
No la dejes escapar esta vez...
avatar
Neo kou
Sailor StarLights
Sailor StarLights

Fecha de inscripción : 05/05/2011
Femenino
Edad : 27

Re: El cantar de la luna oscura s/s pff

Mensaje por Neo kou el Vie 04 Nov 2011, 6:53 am

Bien chicas, aquí inicia el desenlace de esta mi historia, con la que he tardado meses, y este capítulo está dedicado a mi amix stagrani, me hace muy feliz, espero les guste y ahora si stgrani por aquí te quedaste jejeje.

CAPITULO 7



Me pase el día pensando en lo mismo creo que si en este momento me pasaran un parcial, no contestaría mas que “Seiya y Rei”, bueno, así que debía seguir mi vida, como lo tenía planeado, tenía que hacer que uno de los chicos de intercambio salieran conmigo, claro Seiya no contaba, las salidas con el habían sido pura casualidad, así que Yaten menos, ya era novio de mina, quedan Taiky y Andrew pero Taiky estaba con Amy y como Andrew estaba solo, fue mi única opción.



-Hola –me acerque a él en la cafetería



-Hola serena, que haces por aquí –Andrew se sorprendió al verme junto a el.



-Pues quería verte, hacia días que quería hablar contigo –no pude decir otra cosa, en la bienvenida y todo eso, no le había dirigido la palabra era obvio que se sorprendiera.



-¿Conmigo y eso? –se señalo con su dedo índice, mas sorprendido aun.



-Pues nada, solo quería conocerte mejor, quería ver que es lo que más te gusta y cosas así, siendo nuevo en la ciudad, creí que necesitarías ayuda –dije mientras me sentaba a su lado



-Me alagas serena, alguien como tu queriendo conocer a alguien como yo –Andrew sonrió y tomo de su bebida.



-Que tiene de malo, eres muy apuesto y seguramente ya tienes a muchas chicas a tus pies, las cuales deben de estar celosas porque estás hablando contigo –voltea ver, nadie en realidad nos veía.



-Gracias serena, pero créeme que no es así, me eh estado dedicando a los estudios, que no sé nada en realidad de nadie –dijo Andrew sonrojado.



-Ah, qué bueno, déjame ponerte al día –dije y tome su mano, sentí como su cuerpo se puso rígido.



-Gracias, quieres cenar mañana en la noche y así me pondrás al día –creí que jamás lo pediría.



-Está bien, mañana a las 7 está bien –no creí que fuera tan fácil encontrar una cita



-Como tú quieras Serena –Como era de esperarse Andrew es un facilón, mañana iremos a cenar y lo conoceré mejor, tiene unos ojos muy lindo y una sonrisa angelical, claro no se compara con la belleza de Seiya.



*****



Salí de la habitación, casi no puedo dormir, me gusta salir a ver las estrellas cuando esto pasa, respirar el aire frio de la noche, aprovechar la soledad y el silencio de la noche para pensar un poco, creo que pienso demasiado las cosa, pero las pesadillas de mi vida no me dejan dormir, iba caminando por los largos corredores de la universidad, llegue a la fuente de siempre, me senté, saque un cigarrillo, y pose mi vista hacia las estrellas. En eso estaba cuando…



-¿Qué haces? –esa voz me estremeció



-¿Por qué me asustas?, ¿¡que no ves que estoy viendo las estrellas!? –respondí su pregunta de mal humor.



-Oh en serio, que bien a mí también me encantan las estrellas –dijo el posando su hermosa vista sobre las estrellas.



-Si me doy cuenta, también las chicas enojonas –dije más tranquila, no quería que supiera que estoy molesta.



-¿Qué te pasa? –pregunto mientras me tomaba del brazo.



-A mi nada, ¿a ti si? –me puse de pie y me solté de su mano.



-No, a mi menos –dijo el quedándose parado frente a la fuente.



-Entonces todo bien – dije y camine sin voltear a verlo hacia mi habitación ya era noche y debía de levantarme temprano para terminar algunos trabajos pendiente.



*****



El martes paso volando, las 4 de la tarde había llegado, así que me apresure a salir de clase y me fui a mi habitación para bañarme y alistarme para ir a la cita con Andrew.



Nos fuimos en el automóvil de Andrew un auto muy bonito. Salinos de la universidad y nos dirigimos a la zona viva de esta ciudad, entramos a un restaurante muy fino y conversamos muy amenamente, pero luego una botella se convirtieron en dos, tres, cuatro y creo que ya estábamos mareados, así que decidimos irnos a casa, pero claro no podía desaprovechar la oportunidad de darle gusto a mi cuerpo, así que nos fuimos a la habitación de Andrew, el no compartía la habitación con ninguno ya que a sus padres no les gustaban.



Con el licor en nuestro cuerpo y el deseo encendido, le dimos rienda suelta a nuestro cuerpo, la noche llego a su clímax, la luz tenue entro por las ventanas de la habitación, un nuevo día había comenzado, era un día raro para mí, nunca me había sentido mal de pasar la noche con un chico, pero hoy me había despertado y me sentía como la mierda, y no dejaba de pasar por mi mente la sonrisa de Seiya, me vestí lo más rápido que pude sin despertar a Andrew, salí de la habitación, abrí la puerta con mucho cuidado, pero lo último que esperaba era ver a Seiya parado frente a la puerta de la habitación de Andrew.



-¿Estará Andrew? –pregunto, su mirada era fría



-Creo que sí, pero está dormido –dije terminando de colocar mi cabello.



-Dile que regresare más tarde – dijo él mientras me veía, con una mirada que me hacía sentir mal, que tenía ese chico, que había conocido en el que me hacía sentir diferente.



-Díselo tú, yo me largo –dije, camine lo más rápido que pude, una sorpresa mas, pasando por la habitación de Seiya la vi, era Rei saliendo de la habitación de Seiya, apresure el paso, no quería que Rei me viera.



Había veces que el dolor lo desquitaba con el licor y con chico, pero esta vez no sabía el por qué había estado con Andrew, es que a caso estoy sintiendo algo de lo que no estoy enterada.



Desde el miércoles en la mañana no eh visto a Seiya, se la pasa con Rei y Rei no me molesta, a Andrew no le eh hablado, a pesar de que llega a buscarme casi todos los días, y deja flores frente a mi puerta, no sé qué le pasa, pero creo que mal interpreto el que estuviéramos juntos, creo que pensó que esto sería algo serio.



Hoy es sábado y tendremos reunión en el club de presidentas, al llegar Rei me recibe con indiferencia no se qué le pasa, pero como esta reunión fue fuera de la universidad, bueno para ser exacta fue en la casa de Amy, Amy es hija de los 2 doctores más reconocidos en el país, habría una cena, pero no sabía que había que invitar a una pareja, y claro hace días que no veo a Mina, ya que esta tan ocupada con su noviazgo, no me entere de muchas cosa por estar metida en tanto problema.



Seiya estaba junto a Rei, reían como si se amaran, ¿o se aman?, bueno que me importa, era la única que estaba sola, así que me senté a leer una revista que tenia Amy en la sala..



-Bien falta alguien –pregunto Amy



-Si, dijo Rei, falta alguien ya viene en camino –que raro, bueno yo estoy completa, Buen para mí no faltaba nadie, pero mi supresa fue cuando Molly la presidenta del club de beisbol entro de la mano de Darién.



-Hola chicas –Molly entro sonriendo y saludando a medio mundo.



-Hola Molly, hola Darién –contestaron al unisonó los demás invitados.



Fui la única que no contesto al saludo, me quede estática, Darién seguía rondando mi vida, más que a los cuentos de terror, le tenía más terror a Darién, había vivido con él hace tiempo, cuando recién había entrado a la universidad y conocía de lo que era capaz.



-Tomen asiento –dijo Amy colocándolos a tan solo 2 lugares de mi, Mina estaba nerviosa, sabía que eran segundos los que nos dividían para explotar, nunca habíamos conseguido estar juntos en el mismo lugar. La cena siguió su curso, uno a uno de los invitados fueron terminando su platillo, yo apena iba por el primero la verdad que el hambre se me había ido.



La música romántica comenzó a sonar y las parejas comenzaron a bailar y como era de esperarse Darién parecía hacerle el amor a Molly a media pista, eso no me incomodaba pero no podía creer que Molly se prestara a ese juego. Y bueno Seiya y Rei bailaban como dos enamorado. Eso quizá si me molestaba.



Mina y Yaten se acercaron hacia donde yo me encontraba, Yaten me invito a bailar pero claro que no acepte, no permitiría que Mina se quedara sentada y mucho menos bailar con su pareja cuando todo el mundo sabía quién era yo. Así que evite comentarios y les dije que pronto me iría solo estaba esperando unos documentos que Amy me daría. Mina comprendió y se retiraron para seguir bailando.



-Que haces conejo tonto –esa voz, esa voz la tenia grabada en lo más profundo de mi ser.



-Lárgate idiota –le lance una mirada acecina sin ponerme de pie.



-Celosa –que le pasa a este tipo, celosa por él, eso me dio tanta risa, que no pude evitar reírme.



-no me hagas reír idiota, pervertido –me puse de pie y seguí riendo.



-Cállate, quieres ocasionar otra pelea, o miren la conejo esta sola –coneja, coneja ese apodo lo odia, el era un idiota.



-No estoy sola idiota –dije e intente seguir caminando



-Mira tú amiguito ahora está con mi hermanita –eso sí que me dolió, claro no se lo demostraría.



-Sabes que, deberías de buscar un trabajo y dedicarte a algo ya estas viejo, créeme me das lastima, enfermo –me aleje lo mas que pude de él, estábamos prácticamente solos en la sala, quería salir corriendo, pero no le demostraría miedo.



-Cállate imbécil –grito, voltea a verlo y reí con burla



-Oh al señor Chiba le duele la verdad –dije haciendo pucheros, pero para eso, Darién está parado frente a mí, aunque me daba miedo estar cerca de Darién no podía demostrárselo, trate de quitarlo de mi camino, ya que era necesario para poder salir.



-Quítate imbécil –grite al ver que no se movería.



-No conejito, hoy tú te irás conmigo – y tomo mi mano, quise zafarlo, pero sabía que él me arrastraría hasta la salida



-Déjala tonto – grito Mina mientras corría hacia donde me encontraba



-Cállate Mina, y quítate del camino, si no le diré a tus papis todo lo sé –Darién amenazo a Mina, era un cobarde



-Qué te pasa, porque la amenazas – dijo Yaten parándose frente a Mina.



-Quieres problemas amigo, se que a tus padres no les gustara que su angelito se meta en problemas –Yaten provenía de una familia a los cuales le importaban mucho el que dirán, así que evitaba siempre los problemas.



-Suéltame imbécil, ¡¡suéltame!! – gritaba mientras trataba de soltarme de su mano, no quería que mis amigos se metieran en problemas.



-Cállate perra, esta vez si me las pagaras –a diferencia de Mina y Yaten los demás estaban lo suficiente lejos como para poder escuchar o ver lo que en realidad estaba pasando.



-Llamare a mi hermanos, sabes que lo hare y te irás preso 6 meses o esta vez será mejor 10 años, mana, Yaten no se preocupen, este hombre, claro si se puede llamar hombre es solo un patán, no se preocupen –quería que ellos no tuvieran problemas por mi culpa.



-Cállate perra, me iré preso pero me las pagaras antes –para sacarme tendrá que pasar por la puerta, lamentablemente el estatus social en el que nos encontramos nos limita a actuar, las presidentas de los clubes no pueden hacer nada ya que al encontrarnos envueltas en problemas es seguro que salga en la prensa, bueno es lo que a ellas y a ellos les interés, claro eso no va conmigo jamás me eh preocupado de lo que se diga de mi en los periódicos. Y mucho menos de mi familia. Bueno eso quiere decir que estoy perdida



Darién logro sacarme de la casa, esta vez sí estaba asustada, no sabía qué hacer, ya había gritado, pataleado y hasta insultado, afuera logre arañarle la mejía pero lo único que conseguí fue una bofetada de su parte.



-Querida Princesa, esta noche sabrás quien soy –sus ojos reflejaban odio, ira, parecían ser tañidos de rojo



-No, ya lo sé imbécil, eres un animal, suéltame –forcejee, la bofetada que me había dado, aun me ardía, pero no había podido subirme al auto.



*****



No sabía qué hacer, lo único que sabía de ese chico era que era hermano de Rei, pero no me gustaba como trataba a bombón, no sé que era de ella, ya que siempre que le preguntaba ella me evadía, Rei no había querido contar nada, hasta este momento está bien todo, pero para que quería llevársela, Por estar lejos no había escuchado nada, pero logre ver que ella no quería irse con él.



-Seiya a dónde vas –Rei pregunto alterada, no podía explicar lo que llevo dentro



-Hacer lo que ninguno de ustedes cobarde hizo –grite, volteando a ver a todos aquellos que vieron la escena.



-Por alguien que no vale la pena –Rei grito a mis espaldas, voltea a verla.



-Como sea, nadie se merece lo que ese patán le está haciendo –dije, no quería tardar más.



-Ella si se merece, eso y más –no podía creer que una mujer piense de esa forma



-Yo no sé quien se merece nada de nada, pero si se que frente a mi nadie va a tratar mal a nadie –la última mirada que le lance fue de ira, salí tras de ellos. Vi como ese patán el golpeo, eso jamás se lo permitiría, aunque así fuera su padre.



Llegue justamente cuando trataba de meterla al automóvil, para ese entonces todos los que se encontraban en esa fiesta estaban parados en la puerta, hasta la música se había detenido y mi sangre quemaba mis venas.


Serena
Entre pétalos de rosas
Busqué su amor
Y encontré violencia
En lo que antes era una flor.

Le entregué mi cuerpo,
Él compró mi juventud
A cambio de
Partirme el alma en dos.

Dejé de esperar
Que el perfume de su voz
No destilara odio y alcohol,
Que sus golpes no
Dolieran.

Dime por qué no he tenido
Alguien que cuidará de mí
Y ahora que mi vida echó a dormir
Siento que apenas viví.


Seiya
Ven, toma mi mano y duerme.
Soñarás caricias sobre
Un lecho de cala y de Luz
Y perfumaré tu alma
Con gotas de paz y de amor.

Deja de llorar.
Abrázame, ya todo terminó.
Hoy la ternura
Peinará tu piel.
Sobre el arco iris hay
Alguien que te espera.

Deja que mimen tu boca
Los labios del amanecer
Que el susurro del dolor se irá
Y que arda en olvido, el ayer.

Que el placer duerma en tu pecho
Y con besos anude tu ser
Que la amargura hoy eche a volar.
Te espera otra flor, sígueme.

Despídete ya,
Se acaba el tiempo,
Ven hacia la luz.
No tengas miedo,
Él no volverá.
La eterna angustia será
Su Condena.
avatar
Invitado
Invitado

Re: El cantar de la luna oscura s/s pff

Mensaje por Invitado el Vie 04 Nov 2011, 8:57 am

ahhh no puede ser, todo eso a pasado que mal amix, wow quien se va resistir a seiya ni esa apretada de rei jajaja, ademas mi serena se equivoca buscando el amor donde jamas lo encontrara, vamos lo tiene en frente y no se da cuenta, ahhh que mal, ese darien si que es un patan, pero imagino que tambien fue alguien que sufrio aunque eso no justifica su trato, ah y esta serena no deberia de temerle tanto se doblega solo al verlo, mmm que pasara, seiya esta furioso, mmm bueno esperare tu proxima actualizacion amix, esta emcionante pero no me gusta que sufra tanto amix, bueno, es parte de la historia jajaja cuidae y hasta la proxima bye
avatar
Bombon87
Sailor Outher
Sailor Outher

Fecha de inscripción : 11/08/2011
Femenino
Edad : 30

Re: El cantar de la luna oscura s/s pff

Mensaje por Bombon87 el Vie 04 Nov 2011, 9:32 am

jajajaja interesante historia Neo pero debo confesarte que me quede en el CAPITULO V jejejejeje si que publicaste varios capis hoy wiiiiiiiiiii tendre buena tarea que hacer ¡¡¡ponerme a leer!!! jajajaja bueno no te digo actualiza pronto porque me faltan pero no me enojo si subes mas jajajajaja
avatar
Usagi13
Nuevo Aldeano
Nuevo Aldeano

Fecha de inscripción : 02/11/2011
Femenino
Edad : 35

Re: El cantar de la luna oscura s/s pff

Mensaje por Usagi13 el Vie 04 Nov 2011, 10:19 am

que maldito es ese darien maldito cobarde como le pega y nadie hace nada desgraciados y bueno aun no entiendo porque seiya esta con rei no se tengo mucha confusion y bueno ya es hora que nos digas que paso con ellos no??? me refiero a darien y serena que mal que darien aqui sea un total desgraciado maldito lo odio actualiza quiero maaaasss jejeje besos
avatar
Invitado
Invitado

Re: El cantar de la luna oscura s/s pff

Mensaje por Invitado el Vie 04 Nov 2011, 4:41 pm

amix esta genial estos capis que subiste, aunque claro no me parecio que darien le haya pegado a serena, y bueno yo tambien quiero saber porque seiya esta con la desabrida de rei??? jajaja espero el proximo capi ¿porque habra mas verdad? jejeje bye amix

Contenido patrocinado

Re: El cantar de la luna oscura s/s pff

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar 19 Sep 2017, 5:28 am